sábado, 24 de junho de 2017

¿Una iglesia más grande que el Vaticano? Existe, se encuentra en pleno África y éste es su origen

Miles de peregrinos acuden cada año a esta basílica

Su fundación estuvo bendecida por el papa Juan Pablo II
24 junio 2017


La basílica de Nôtre-Dame de la Paix se sitúa en  la pequeña ciudad de Yamusukro, en el centro de Costa de Marfil. Su enorme tamaño y su diseño le hacen parecerse enormemente a San Pedro. Todo aquel  turista o peregrino que se acerque a visitarla queda maravillado por su arquitectura  y grandiosidad.


Nació como todos los edificios emblemáticos, colocando la primera piedra en una ceremonia inaugural. Ocurrió el 2 de febrero de 1986 y fue depositada por el entonces presidente del país, Félix ­Houphouët-Boigny, y ya bendecida por el Papa Juan Pablo II en agosto de 1985. Los arquitectos y los 1.500 obreros africanos se pondrían manos a la obra cinco meses después y, desde entonces, solo serían necesarios tres años para terminarla.




A los guías turísticos que reciben cada año a los miles de peregrinos que pasan por la basílica de ­Yamusukro les encanta repetir cifras: una superficie de 130 hectáreas, una excavación de 800.000 metros cúbicos, unos cimientos constituidos de 156 perforaciones de 1,10 metros de diámetro y 30 metros de profundidad media, 169 escaleras… A alguien que no conozca sobre construcciones y arquitectura le están hablando en chino.



Hasta el mínimo detalle se ha tenido en cuenta
Sin embargo, tan solo el hecho de encontrarse en ese lugar mientras se les escucha recitar de memoria todos esos y otros números, algunos aparentemente tan solo anecdóticos, es la prueba más fehaciente de que lo que los guías tratan de mostrar al visitante es que están en una construcción inmensa e importante, donde hasta el mínimo detalle se ha tenido en cuenta.



Antes de entrar en la basílica lo que llama la atención son sus enormes jardines. Son simétricos, de estilo francés y están inspirados en los de Versalles, con dos diferencias: los de la basílica son más pequeños y no tienen fuentes. Al mismo tiempo, también atrae la mirada su cúpula, que se levanta a una altura de 158 metros, superando a la de San Pedro del Vaticano en 21 metros, y haciendo de esta basílica la más alta del mundo. Pero no solo eso, Nôtre-Dame de la Paix de Yamusukro es, además, la construcción religiosa católica más grande del mundo y posee la superficie más grande de vidrieras del planeta.



Lugar emblemático
Esta basílica debe su existencia a Félix Houphouët-Boigny. Padre de la independencia de Costa de Marfil y su presidente desde 1960 hasta su muerte en diciembre de 1993, quiso expresar con esta obra religiosa y arquitectónica “su fe y dar gracias a Dios en nombre de Costa de Marfil, considerada durante mucho tiempo un refugio de paz”, señala la página web oficial de la basílica.



Y es que, a pesar de que este país de África occidental ha vivido desde 2002 a 2011 una larga crisis política, el tiempo en que Houphouët-Boigny fue presidente se recuerda no solo próspero económicamente, sino pacífico gracias a su habilidad para el diálogo, así como su hospitalidad hacia todas las personas de los países vecinos que migraban a Costa de Marfil en busca de una oportunidad de mejorar su vida.


El presidente Félix Houphouët-Boigny

Houphouët-Boigny decidió edificar la basílica en Yamusukro debido a que era su lugar de nacimiento –y también lo fue de su muerte–, así como parte de su proyecto de trasladar la capital al centro del país, en lugar de mantenerla en el sur, donde se encontraba hasta entonces.

La capital administrativa de Costa de Marfil pasó de Abiyán a Yamusukro en 1983, dos años antes de colocar la primera piedra del templo. No obstante, actualmente es la quinta ciudad más poblada del país y Abiyán se mantiene como la principal ciudad y capital económica.

Este presidente confiará su proyecto a Pierre Fakhoury, arquitecto líbano-marfileño, diplomado en la Escuela de Arquitectura Saint-Luc de Tournai, en Bélgica. A raíz de esta edificación –conoció a Fakhoury a través de un amigo–, el ­arquitecto también fue el encargado de la construcción del Palacio Presidencial y de la Asamblea Nacional, para traspasar definitivamente la capital del país a Yamusukro.

Nôtre-Dame de la Paix fue realizada por 24 empresas nacionales e internacionales entre 1986 y 1989. Los materiales utilizados fueron locales pero también internacionales, muchos de ellos provenientes de la antigua colonia, Francia, con quien Houphouët-Boigny mantuvo siempre una estrecha relación. Pero también se traerían de otros rincones del mundo, como de Italia y España, de donde procedían los 700.000 metros cuadrados de suelo de mármol.

Interior de la basílica
Ingeniería ingeniosa
La forma en que se construyó la basílica tiene detalles verdade­ramente curiosos. Entre ellos se encuentra el ingenioso sistema de drenaje del agua de lluvia, por el cual esta se recoge y se encamina por conductos colocados en el interior de los pilares y permite abrir y cerrar las puertas de la basílica, que pesan dos toneladas.

