domingo, 30 de agosto de 2015

Reina Rania: «Los musulmanes moderados no hacen lo suficiente para derrotar al Estado Islámico»

En declaraciones en Francia


Reina Rania de Jordania
La popular reina Rania de Jordania, nacida en Kuwait e hija de padres palestinos, es una habitual de las portadas de la prensa rosa y de las galas benéficas pero sobre todo representante de un país árabe moderado gobernado por su marido Abdalá II.

En estos momentos, Jordania es uno de los países árabes en los que se puede disfrutar de una cierta libertad religiosa. Es en la práctica enemigo del Estado Islámico y uno de los objetivos prioritarios del Califato.

El país participa en la coalición internacional contra los yihadistas y en uno de sus execrables vídeos, el EI publicaba cómo quemaba vivo a un piloto de combate jordano, motivo por el cual el rey Abdalá prometió venganza y lanzó decenas de ataques aéreos contra las posiciones yihadistas.

Sin embargo, una de las críticas que más se les hace a los países musulmanes es su ambigüedad y su falta de contundencia contra el Estado Islámico. Y ha sido la propia reina Rania de Jordania la que ha hecho autocrítica poniendo de manifiesto la contradicción en la que caen los países musulmanes.

En una reunión del Movimiento de Empresas de Francia en París, la reina jordana afirmó que "los musulmanes moderados de todo el mundo no hacen lo suficiente para ganar la lucha ideológica que está en el corazón de esta batalla".

En su intervención, Rania añadió que "obviamente no ayudamos activamente al Daesh (EI) pero tampoco lo detenemos". Además, tal y como recoge Zenit, la esposa del monarca jordano afirmaba el grupo yihadista "sigue extendiendo su ideología diabólica" y "modifica la percepción local de nuestra región".


in

 

Un jugador de rugby sorprende a sus compañeros de equipo: «Seré sacerdote... ahora soy feliz»

El italiano Ruggero Trevisan es de Comunión y Liberación

Ruggero Trevisan
Portaluz  29 agosto 2015

No estaba lesionado, ni escondían los dirigentes del club de rugby Benetton Treviso (Italia) alguna funesta situación que involucrase al conocido jugador Ruggero Trevisan. Es una buena nueva que ha hecho pública el diario La Gazzetta dello sport. Dios eligió, llamó y el joven de 25 años ha dado un sí al sacerdocio afirmando a sus cercanos: “Ahora soy feliz”.

Sus amigos lo veían venir...
Algunos de los amigos en el Benetton comentaron que lo veían venir, pero no dejaron de mostrar su sorpresa y lamentar la pérdida. “Para alguien que había empezado a jugar siendo un niño, que había construido su vida alrededor de la pelota ovalada hasta convertirse en profesional, esta decisión debe ser profunda” han dicho desde el club.

Un proceso interior de discernimiento
Ruggero explica su silencio apuntando a que en los meses previos a esta decisión “no podía decir algo pues no sabía si me aceptarían en el seminario. Y entonces yo estaba obligado a guardar silencio. El 5 de septiembre de 2014 comencé el proceso de evaluación. Me imaginaba a mí mismo con el cuello blanco, pero necesitaba tiempo para comprender lo que esto significaba. Así es que yo no se lo dije a nadie, ni siquiera a mis padres".

Cuatro años antes no era creyente
Ruggero Trevisan habla de su elección con calma. Su tono de voz revela la conciencia de la ruta que emprende… "Claro, me doy cuenta que para algunos puede ser una decisión extraña estos días. Hasta hace cuatro años yo no era creyente. Sentía que había algo más grande, pero mis inquietudes se iban hacia otro lado. Cuando niño ni siquiera había hecho la confirmación”.

Un encuentro con amigos de Comunión y Liberación
EL rugby tomó casi todo en Ruggero, desde que era un niño en el club San Dona. Nacido en Latisana (Udine. Italia) en 1990, transcurrieron más de dos décadas hasta que el año 2011 en un encuentro casual con amigos de Comunión y Liberación… "Yo quedé tan impresionado por la relación que existía entre ellos, el profundo interés que tenían por las personas… Así es que cuando llegué al club me puse en contacto con alguien del movimiento".

