quinta-feira, 29 de dezembro de 2016

Santos Inocentes: en Belén rezan por los niños asesinados en conflictos y por el aborto

La misa ha sido presidida por el vicario de la Custodia de Tierra Santa, fray Dobromir Jasztal



(ZENIT – Roma).- La Custodia de Tierra Santa ha celebrado en Belén como cada 28 de diciembre , la solemnidad de los Santos Inocentes perpetrada por el rey Herodes en el intento de asesinar a Jesús, por miedo a ser destronado. Como recuerda el Evangelio de Mateo, Herodes “mandó a asesinar a todos los niños de Belén y de su territorio con menos de dos años”

En la ciudad de la matanza, donde el ángel le sugirió en sueños a San José escapar con Jesús y María hacia Egipto, una gruta recuerda a los Santos Inocentes. Allí la misa ha sido presidida por el vicario de la Custodia de Tierra Santa, fray Dobromir Jasztal, junto con otros frailes de la Custodia y fray Artemio Vitores, guardián de la fraternidad de Belén. El Adestes Fideles y otras canciones navideñas acompañaron la liturgia.

Fray Dobromir en la homilía de la misa recordó que “celebrar la fiesta de los Santos Inocentes tan cerca de la santa Navidad es fruto de una tradición de la Iglesia que ha querido situar a las víctimas inocentes entre los compañeros de Cristo”.

“En nuestros tiempos –añadió el vicario de la Custidia– esta masacre adquiere un significado especial porque estos niños asesinados por Herodes representan a los millones de niños nacidos y asesinados en el transcurso de tantos conflictos en todo el mundo, ante nuestros ojos”.

Pero también “las enormes matanzas de niños no nacidos y condenados a muerte por las empresas y gobiernos de muchos países con leyes que permiten el aborto como un derecho humano”, dijo.

“El que recibe a Jesús nacido en Belén –concluyó el fraile franciscano– ya tiene fe, quien después testimonia con su vida a aquel que es camino, verdad y vida, vive en plenitud la fe”.


in



Sem comentários:

Enviar um comentário