Por otro lado, están los 7.000 asientos fijos de madera, acolchados con una tela roja y aterciopelada que tienen, además, unas almohadillas creadas no solo para decorar, sino también con la práctica utilidad de reducir el eco en el interior del templo. A pesar de tener esa cantidad de asientos, la basílica puede llegar a acoger a 18.000 fieles, instalando 11.000 sillas móviles más.

La basílica está llena de simbología. Desde las cuatro columnas que rodean la capilla central y representan los cuatro evangelistas, o las 12 columnas exteriores y las 12 vidrieras en la primera planta, que representan los 12 apóstoles –están escritos los nombres de cada uno–, pasando por la representación del Espíritu Santo en el centro de la cúpula.


La paz que se respira en esta basílica, los infinitos detalles de sus vidrieras, o la belleza que inspira en su conjunto invitan a quedarse allí durante horas y a volver en reiteradas ocasiones. Vidrieras que representan el nacimiento de Cristo, la Virgen María, la entrada de Jesús en Jerusalén o la Ascensión, entre otros.

Curiosidades de la basílica
Compuesta por cuatro capillas, la principal se ve de frente, al entrar, y otras dos más pequeñas se encuentran justo detrás. La cuarta, ubicada en el subsuelo, está dedicada al Santísimo Sacramento. En la actualidad son cuatro los sacerdotes que conforman el equipo pastoral de la basílica, dos polacos y dos marfileños.

La basílica también tiene anécdotas como la de la estatua de la Virgen que puede encontrarse en el lateral izquierdo de la capilla central. Un detalle: si te acercas parece triste y es que, según cuenta el guía, “el mensaje no es que no quiera acogerte, sino quesabe que vas a hablar con ella sobre tus problemas y está triste, al igual que tú. Sin embargo, cuando te alejas unos tres metros, la imagen sonríe porque te marchas satisfecho”.

Esta estatua fue esculpida a principios de los 90 por un prisionero de la ciudad de Bouaké. Según cuentan, se trataba de un musulmán que estando en la cárcel tuvo una revelación y se convirtió al cristianismo.


Otra anécdota viene de la mano de la vidriera más polémica de la basílica. En ella se encuentran, bajo un cocotero, varias personas postradas en el suelo a los pies de Jesucristo. Son muchos los que dicen que una de esas personas se parece a Houphouët-Boigny y que este habría osado incluirse entre los 12 apóstoles en esa vidriera.

Sin embargo, según narra el guía, no se trata de los apóstoles, sino de una escena en agradecimiento a todas las personas que formaron parte de la construcción, entre las que se incluye al presidente y, a su lado, el arquitecto Pierre Fakhoury, así como a los vidrieros y al resto de trabajadores.

Asimismo, el hecho de que estén bajo un cocotero hace referencia al terreno que ocupa hoy la basílica, que fue en su momento un terreno donde proliferaba este árbol. Por otro lado, en las pequeñas hojas dibujadas que bordean la escena se pueden encontrar también los nombres de todo el equipo que formó parte del proyecto.

Divinización de su promotor
Desde el principio, la construcción de la basílica no estuvo exenta de polémica. Son muchos los que se cuestionan la inversión que supuso la construcción –diversos portales en Internet elevan el coste hasta los 300 millones de dólares, mientras que otros lo dejan en solo 120 millones–, un asunto que el expresidente zanjó diciendo que había estado financiada con su fortuna personal.

Muchos marfileños, algunos de ellos pertenecientes a la diáspora que vienen de visita a su país, sin embargo, observan la basílica con el orgullo de tener en su tierra un templo al que peregrinan cristianos de África occidental, pero también de otros países del continente. Se sea detractor o admirador de esta obra arquitectónica dedicada al culto, es muy difícil negar que estamos ante un lugar hermoso y lleno de armonía donde el mensaje es uno: paz y amor.

Artículo publicado origiariamente en Mundo Negro por María Rodríguez

Muchas órdenes religiosas viajan a este lugar en peregrinación:



in


Según datos de Harvard y Virginia, los esposos que van a la iglesia son más felices y rompen menos

Los estudios encuentran una relación consistente

Fe y vida familiar se apoyan mutuamente.
24 junio 2017


Según una investigación científica realizada en la Universidad de Virginia (EE UU), los esposos que van a la iglesia juntos dicen ser “muy felices” o “extremadamente felices” nueve puntos porcentuales más que aquellos matrimonios que no van a la iglesia.  Los resultados obtenidos son similares en parejas de raza blanca, negra y latinos.


El estudio confirma el dicho popular de “Familia que reza unida, permanece unida”.Según la investigación académica, llevada a cabo con matrimonios estadounidenses blancos, latinos y negros, fe y vida familiar se apoyan mutuamente.


La investigación concluye que la práctica religiosa favorece la felicidad, una mayor estabilidad y un sentido más profundo del significado de la vida familiar, si los miembros de la familia –especialmente los esposos– comparten la misma fe.