Inició así su camino en la fe, gradual, poniendo todo su empeño... Finalmente, de igual forma había madurado en el rugby. El 2012 y sin que fuese algo traumático, dice Ruggero, terminó la relación con su novia. “Simplemente, yo estaba buscando algo diferente. Seguí siendo un profesional, entrenando en serio y tratando de dar lo mejor de mí en el juego. Pero lejos de la cancha hacía trabajo voluntario. Cuidaba de jóvenes, niños, huérfanos que pasaban por la compleja experiencia de esperar la adopción”.

Es un joven puro, consciente, leal
Fue en el vestuario donde el ahora ex jugador se plantó ante sus compañeros para comunicarles, conciso y directo: “Seré sacerdote”. Vittorio Munari, histórico director deportivo del Benetton Treviso, que le conoce bien, tiene palabras afectuosas para Ruggero…. "Es un buen jugador. Pero sobre todo, es un joven puro. Consciente, leal. Creo que estaba madurando su opción desde hace dos o tres años, pero ni siquiera yo lo sabía".

"Me gustaría ser un misionero"
El camino de la Trevisan inicia el 8 de septiembre en Roma, en la Fraternidad de San Carlos Borromeo. "Durante tres años voy a estudiar filosofía, luego iré por un año a una misión  y tras ello tres años de estudios teológicos. Me gustaría ser un misionero. Ahora lucharé por Dios".


in

 

Los amarres de brujas pedidos por su madre la dejan tetrapléjica: un exorcista logra sanarla

Mujer preocupada
Se llama Guadalupe y su vida es de película. Desde joven sintió cómo su salud se resquebrajaba sin que los médicos dieran con un diagnóstico certero...

ReL  29 agosto 2015

Guadalupe es española y vive en una ciudad de tamaño mediano del sur de la península. Lleva sufriendo en soledad desde hace muchos años. Le pasan fenómenos extraños que hasta hace poco no sabía de dónde venían.

En este testimonio que ReL reproduce a sus lectores, explica las terribles consecuencias de las magias de brujas, quiromantes y pitonisas:

Una infancia feliz
«Yo era una niña obediente, bondadosa y feliz, a pesar de que mi familia nunca fue una familia típica. No me criaron mis padres porque estaban muy ocupados trabajando, mi infancia la pasé con mi abuela y mi tía abuela. Fueron dos madres para mí. En especial mi tita.

»Cuando me preguntaban que qué quería ser yo de mayor mi respuesta era contundente: “Yo cantante y guitarrista”. Pero mi madre siempre me estaba diciendo: “Ella Enfermera”. Mi madre era la mayor de 3 hermanas y como no pudo estudiar más, se quedó en Auxiliar de enfermería (35 años en un Hospital de la ciudad) sus otras 2 hermanas sí que pudieron hacer la carrera y fueron enfermeras diplomadas.

Distanciada de la Iglesia
»Yo hice vida muy cristiana, recibí todos los Sacramentos hasta la Confirmación y canté 10 años en el coro de la Parroquia. A partir de los 17 años, empecé a salir por ahí y poco a poco me fui distanciando (como la mayoría de mis amigos)…

»Por aquélla época empecé a tener problemas de salud que ningún médico encontraba, así que terminé en varios psiquiatras y psicólogos que me medicaron hasta la saciedad pero tampoco comprendían de dónde venía aquello.

»Pasaron los años y mis fobias fueron en aumento, por temporadas pasaba meses encerrada en mi casa teniendo miedo a todo, a la calle, a los coches, a los espacios abiertos… Medicación y más medicación. A temporadas iba un poco mejor y otras peor…

A Madrid a estudiar enfermería
»A los 23 años muy presionada por mi familia, acabé yéndome a la capital del país a estudiar enfermería, era insoportable ya el soportar aquello y les dije: Estudio lo que queráis pero, por favor, no me lo volváis a repetir más veces (no me dejaban ni comer tranquila)…

»Y me fui a la Universidad y allí me enamoré perdidamente de un chico de mi ciudad que también estaba allí estudiando… Y fuimos super felices, yo nunca me había enamorado de esa manera y era recíproco, éramos él y yo y el resto del planeta no existía. Él es pintor, fotógrafo y diseñador gráfico, con aspecto de artista bohemio. Pero eso no era lo que mi madre quería para mí, ella estaba obsesionada con que yo me tenía que casar con algún médico que conociera en el Hospital donde trabajase…

Asuntos paranormales
»Pasamos 2 años super felices a pesar de que nos iban ocurriendo cosas del todo paranormales a las que nunca encontramos explicación posible. Un día nos reunimos varios amigos en casa de una amiga mía, hicimos una fiesta y nos quedamos a dormir y cuando nos despertamos, nuestra ropa apareció mojada, completamente chorreando algo que tenía un olor como a azufre o algo parecido muy apestoso. Pensamos que se trataba de una broma pero los demás nos juraron que ellos no nos habían hechado nada. Además estábamos cerrados con pasador y era imposible que alguien hubiese entrado.

