terça-feira, 3 de janeiro de 2017

Los Maristas celebran su bicentenario

Con diversas iniciativas durante el año y el 6 de junio en Roma



(ZENIT – Roma).- El 2 de enero de 1817 Marcelino Champagnat abría la puerta de la primera comunidad marista en una sencilla casita de La Valla, en Francia. Dos muchachos fueron los primeros que se apasionaron por la propuesta de educar a los niños y jóvenes, al estilo de María.

Se cumplen así 200 años del nacimiento de esta institución que durante este 2017 celebrará eventos en fechas distintas: este 2 de enero, se festeja en La Valla, en Francia y también con un día de oración en Australia. Otros actos se realizarán en Brasil; México; Francia; Nueva Zelanda; Brasil; España; y en el santuario mariano argentino de Luján.

En Roma será el 6 de junio y servirá “para resaltar la presencia en la comunidad eclesial”, indican los maristas. Ese día se presentarán los 3 volúmenes de la Historia del Instituto y se inaugurará una exposición fotográfica sobre el “hoy” de la congregación.

Y el 8 de septiembre en Rionegro, en Colombia, los maristas celebrarán además un capítulo general con la presencia de todas las unidades administrativas de los maristas.

Marcelino Champagnat fundó, el 2 de enero de 1817, en la Valla (Francia), un Instituto religioso laical, o Instituto religioso de hermanos, con el nombre de Hermanitos de María. Él lo concebía como una rama de la Sociedad de María. La Santa Sede lo aprobó en 1863 como Instituto autónomo y de derecho pontificio. Respetando nuestro nombre de origen, nos dio el de Hermanos Maristas de la Enseñanza (F.M.S.: Fratres Maristae a Scholis).

Los maristas son hermanos consagrados a Dios, que siguen a Jesús al estilo de María, que viven en comunidad y que se dedican especialmente a la educación de los niños y de los jóvenes, con más cariño por aquellos que más lo necesitan. Son más de 3.500 hermanos, diseminados en 81 países de los cinco continentes. Comparten su tarea de manera directa con más de 72.000 laicos maristas atendiendo a 654.000 niños y jóvenes.


in



Sem comentários:

Enviar um comentário