El 80%, muy feliz
El estudio, dirigido por el profesor de Sociología W. Bradford Wilcox, muestra que el 80% de las parejas que están unidas en matrimonio religioso practicante se declara al menos “muy feliz”. Mientras que las parejas no religiosas que se declaran felices rondan el 70% de los matrimonios blancos, negros y latinos (ver gráfico).

En el eje vertical, porcentaje de parejas felices. En el horizontal, resultados por grupos (blancos, negros y latinos). En color marrón, parejas que no van a la iglesia. En azul, las que sí van.

Según la investigación de la Universidad de Virginia, una de las razones de estos resultados es que la fe promueve el compromiso de fidelidad conyugal. Otra de las causas es que casi la mitad de las parejas que asisten a la iglesia suelen establecer amistades con otros feligreses; y las parejas que tienen amigos compartidos en su iglesia suelen ser más felices que otras parejas. Esto es debido a que dichas amistades ofrecen modelos de relaciones felices y saludables, además de apoyo en momentos de dificultad. 

La oración en común ayuda
Por otra parte, los matrimonios en los que los dos cónyuges asisten a la iglesia responden que a menudo rezan juntos, lo cual también está relacionado con la felicidad. Otros estudios anteriores han demostrado que la oración ayuda a las parejas a lidiar con el estrés; les permite tener creencias compartidas y esperanzas para el futuro; y les ayuda a afrontar constructivamente los retos y problemas en su relación y en sus vidas. 

El profesor Wilcox ha dirigido la investigación.
W. Bradford Wilcox es profesor de Sociología en la Universidad de Virginia, director del National Marriage Project de dicha universidad, profesor visitante del American Enterprise Institute y miembro senior del Institute for Family Studies. Sus investigaciones académicas se han centrado en el matrimonio, la paternidad y la cohabitación. Es autor de numerosos libros, artículos científicos y colaboraciones para periódicos como The New York Times o The Wall Street Journal.

Menos divorcios entre personas practicantes
Disfrutar de un matrimonio feliz no elimina las probabilidades de divorcio, pero sí las reduce de forma significativa. Así se deduce de otra investigación, realizada por el profesor Tyler VanderWeele, de la Universidad de Harvard (EE UU).

Tras realizar un seguimiento de una muestra de miles de mujeres de mediana edad de Estados Unidos, VanderWeele concluyó que las mujeres que iban con regularidad a la iglesia tienen un 47% menos probabilidades de divorciarse que las mujeres que no suelen ir a la iglesia.

Otras investigaciones han llegado a conclusiones similares: la asistencia regular a la iglesia se asocia con una reducción de las tasas de divorcio de más del 30%.

El profesor VanderWeele ofreció cuatro pistas que explican por qué la práctica religiosa está ligada a menos divorcio:

1.    Las enseñanzas religiosas suelen explican que el matrimonio es algo sagrado, y que la boda genera un vínculo importante y perpetuo. Asistir a los servicios religiosos refuerza este mensaje.

2.    La moral religiosa censura el divorcio. Además, las tradiciones religiosas suelen tener enseñanzas claras contra el adulterio y la infidelidad conyugal, las cuales son una de las causas de los divorcios.

3.    Las enseñanzas religiosas a menudo ponen un gran énfasis en el amor y en dar prioridad a las necesidades de los demás, por encima de las propias. Esto también suele mejorar la calidad de la vida matrimonial y disminuir las probabilidades de divorcio.

4.    Con frecuencia, las instituciones religiosas proporcionan apoyo a las familias. Esto incluye actividades y lugares para que las familias se conozcan y construyan relaciones; programas para niños, acompañamiento prematrimonial y matrimonial, retiros y talleres enfocados en construir matrimonios sanos y felices.


in



Así fue cómo la masonería intentó por todos los medios ocultar y reprimir el mensaje de Fátima

Represión, presión a los videntes, silencio mediático...

Pese a los intentos de los masones, que ocupaban importantes cargos, el mensaje de Fátima llegó al mundo
24 junio 2017


El mensaje de Fátima, del que se cumplen justo ahora 100 años, alertaba de las consecuencias del comunismo. Pero en su momento hubo a quienes el mensaje que la Virgen dejó a los tres pastocillos y al mundo enterno tampoco gustó. Desde un principio, los masones intentaron silenciar y ocultar lo que ocurríó en Fátima aunque no lo consiguieron. Así lo relata Cari Filii News:

Desde comienzos del siglo XX, influían en Portugal corrientes políticas e ideológicas anticlericales vinculadas a logias masónicas que buscaban arrancar la fe del corazón de los habitantes, las apariciones de 1917 en Fátima se inscribieron en un clima político y social abiertamente anticatólico, tal y como cuenta Jean-Baptiste Noé en Aleteia.

Las represiones de las que fueron víctimas los católicos de Portugal se enmarcaban en un contexto europeo de anticlericalismo virulento y en el contexto portugués de una antigua lucha contra la Iglesia.

Podemos remontar el origen al marqués de Pombal (1699-1782), diplomático del rey, que se convirtió en primer ministro de José I.