Situaciones extrañas
»Esa misma semana mi novio y yo una noche nos quedamos a dormir en un piso nuevo que mis padres habían comprado para mí (yo no lo pedí, ellos lo hicieron para tenerme cerca de su casa, estaba en frente del suyo) y esa noche nos sentimos muy mal, como si hubiéramos tenido la mayor de las resacas de nuestra vida y bien es cierto que algo habíamos bebido pero no tanto como para encontrarnos así de revueltos, con dolor de cabeza y una sensación horrible de mal estar que nos duró días y días…

Todo va de mal en peor
»A partir de ahí todo empezó a salirnos mal de mal en peor… Rachas de mala suerte, de pasarnos lo peor del mundo a nosotros siempre… Desgracias en pack de 20 en 20 y mi tía abuela (la señora que es como mi madre) en esa misma época un día se sintió super mal y se tiró por la ventana desde un 4º piso. No se murió en el acto pero se rompió todos los huesos del cuerpo y murió en la UVI a las 48 horas. Cada día pienso en ella y en porqué le habría dado por hacer eso así de repente…

»Pasó el tiempo y mi relación con este chico poco a poco se fue a pique. Nos queríamos mucho pero algo pasaba raro y lo nuestro no podía ser. Además, mi madre siempre estaba en contra, le trataba peor que mal incluso llegó a llamar a su madre para decirle que por favor le miráse bien los brazos a su hijo porque le había parecido verle marchas de pinchazos… (Acusándolo de drogadicto). Su madre siempre me decía que menuda cruz que me había tocado con mi madre, que estaba para ir ella a un buen psiquiatra y no yo.

»Pasó el tiempo y rompimos y yo regresé a mi ciudad, al piso que mis padres habían comprado supuestamente para mí, y mi ex se fue a vivir a Londres para olvidarme y para buscarse un mejor futuro en lo suyo. Pero en todo este tiempo ha tenido la peor de las suertes… Él es brillante en lo que hace, pero todo se le tuerce, pierde contratos de trabajo, se le estropea todo en el último momento…

»Yo aquí en mi ciudad intentando rehacer mi vida sin él, lo pasé muy mal y pasaron años hasta que pude tener otra pareja. Intenté irme yo también a Londres varias veces pero siempre había algo que me lo impedía. Siempre enferma, siempre ansiedad extrema, siempre agorafobia, fobia a volar, imposible ir sola caminando por la calle, me tenían que acompañar a todas partes…

Montar un negocio
»Yo no era feliz trabajando de enfermera, se me caía el mundo encima, ganaba mucho dinero pero esa vida no era para mí, así que ahorré mucho dinero con la idea de montar un negocio.

»Dejé de tener vida porque me pasaba casi todo el día trabajando y pagando facturas . En esa época comencé a enfermarme de nuevo y fue la peor época, la ansiedad era extrema, fui diagnosticada de trastorno de ansiedad generalizada y me tuvieron que llevar a una clínica psiquiátrica muy conocida… Me medicaron y a parte detectaron que yo era una niña maltratada psicológicamente por mi madre…

»Hubo un momento en el que yo no rendía en mi trabajo en el hospital, perdí mi capacidad de concentración y de organización. Un día me dí cuenta de que estuve a puntito de equivocarme con la medicación y de administrarle a un paciente una medicación que era para otro paciente… Ese día me asusté muchísimo y lloré muchísimo. Trabajar con seres humanos requiere tener la cabeza muy en su sitio, no son máquinas que si cometes un error tiene fácil arreglo.

»En la sanidad los errores pueden costar una vida así que empecé a tener más ansiedad y miedo y llegó el día en que era incapaz de cargar la medicación en la jeringuilla y ese día los médicos me pusieron no apta para trabajar y me dieron la baja médica… Así estuve meses y meses encerrada en mi casa encontrándome peor que mal a pesar de la medicación que tomaba que incluso a veces me sentaba mal y estaba peor que al principio…

Asuntos extraños en casa
»En esa época empecé a sentir cosas extrañas en mi casa… Hacía muchísimo frío, no era normal aunque donde vivo en invierno hace fresquete y mucha lluvia pero yo era de esas que nunca necesitan calefacción en casa sólo algún día puntual en pleno invierno si caía nieve. Pero en esa casa hacía un frío de espanto y a pesar de poner mantas en la cama y edredón nórdico y pijamas de invierno y mantas y con la calefacción encendida a toda mecha, allí seguía haciendo frío que se te metía como en los huesos!

Las bombillas explotan
»Al poco me comenzó a pasar que al darle a los interruptores para encencer las luces, ¡las bombillas explotaban! Electricistas revisaron la instalación 5 veces y no encontraban nada. El piso era nuevo y la instalación también y no había fallos, todo estaba correcto. Nadie entendía lo que contaba además sólo ocurría cuando yo estaba sola en casa, delante del electricista todo funcionaba normal.

Una silueta con forma de oso
»Yo tenía una caja de bombillas y cada día tenía que cambiar 2-3 y ya no ganaba para bombillas. Un día a la par que explotó la bombilla yo ví como durante unos 5 segundos una especie de silueta como de 2 metros de alta y con forma como de oso y ese día salí corriendo de allí en pijama y zapatillas y me fui a casa de mis padres a contarlo. Ellos me llamaron loca, tarada y me acusaron de drogadicta…

Una casa que atrapaba...
»Pasó el tiempo y en mi casa yo notaba como fuerzas a mi alrededor… Notaba como si me empujaran, sobre todo me costaba salir de mi casa, me arrastraban a regresar a ella como si se tratara de un imán gigante… Comenzó a dolerme la espalda y el cuello. Tenía las cervicales como si lleváse una piedra de 500 kilos encima. Hasta el punto de que me compré un collarín porque sentía que tenía que sujetar el cuello con algo. No podía montar en coche ni nada por los baches, veía las estrellas… Me encontraba cansada, como sin energías, totalmente exshausta…

... y al dormir...
»A veces despertaba a media noche sintiendo como si alguien me soplara en la cara aire congelado y me movían hasta el flequillo. Me encontraba muy mal y los médicos no entendía nada, empezaron a acusarme de que todo esto me lo inventaba para no ir a trabajar…

»Me abrí una red social y comencé a buscar a mis compañeras de colegio para reunirlas a todas. Habíamos estudiado en un colegio de monjas y desde terminar casi no nos habíamos vuelto a ver… Encontré a una compañera que me vió fatal y me dijo que qué me estaba ocurriendo. Me sinceré con ella y le dije que llevaba años enferma y tomando medicación psiquiátrica y ella se quedó alucinada de lo mal que me vió y me confesó que a ella desde niña también le pasaban cosas raras, que ella veía cosas que la demás gente no veía…

Una maestra de Reiki
»Y que pudiera ser que aquí en mi casa estuviera pasando algo de tipo “espiritual” y que pudiera ser que ella me pudiera ayudar porque ella había sufrido mucho en la vida hasta que por fin había estudiado cómo funcionan estas cosas del “más allá” y había podido aprender cómo sobrevivir así en la vida con este problema…

»Me dijo que era maestra de Reiki (yo no había oído hablar de eso en mi vida) ella me pidió permiso para venir a mi casa a ver qué había aquí, yo se lo dí pero ella nunca llegó y yo me quedé extrañada. Pero a la mañana siguiente me telefoneó y me dijo que había estado aquí en “espíritu” y describió cómo era mi casa entera de arriba abajo, con todo lujo de detalles y claro yo anonadada me quedé.

»Me dijo que vivía rodeada de espíritus que no se habían ido bien a la luz pero que ella había hecho un poco de limpieza y que a partir de ahora estaría mejor en casa y me dijo que en mi cuello yo llevaba como pegado un residuo energético que era lo que me estaba provocando aquel dolor… Me dijo que eso no me lo podía quitar desde el astral, que tenía que ir a su casa. Yo no me lo pensé dos veces y fui. Ella tiene allí una habitación preparada y tiene una camilla. Me dijo que me tumbara y que ella iba a ponerme las manos en el cuello hasta que esa cosa se despegara de mí y se pegara en ella, que luego ella ya sabía cómo limpiarse… Al día siguiente yo era una mujer nueva.