Un espíritu laicista
Miembro de las logias masónicas portuguesas, se opuso a la Iglesia y a los jesuitas. Cabe destacar que tuvo que hacer frente al terremoto de Lisboa (1755) que destruyó casi toda la ciudad y provocó la muerte de más de 15.000 personas.


Para Pombal y los filósofos de la Ilustración, como Voltaire, este terremoto sirvió rápidamente como pretexto para demostrar la no existencia de Dios: ¿cómo habría podido permitir una catástrofe así? Aprovecha la reconstrucción de la capital para expulsar a los jesuitas y adueñarse de los bienes de la Iglesia.

El espíritu anticlerical se ancla así, poco a poco, en un Portugal por otro lado repleto de tradiciones religiosas, lo cual crea un extraño contraste con la gran piedad del mundo rural.

El viejo mundo cristiano golpeado por todas partes
La crisis vuelve a comienzos del siglo XX. Mientras que el Gobierno francés toma medidas contra los católicos (expulsando congregaciones religiosas), Portugal empieza a conocer una gran agitación política.

El rey Carlos I y el heredero de la corona son asesinados en 1908, Manuel II es expulsado en 1919 y se proclama una república laica y anticristiana, bajo el modelo de la República francesa –la de 1905– valiéndose de sus leyes anticlericales recién adoptadas por el Gobierno.

Los miembros del ejecutivo portugués pertenecen casi todos a logias masónicas y están decididos a enfrentarse frontalmente contra la Iglesia. Y este asalto no se observa solo en Portugal; el viejo mundo cristiano es golpeado desde todos los puntos cardinales: Francia, Italia, España y México, con modalidades y aplicaciones diferentes.

El peligro de las apariciones
Las apariciones marianas de los pastores suenan como una alarma, ya que reviven el fervor popular que el Gobierno intenta reprimir y recuerdan al pueblo sus raíces cristianas. La prensa local y nacional silencia la noticia y luego la desacredita cuando se extiende masivamente y empiezan a afluir los peregrinos.


Las autoridades masónicas vieron un grave peligro para sus intereses las apariciones de Fátima, que atrajeron al lugar a miles de personas pese a la campaña propagandística contra los pastorcitos[/caption]

Dada la avalancha de críticas contra la menor manifestación pública de la fe cristiana, casi no extraña el encarcelamiento de los videntes en el mes de agosto de 1917.

El administrador de Vila Nova de Ourém, Artur de Oliveira Santos, es un notorio anticlerical y también “hijo de la viuda”. Evidentemente, no puede soportar que en un territorio bajo su jurisdicción tengan lugar unas apariciones y un renacer de esa fe deshonrosa. No puede permanecer inmóvil ante el riesgo de perder su puesto.


Los videntes amenazados de muerte
Santos exige ver a los niños el 11 de agosto, lo cual obliga a los padres de los jóvenes videntes a desplazarse de Fátima a Vila Nova. El interrogatorio es violento. Oliveira Santos amenaza por turnos a los pastorcitos con hacerlos hervir para que revelen los secretos de las apariciones.

El 13 de agosto se desarrolla un nuevo interrogatorio en casa del cura, en presencia del administrador, que quiere evitar que los niños vuelvan al campo. Después del interrogatorio, obliga a los niños a montar en su coche para ir Cova da Iria pero, antes de llegar, cambia de dirección y se dirige a su casa en Vila Nova. Llegados al domicilio de Santos, hace bajar a los niños y los encierra ¡en su propia casa!



La fuerte presión a los videntes
Los interrogatorios se reinician hasta que los niños son llevados a la prisión pública, para prolongar la presión psicológica a la que les somete el funcionario.

Intentaba así hacerles decir que las apariciones no eran más que una burla. Los niños no dijeron nada y no revelaron ningún secreto, lo cual sacó al administrador de sus casillas.

La multitud se impacienta también en el lugar de las apariciones y comienza a manifestarse. El pueblo estaba del lado de los videntes, así que Oliveira Santos los libera el 15 de agosto.

Este encarcelamiento no impide la aparición del 13 de agosto y los fenómenos inexplicables que presenciaron miles de personas, dos meses antes de la “danza del sol”, de la que fue testigo una multitud más impresionante todavía. Así se puso en jaque a la política anticlerical de las personalidades de la región.

in



Os balões não subiram...

A antecipação em nove dias da Fase Charlie, a mais crítica do combate aos incêndios florestais, determinou que os balões não subissem na noite de S. João. Ainda assim, o santo popular deu argumento à festa e à devoção. No Porto, em Braga, mas também pelo sul do país, são diversos os lugares onde a festa se faz em nome deste santo de cordeirinho ao colo.
Intervenções do Cardeal Gianfranco Ravasi e Alfredo Teixeira encerram hoje o Congresso Internacional Pensar Fátima. Durante quatro dias esteve em análise o impacto religioso e sociocultural que o fenómeno das aparições e a mensagem de Fátima despertou em Portugal e pelo mundo.
Hoje, na Diocese de Évora, os que se preparam para o diaconado permanente têm um dia de encontro e de reflexão com o seu bispo, D. José Alves.
Bom dia
Henrique Matos


sexta-feira, 23 de junho de 2017

Folha Paroquial de S. José de 25 de junho de 2017




Jornada sobre barreiras no acesso à cultura


Caros colegas da Região do Alentejo Litoral,

Em Fevereiro passado informámo-vos da realização de uma jornada que tem o apoio da Fundação Calouste Gulbenkian que irá promover uma reflexão sobre as motivações e barreiras à participação cultural. Alguns de vós já fizeram a pré-inscrição. 

A data e o local da jornada estão agora confirmados: Cineteatro Grandolense (Grândola), a 9 de Outubro.

A participação é gratuita e as inscrições ainda estão abertas
  • Se já enviou a sua pré-inscrição, não precisa de voltar a preencher o formulário. Se tiver dúvidas, basta contactar-nos.
  • Os interessados em participar, que ainda não se inscreveram, deverão fazê-lo através deste formulário online.

Qual o objectivo desta jornada?
A jornada tem como objectivo alimentar a reflexão dos profissionais da cultura acerca das questões de acesso aos espaços e à oferta cultural. Como agentes culturais, precisamos de ter uma visão mais holística do que constitui ‘acessibilidade’ e uma maior consciência em relação ao que falta fazer quanto ao acesso físico, mas também quanto aos acessos social e intelectual, igualmente significativos.

Qual será o programa da jornada?
A jornada terá a duração de 6 horas (9:30 às 12:30 e 14:00 às 17:00) e será dividida em duas partes:
  1. Enquadramento sobre as motivações das pessoas e as barreiras no acesso à cultura (físicas, sociais e intelectuais), ilustrado com vários casos (nacionais e estrangeiros) que possam servir de inspiração.
  2. Debate com todos os participantes.

A quem se destina esta jornada?
Destina-se exclusivamente a pessoas que exerçam actividade profissional em equipamentos ou entidades culturais (públicas ou privadas): museus, galerias de arte, bibliotecas, arquivos, teatros, cine-teatros, centros culturais, orquestras, companhias de teatro, companhias de dança.

Precisam de algum esclarecimento? 
Estamos disponíveis para esclarecer qualquer questão, através:

Podem saber mais sobre a actividade da Acesso Cultura consultando o nosso website.

Agradecemos que nos ajudem na divulgação desta acção
Por favor, reencaminhem este email para colegas que possam ter interesse nesta temática. 

Esperamos poder contar com a vossa participação.

Atentamente,


Hugo Sousa



Santa María Guadalupe García Zavala – 24 de junio

«Ángel de los enfermos, la mexicana Madre Lupita era humilde, sencilla, caritativa. Supo hacer frente a los difíciles momentos de persecución religiosa. Auxilió a sacerdotes y militares que, agradecidos, defendieron a la comunidad»