Un cambio total... de momento...
»En mi casa no se oía ni una mosca y yo me encontré mejor de salud que nunca en mi vida. Tal fue así que nos fuimos de viaje 200 kilómetros a un concierto de unos amigos. Mi novio no me reconocía, me decía que estaba totalmente cambiada, que no lo podía creer. Viajamos en coche sin problemas con el cuello ni de ansiedad ni de agorafobia en la autopista ni nada… Yo creía que había vuelto a nacer ese día… Lo que hace la ignorancia…

Aprender más del Reiki
»Después de aquello quise aprender yo que era eso del reiki y me hice un curso y allí me abrieron no sé que chakra y todo era maravilloso, sentías la energía curativa en las manos y yo quise compartir esa maravilla con mi gente más querida y metí a mi novio, a mi ex novio y a más amigos de mi círculo y todos hicimos el curso y todo era feliz y maravilloso aparentemente. Hasta que me dí cuenta de que la maestra hacía cosas totalmente paranormales y que a veces se comportaba de forma malvada. ¿Como puede alguien hablar de paz y de sanación y luego hacer esas maldades?

Volvió a caer enferma
»Empecé a darme cuenta del error cometido pero ya fue tarde. Caí enferma. Empecé a tener una fatiga horrible, notaba cosas dentro de mi cuerpo que mejor ni describirlas, de repente me quedaba paralizada sin poder mover más que las pestañas y así fui de médico en médico y nadie encontraba nada en ninguna prueba.

»Cada día me sentía peor y peor hasta que comencé a perder la movilidad y poco a poco ya no podía caminar, sentía como si yo fuera una marioneta y alguien estuviera agarrándome por los hilos y que me impedía moverme. Noches enteras me las pasé sintiendo como desde alguna parte alguien me estaba como enchufando electricidad, descargas eléctricas en toda regla y bastante fuertes… Fui a contar esto a varios servicios de urgencias de la ciudad y casi me internan en Psiquiatría varias veces. En mis historiales clínicos todos me toman por tarada (y no les culpo).

"Salvé la vida gracias a un exorcista"
»Y así fui de mal en peor buscando ayuda hasta que ya me quedé tirada en una cama sin poder moverme y sin poder hacer nada. Sólo podía mover los brazos… Y salvé la vida gracias a que leí la entrevista de un sacerdote exorcista en el momento justo. Él hablaba de magias y del peligro de la Nueva Era que fue con lo que yo la rematé. Adquirí ese libro (Así se vence al demonio. LibrosLibres) y me lo leí entero del tirón y en aquel momento supe que ese sacerdote sería la única persona que podría ayudarme.

Volver a caminar y descubrir la raíz de todos los males
»Fue muy complicado viajar a la otra punta del país contra viento y marea allí llegamos y el Padre Salvador que es el hombre más bondadoso que he conocido nunca, al verme así se puso de inmediato conmigo y bueno, la historia es mucho más larga y mucho más complicada pero no podría contarla entera, os dejo la esencia, pero tendría para escribir un libro y bien gordo (quizás algún día lo haga). Muchos exorcismos, Rosarios, Oraciones de Liberación, Sacramentos, visitas a varios Santuarios, etc… Me fui sintiendo mejor y lograron levantarme de la silla de ruedas y volver a caminar y por casualidad descubrí el origen de todos mis males…

Brujas, quiromantes y echadores de cartas
»Mi madre visitaba brujas/pitonisas/echadoras de cartas que le contaban todo tipo de barbaridades y ella se las creía y ya de paso la ayudaban a que yo siguiera el camino que ella quería para mí. Y recurrió a una santera que tiene un local horrible en mi ciudad y esa santera la mandaba quemar velas de colores y alguna vez la tengo yo vista quemando velas azules y verdes y en casa tenía como ofrendas hechas en tarros de cristal, con arroz, miel, hierbas y cosas así, pero claro, son de estas cosas que uno no se cree ni se figura que pueden llegar a existir y menos aún que son capaces de dejar a una persona tetrapléjica y poseída.

»En mi caso no tenía la típica posesión de Alma (que son las que vemos en las películas). Como mi alma nunca había dado permiso ni nunca había hecho nada satánico y encima había recibido muchos sacramentos se ve que no pudo entrar, aunque era lo que pretendía, entonces se dedicó a destrozarme el cuerpo físico…

Jugar con la magia
»Y bueno, actualmente estoy mucho mejor, aún no estoy bien del todo, tengo mucho trabajo por hacer. Mi madre no reconoce ni reconocerá jamás lo que hizo/hace. No sé cómo vamos a hacer para que entre en razón de que tiene que dejar eso. En todas mis oraciones es lo que pido, que pare de hacer eso y que haga una confesión pero la cosa está dificililla. Sé que ella no hizo esto con la intención de dejarme tetrapléjica pero esto fue jugar con fuego y todo para manipular mi vida a su antojo. Ella lo llama amor de madre, yo tengo serias dudas de que eso sea amor de ningún tipo…

»Pido a quien pueda leer esto que jamás meta la patita en nada relacionado con brujas ni nueva era, ni siquiera el yoga, todo es sumamente peligroso.

»Y también pido que recéis por mí y por mis padres a ver si con la fuerza de todos los lectores de este portal, consigo liberarme del todo, liberarlos a ellos y recuperar nuestras vidas…

»Estoy en plena conversión como es lógico y poco a poco voy aprendiendo costumbres cristianas y dejando de lado mi vida anterior…

»Os doy las gracias de antemano por haber leído mi historia y por vuestras oraciones, que Dios os bendiga a todos y os lo tenga en cuenta».
 
in
 
 
 
 

«El aborto fue una experiencia peor que la violación; sufrí mucho con los remordimientos»

Tammy cuenta su experiencia post aborto

Depresión y desesperación
Save the 1  28 agosto 2015

«A la edad de 16 años, salí con mi primer novio. Era un chico popular que jugaba a fútbol y me emocioné. Comimos juntos, vimos una película y como todavía tenía tiempo conduje por nuestra zona rural un rato. Visitamos los establos de la familia y estuvimos con los caballos. Pero mi primera cita se convirtió en una pesadilla cuando él me violó en un granero.

»No se lo conté a nadie porque él enseguida me amenazó diciendo que si lo contaba haría mi vida y la de mis seres amados desgraciada. A las dos semanas se lo conté a un amigo pero por entonces él ya había ido difundiendo su versión de los hechos y nadie me apoyaba, así que decidí olvidarlo y seguir adelante.

»No pensé mucho en que podía haber quedado embarazada hasta que empecé a notar los primeros síntomas y me hice una prueba de embarazo en el aseo de una gasolinera. No quería que nadie supiera nada. Antes de hacerla ya tenia pensado qué haría si daba positiva y me había buscado ya el teléfono de una clínica donde me aconsejarían. Efectivamente, dio positiva y yo me enojé con Dios que había permitido no sólo la violación sino el embarazo.

»Desde el teléfono público llamé a la clínica y me dieron hora enseguida. Decidí que nadie lo supiera, ni padres ni amigos y fui a la clínica a la espera de conseguir que me visitaran ese mismo día.

»Fueron muy amables conmigo y me explicaron todo lo referente a la vida y al embarazo. Pero sólo hacían ecografías ciertos días y hubiese tenido que volver. Les dije llorando que estaba muy asustada y que no sabía qué hacer y me respondieron que, aún si decidía abortar, siempre tendría las puertas abiertas. Aún hoy, 17 años después, mantengo relación con uno de los consejeros.

»Asustada por el bulo que el padre de mi bebé estaba extendiendo y con terror a quedar en evidencia me dirigí a una clínica abortista. Era lo opuesto a la anterior clínica que era acogedora y cálida. Ésta era fría y la gente que esperaba no se miraba las una a la otra. La recepcionista hablaba en voz alta por lo que no existía ninguna privacidad. Me dijo que ese día no me podían atender pero yo rogué y rogué porque no me podía perder un día más de colegio. Así que la convencí y entré de inmediato.

»No hubo preguntas, ni les importó que estuviera sola. Sólo querían saber si tenia dinero para pagar. Fue una experiencia peor que la violación. Me iba convenciendo a mí misma de que lo que hacía estaba bien porque el niño era fruto de una violación. Me enojé con Dios. Yo sabía que en mi seno había un bebé y que la vida empieza con la concepción pero a mis 17 años, ni lo consideré.