Santa María Guadalupe García Zavala
Santa María Guadalupe García Zavala
(ZENIT – Madrid).- En esta festividad de la natividad de san Juan Bautista, entre otros, la Iglesia celebra a esta santa mexicana, entrañablemente conocida como la «Madre Lupita». Nació en Zapopan, Jalisco, el 27 de abril de 1878. Sus padres habían logrado establecer su negocio de productos religiosos en un lugar estratégico: enfrente de la basílica de Nuestra Señora de Zapopan, y, por tanto, objeto de atención de viandantes y de los fieles que acudían a ella; con este comercio obtenían lo suficiente para criar a su numerosa familia compuesta por ocho hijos. La privilegiada ubicación del mismo hizo que la pequeña Guadalupe pudiera acceder al templo fácilmente; era uno de los lugares a los que solía acudir. Tuvo una catequista excepcional: su tía Librada Orozco, sierva de Dios, fundadora de las Franciscanas de Nuestra Señora del Refugio, quien la preparó para recibir la primera comunión. Es probable que ella tuviese gran influjo en su marcada inclinación hacia los necesitados.
La tienda familiar les permitía vivir sin ahogos, con relativa holgura, pero no podían permitirse extras. De modo que, al tiempo que cursaba estudios elementales, Guadalupe aprendió a coser. Había constatado que no tenía cualidades para la música, que le hubiera gustado dominar. En cambio, era muy hábil manejando la aguja y las tijeras, y se desenvolvía maravillosamente con las telas. Los suyos se establecieron en Guadalajara cuando ella tenía 20 años. Allí comenzó su noviazgo con Gustavo Arreola, y se prometió en matrimonio a los 23. Pero la idea de construir un hogar junto a él se disipó de improviso cuando estaban inmersos en los ajetreos de la boda. Entonces experimentó con fuerza la invitación de Cristo para abrazarse a la vida religiosa. Siempre había sido piadosa, y se dejaba aconsejar espiritualmente por su tía Librada. Incluso estuvo dispuesta a ingresar en su Orden.
Por esas fechas, el siervo de Dios, padre Cipriano Íñiguez Martín del Campo, sacerdote diocesano, hombre preparado, dinámico y muy sensible al dolor ajeno, había tenido la impresión de que debía crear una fundación para atención de los pobres y enfermos. Era el director espiritual de Guadalupe, y había acogido con gozo su inquietud espiritual decantada hacia actos de caridad, en una línea similar a la seguida por él. Además, bajo su amparo la santa realizaba una especie de voluntariado a través de la Conferencia Beata Margarita, una rama de la Conferencia de San Vicente de Paúl, a la que se había afiliado en 1898; tenía como objetivo la asistencia a los enfermos. Así que, siendo conocedor el sacerdote de la responsabilidad y espíritu de entrega que la joven mostraba hacia ellos, la animó para que se uniese a su proyecto y coordinara lo relativo a la institución de las «Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres».
El carisma: «La entrega incondicional y alegre en el ejercicio del amor misericordioso a semejanza de Cristo, que se hace presencia en los más necesitados», fue encarnado fielmente por la «Madre Lupita». Y eso que los inicios de la fundación, como suele ser habitual, se caracterizaron por momentos muy dolorosos: sacrificios, incertidumbre y numerosas carencias, a las que se unió la tragedia de la Revolución en 1910, y la Cristiada de 1926. Ella misma fue recluida junto a otra religiosa durante tres días quedando al cargo de un alto mando militar, quien, al liberarla, manifestó: «Tienen una superiora muy santa».
Con humildad, sencillez y caridad, se propuso imitar a Cristo. Confiando en Él, crecía en la vivencia heroica de las virtudes. Trataba a los enfermos con ternura, depositando en ellos su piedad. Aparte de sanar sus cuerpos, se preocupaba de su vida espiritual. Le tocó vivir una época difícil, caracterizada por una hostilidad manifiesta del gobierno contra cualquier elemento religioso. Los católicos sufrían las consecuencias de esta dolorosa situación que comenzó hacia 1911 y se prolongó durante varias décadas, a pesar de que fueron reemplazándose los responsables políticos del país. Guadalupe procuró que en el hospital de santa Margarita estuviese encendida siempre la llama de la fe en Cristo. Tuvo que ingeniárselas para custodiar la reserva eucarística sin levantar sospechas de los militares; un día se cruzó con algunos portándola bajo su pecho, y musitó quedamente: «Cuídate, Señor, cuídate».
Era una mujer valerosa, tenía dotes de mando, y una sabiduría para afrontar cualquier circunstancia de forma juiciosa. A costa de su vida y la de sus hermanas, acogió a sacerdotes perseguidos, incluido el arzobispo de Guadalajara, monseñor Orozco y Jiménez. No tenía acepción de personas; lo mismo atendía y proporcionaba alimentos a los enfermos y perseguidos, que a los soldados recluidos en un cuartel cercano al hospital. Por este acto caritativo, en un momento dado los militares mostraron su gratitud defendiendo a la comunidad y a los enfermos. En 1935 la designaron superiora general, misión que ostentó hasta el fin de sus días y por la que fue perseguida y hostigada. Abrazó con gozo la austeridad, y para atender a los hospitalizados en una época de graves carencias económicas mendigó por las calles de la ciudad con el permiso de su director espiritual. Durante sesenta y dos años llenó la existencia de todos los desvalidos con los signos del amor divino. Dio a la fundación este lema: «Caridad hasta el sacrificio y constancia hasta la muerte».
Era devota del Sagrado Corazón de Jesús y de María. Se preocupó de que sus hijas se abrazaran a la cruz gustando el amor misericordioso del Redentor. Murió en Guadalajara el 24 de junio de 1963 después de lidiar los dos años anteriores con una grave enfermedad. El padre Cipriano, a quien denominaron «voz de trueno y corazón de azúcar», le había precedido el día 9 de octubre del año 1931, cuando tenía 58 años. Juan Pablo II beatificó a Guadalupe el 25 de abril de 2004. Fue de las primeras en ser canonizada por el papa Francisco el 12 de mayo de 2013.
in



Primeira beatificação na Lituânia: Mons. Matulionis, bispo mártir do comunismo

O cardeal Angelo Amato, prefeito da Congregação para as causas dos santos, presidirá o rito em representação do Papa Francisco


(ZENIT – Roma, 23 Jun. 2017).- O bispo lituano Teofilo Matulionis, mártir do comunismo, será beatificado no domingo 25 de junho, na capital de Lituânia, Vilnius.
O cardeal Angelo Amato, prefeito da Congregação para as causas dos santos, presidirá o rito em representação do Papa Francisco, diante de vinte mil fiéis de toda a Lituânia e dos países confinantes na primeira beatificação celebrada naquela terra. Com a missa de beatificação concluirá também a jornada nacional da juventude, iniciada na sexta-feira, 23 de junho.
Na vigília os despojos serão transferidos de Kaišiadorys, para a catedral de Vilnius, para serem expostos durante toda a noite à veneração dos fiéis, entre os quais numerosos jovens.
in



Figura de Maria: reflexão em terceiro dia do congresso ‘Pensar Fátima’

No âmbito do Centenário das Aparições decorre no Centro Pastoral de Paulo VI


(ZENIT – Roma, 23 Jun. 2017).- O Centro Pastoral de Paulo VI acolhe hoje o terceiro e penúltimo dia do congresso Pensar Fátima. No primeiro momento formativo da manhã, Stella Morra, professora da Pontifícia Universidade Gregoriana de Roma, Itália, fez uma comunicação intitulada “Da Mariologia a Fátima”.
A socióloga italiana questionou os presentes acerca da “relação entre jesus e o mundo que o rodeia” e sobre “quem é Jesus”.
“Jesus é o verdadeiro Deus e Homem que tudo criou e que existe desde o princípio”, afirmou dizendo ainda que “Maria modelo é figura da humanidade e Igreja”.
“O que significa isto para nós que vivemos neste tempo?”, interrogou a professora que declarou ser esta a “grande pergunta que nos leva à modernidade, e muitas das cristologias modernas questionam isto”.
Por seu turno, a segunda comunicação da manhã teve a cargo do historiador e professor da Faculdade de Teologia da Universidade Católica Portuguesa, António Matos Ferreira.
“Os termos Fátima e Roma são problemáticas vastas e ambíguas, porque evocar estes dois termos tem imensas camadas de questões”, alertou, explicando que a designação de Fátima “acaba por significar as aparições de Nossa Senhora aos Pastorinhos em 1917”.
Mas António Matos Ferreira disse que “Fátima é toda uma mudança paulatina de uma realidade canónica do ponto de vista eclesial”, porque a Cova da Iria “sempre desenhou um centro de espiritualidade e devoção”.
“Pensar Fátima é uma expressão da modernidade que a própria «Fátima» construiu”, disse ainda. Esta tarde o programa prossegue com conferências temáticas paralelas em diversas salas do Centro Pastoral de Paulo VI.
O Congresso Internacional Pensar Fátima começou quarta-feira, dia 21 de junho, inserido no âmbito das celebrações do Centenário das Aparições, como resultado de um conjunto de simpósios e conferências que decorreram ao longo dos últimos sete anos na Cova da Iria, prolonga-se até sábado.
Neste congresso são refletidas as várias das dimensões de Fátima, em perspetiva interdisciplinar: Teologia, Sociologia, Psicologia, Cultura, História, Arte.
As intervenções estão divididas em conferências plenárias, conferências temáticas e comunicações autopropostas por investigadores; todas as intervenções matinais do congresso são seguidas de 30 minutos de diálogo com o público.
O Santuário de Fátima e a Faculdade de Teologia, da Universidade Católica Portuguesa, convidaram o presidente do Conselho Pontifício da Cultura da Santa Sé para a conferência final, amanhã, dia 24 de junho. O cardeal italiano Gianfranco Ravasi vai apresentar o tema ‘Fátima como promessa’ no encerramento do congresso internacional ‘Pensar Fátima’, no Centro Pastoral Paulo VI, seguida de um momento de diálogo.
in



Papa em Santa Marta: ‘Para ouvir a voz do Senhor é preciso se fazer pequeno’

Ele se prendeu à nossa vida, não pode se distanciar, Aposta forte e permanece fiel nessa atitude

Santa Marta 23 Jun 2017 (Osservatore © Romano)
(ZENIT – Cidade do Vaticano, 23 Jun. 2017).- O Papa Francisco na homilia da missa na Casa Santa Marta, celebrando nesta sexta-feira o solenidade do Sagrado Coração de Jesus, lembrou que para ouvir a voz do Senhor, é preciso se fazer pequeno.
Partindo da primeira leitura de hoje, Francisco explica Deus “no coração de Jesus dá-nos a graça de celebrar com alegria os grandes mistérios da nossa salvação, de Seu amor por nós”, celebrando. E isto é “a nossa fé”, disse.

Indicando duas palavras contidas no texto: ‘escolher’ e ‘pequenez’. Em relação à primeira, não fomos nós a “escolhê-lo”, mas é Deus que se fez “nosso prisioneiro”.
“Ele se prendeu à nossa vida, não pode se distanciar”. Aposta forte! Ele permanece fiel nessa atitude. Fomos escolhidos por amor e esta é a nossa identidade.