»No me dejaron ver la ecografía mientras abortaba y me dijeron que estaba de 14 o 16 semanas. Pero por error escuché el latido del corazón de mi bebé. Le pedí entonces al médico que parase, que no quería abortar, pero me dijo que ya era demasiado tarde. Me dieron un Valium y tras el aborto me dieron prisa para que me vistiese y me marchara ya que necesitaban mi lugar pata otra. No se preocuparon de nada. Ni si me encontraba bien, ni si podía conducir, nada.

»Me pasé dos horas llorando en mi coche. Realmente, no estaba bien para conducir. Dialogaba conmigo misma y me justificaba diciendo que había hecho lo que debía. Pero mi conciencia me alertaba de que había asesinado a no hijo y me repetía continuamente si yo era de verdad cristiana.

»Durante muchos años oculte mi dolor y mi trauma. En la universidad tuve un desorden alimentario y aún no sé cómo sobreviví. Seguía frecuentando la iglesia pero me sentía vacía y muerta. Me preguntaba cómo Dios podía perdonarme por haber asesinado a mi hijo.

»Con esfuerzo superé mi anorexia y dejé la bebida. Trabajé para superar la violación pero siempre obvié el tema del aborto. Incluso mi terapeuta llegó a decirme en algún momento que hice lo adecuado al abortar.

»Conocí a un chico en la iglesia y decidimos abstenernos de tener relaciones sexuales hasta la noche de bodas. Quería hacer las cosas bien. Pero pasaba el tiempo y yo todavía tenía resquicios de mi anorexia y depresión.

»Siempre había querido trabajar apoyando a las muchachas que se quedan embarazadas como voluntaria. Un día se lo comenté al pastor de la iglesia y él me dijo que el centro más cercano que él conocía estaba a más de una hora. Me animó a que lo empezara yo en nuestra zona pues era muy necesario. Me animé y entonces empecé a estudiar y leer por mi cuenta todo lo relativo a la gestación y a la depresión post aborto y me di cuenta que éste esta mi problema real y que por él había sufrido tanto.

»Hace un par de años entré en un grupo de terapia post aborto en la que me ayudaron a aceptar lo que había hecho y a pedir perdón. Por fin he superado mi anorexia. A veces aún me deprimo pero salgo adelante y no me afecta en el día a día. En nuestro centro local de ayuda a la mujer gestante llevo un grupo post aborto y ayudo a estas mujeres que han abortado en su proceso de sanación.

»Quiero decirles que el aborto no es nunca la solución y sólo hace que una situación difícil aún sea peor. Mientras abortaba yo preguntaba qué pasaría después pero nadie me respondió. Querían ir rápidos por si cambiaba de parecer. Durante años tenía ataques de pánico cada vez que escuchaba algo parecido al latido de un corazón. Sólo con los años, cuando estuve ya casada y embarazada de mi primer hijo hice la conexión entre el tic tac y mi miedo.

»Hasta que entré en el grupo post aborto no superé mi problema y cuantas veces sentí que me iba a suicidar. Pensaba que no merecía vivir ni ser feliz por lo que hice. Y de hecho, me intenté matar en alguna ocasión.

»Quiero contar lo que sufrí con la violación pero mucho más con los posteriores años de remordimientos. Me justificaba por la violación pero sabía que había matado una vida dentro de mí. El dolor de asesinar a un hijo concebido en una violación es el mismo que el de cualquier otro aborto. Lo he observado en nuestro centro local de ayuda a la mujer embarazada.

»Mi empeño ahora es que los casos de embarazo consecuencia de una violación no sean la excusa para legalizar el aborto. No hay día que no piense en ese hijo que aborte al igual que pienso en los que tengo. Pienso que podría haberla dado en adopción pero lo que tengo claro es que su vida tuvo un sentido y su importancia. Si yo estoy aquí en el frente provida y ayudando a embarazadas es gracias a ese bebé que aborté y al que nunca olvidaré».

Tammy esta casada y tiene dos hijos. Es coordinadora del Ministerio post aborto y voluntaria en un centro de recursos para el embarazo. Ahora también es bloguera en Save the 1.