Alguém poderia dizer: “Eu escolhi esta religião, eu escolhi …’ Não, você não escolheu. É Ele que escolheu você, chamou você e se prendeu. E esta é a nossa fé. Se não acreditamos nisso, não entendemos a mensagem de Cristo, não entendemos o Evangelho”.
Para a segunda palavra, pequenez, lembra que Moisés indica que o Senhor escolheu o povo de Israel, porque é “o menor de todos os povos”
“Ele se apaixonou pela nossa pequenez e por isso ele nos escolheu. E ele escolhe os pequenos: não os grandes, os pequenos. E Ele se revela aos pequenos: ‘Escondestes essas coisas aos grandes e poderosos e as revelastes aos pequeninos!’ Ele se revela aos pequenos: se você quer entender algo do mistério de Jesus, abaixe-se: faça-se pequeno. Reconheça que você não é nada. E não só escolhe e se revela aos pequenos, mas chama os pequenos: ‘Vinde a mim, todos vós que estais cansados e sobrecarregados: Eu vos aliviarei’. Vós que sois os mais pequenos – pelos sofrimentos, cansaço … Ele escolhe os pequenos, se revela aos pequenos e chama os pequenos. Mas os grande Ele não os chama? O Seu coração está aberto, mas a voz os grande não conseguem ouvi-la porque eles estão cheios de si mesmos. Para ouvir a voz de Deus, é preciso se fazer pequeno”.
O mistério do coração de Cristo, não é uma “imagem pequena” para os devotos: o coração traspassado de Cristo é “o coração da revelação, o coração da nossa fé, porque ele se fez pequeno, ele escolheu este caminho”. O de humilhar-se e aniquilar-se ‘até a morte’ na cruz, e “uma escolha para a pequenez, para que a glória de Deus possa se manifestar”.
Do corpo de Cristo traspassado pela lança do soldado “saiu sangue e água”, recorda Francisco, e “este é o mistério de Cristo”, na celebração de hoje, de um “coração que ama, que escolhe, que é fiel” e “se une a nós, se revela aos pequenos, chama os pequenos, e se faz pequeno”.
“Cremos em Deus, sim; sim, também em Jesus, sim … ‘Jesus é Deus?’ – ‘Sim’. Mas o mistério é este. Esta é a manifestação, esta é a glória de Deus. Fidelidade ao escolher, no prender-se e pequenez também por si mesmo: tornar-se pequeno, aniquilar-se. O problema da fé é o núcleo da nossa vida: podemos ser muito, muito virtuosos, mas sem ou pouca fé; devemos começar a partir daqui, a partir do mistério de Jesus Cristo que nos salvou com a sua fidelidade”.
O Papa concluiu pedindo que o Senhor nos conceda a graça de celebrar no coração de Jesus Cristo, “os grandes gestos, as grandes obras de salvação, as grandes obras de redenção”.
in



“O discípulo missionário é chamado a abandonar o solo das próprias seguranças”

O Papa Francisco recebeu no Vaticano os participantes ao congresso da Serra International


(ZENIT – Cidade do Vaticano, 23 Jun. 2017).- O Papa Francisco recebeu no Vaticano na manhã de 23 de junho, festa do Sacratíssimo Coração de Jesus Cristo e dia de santificação sacerdotal aos participantes ao congresso da Serra International.
Eles estão reunidos em Roma de 22 a 25 de junho, para se confrontar sobre a atividade inspirada pelo franciscano espanhol Junípero Serra, missionário no México, em congresso com o tema “Sempre adiante. A coragem da vocação”. A estes leigos comprometidos no apoio às vocações sacerdotais e à vida consagrada o Papa falou em particular da importância de “ser amigos”.
“‘Amigo’ è uma palavra um pouco ‘desgastada’ hoje em dia, pois um conhecimento superficial não é suficiente para acender uma experiência de encontro e proximidade como a que sentimos quando o encontro é com Jesus” indicou.
“Todos os dias entramos em contacto com pessoas diversas, que muitas vezes definimos “amigos”, mas é um modo de dizer”. “Somos amigos –indicou o Papa– somente quando o encontro se torna compartilha de um mesmo destino, compaixão, envolvimento… que conduz até a doação de si pelo outro.”
“Um amigo me ouve profundamente, sabe ir além das palavras, é misericordioso com meus defeitos, é livre de preconceitos, não concorda sempre comigo, mas justamente por me querer bem, me diz sinceramente aonde discorda; está pronto a ajudar-me cada vez que caio”, explicou.
Em particular, o termo adquiriu um significado ainda mais importante com Jesus: com efeito, “é possível ser amigos somente se o encontro não permanecer externo ou formal, mas se se tornar partilha do destino do outro, compaixão, envolvimento”.
O sucessor de Pedro convidou a fazer “o que normalmente ‘faz um amigo’ deixando-se iluminar pela imagem ‘de são Junípero que, coxo, se obstina em pôr-se a caminho, viajando rumo a San Diego para plantar ali uma cruz”.
Dissertando sobre o termo ‘Sempre adiante’, Francisco a definiu uma ‘palavra-chave’ da vocação cristã:“Não pode caminhar quem não se coloca em discussão. O cristão sabe que pode descobrir as surpreendentes iniciativas de Deus quando tem a coragem de ousar”, mencionou o Pontífice. Citando São Junípero, o Papa afirmou que é melhor caminhar claudicante do que ser ‘cristãos de museu’, que temem mudanças.
“Tenho medo dos cristãos que não caminham e se fecham no próprio canto. É melhor proceder coxeando, por vezes caindo, do que ser cristãos de museu”, disse.
“A vocação é ser chamados por um Outro, é sair de si mesmos e colocar-se a serviço de um projeto maior. Com humildade, nos tornamos colaboradores da vinha do Senhor, renunciando a todo espírito de posse e vanglória. Como é trise ver que às vezes, nós homens de Igreja não sabemos ceder nosso lugar, não conseguimos delegar tarefas com tranquilidade, nos é difícil deixarmos em mãos de outros as obras que o Senhor nos confiou!”.
E instou: “Avante na esperança, avante com sua missão, olhando além, abrindo horizontes, preparando o futuro. A Igreja e as vocações sacerdotais precisam de vocês”.
in