Traducción de David Arboix


in


 

El Corán alaba mucho más a Cristo que a Mahoma, o las 8 cosas asombrosas que el islam dice de Jesús

Jesús y María están en el Corán y a quien se haga preguntas con libertad pueden llevarle a la Biblia y el cristianismo
Pablo J. Ginés / ReL  28 agosto 2015

En su libro "Encontré a Cristo en el Corán", recientemente publicado en español, Mario Joseph, que fue imán musulmán en la India y hoy es católico, explica, precisamente, lo que dice el título: las referencias a Cristo en el Corán le llevaron al cristianismo. 

Eso complicó mucho su vida con persecuciones, incomprensiones y rechazos, que él acepta, dice, porque también Cristo las vivió, previno sobre ellas y deben verse como parte de la vida cristiana.

El 20% de la población mundial
Una de cada cinco personas sobre la tierra, si conoce algo de Jesús, es a través del Islam y del Corán. Los musulmanes, incluso los poco letrados, creen conocer a Jesús bastante, lo tienen integrado en su cosmovisión, como un profeta más. Que el Corán no lleve a más musulmanes al cristianismo se debe a que muchos musulmanes no conocen con detalle el Corán y no hacen preguntas incómodas sobre él. El musulmán de a pie conoce y profesa que Jesús, según el Corán, fue un gran profeta antes que Mahoma, que Dios lo engendró milagrosamente en María sin concurso de varón, que hizo milagros, etc...

La clave que inquietó a Mario Joseph es hasta qué punto es grande Jesús, sobre todo cuando se compara con lo que el Corán dice de Mahoma.

Usar el Corán para comprobar las diferencias que da Jesús y a Mahoma es algo que se está empezando a difundir. En el ámbito cristiano protestante, el teólogo y apologeta evangélico Norman L. Geisler suele señalar (aquí en un PDF en inglés) estos 6 puntos de comparación entre ambos "profetas" según el Corán.

1) El Corán reconoce que Jesús nace de una mujer virgen, pero que Mahoma no (la tradición islámica conoce bien a los padres de Mahoma, Abdulá y Amina).

2) El Corán reconoce que Jesús no pecó, no tenía pecado en él, mientras que recoge que Mahoma sí era pecador

3) En el Corán, Jesús es llamado el "Mesías", es decir, el Ungido, un título muy elevado que Mahoma no recibe.

4) En el Corán Jesús es llamado "la Palabra de Dios", un título poderoso y elevado, que Mahoma no recibe

5) En el Corán se declara varias veces que Jesús hacía milagros, mientras que en este libro Mahoma no los hace

6) Jesús en el Corán es ascendido al Cielo con su cuerpo; cosa que el Corán no recoge acerca de Mahoma.

Mario Joseph, cuando aún era imán musulmán y se llamaba Suleimán, sin conocer nada de Geisler y su exposición, ya había notado estos aspectos que le inquietaban.

Y cuando preguntaba a sus maestros si eso no significaba que Jesús era más grande que Mahoma, quizá mucho más grande, ellos no sabían responder con razones. Pero Mario Joseph señala algunos detalles más.

7) El nombre de Mahoma aparece en el Corán sólo 4 veces, bajo dos denominaciones: Ahmed y Mohammed. En cambio, Jesús es mencionado en el Corán con 4 títulos poderosos: Kalimathullahi (Palabra de Dios), Ruhullahi (Espíritu de Dios), Isá al-Masih (Jesús el Mesías) y, finalmente, Ibnu Mariam (hijo de María, título poderoso porque María es la más excelsa de las mujeres, protegida de Dios, modelo para todos, etc...)

8) El capítulo 19 del Corán, titulado "María", canta excelencias asombrosas de Jesús que Mario no veía atribuidas en Mahoma, a saber:

- Jesús es la Palabra de Dios
- Jesús es el Espíritu de Dios
- Habló desde su cuna (el bebé Jesús, casi recién nacido, explica a unos maledicentes que su madre no ha tenido trato con varón)
- Dio vida a pájaros hechos de barro (historia que el Corán toma del evangelio apócrifo de Tomás, o de la Infancia, del siglo II).
- Curó enfermedades incurables
- Dio vida a los muertos
- Es omnisciente
- "Reveló todos los secretos"
- "Ascendió al Cielo"
- "Todavía está vivo"
- "Cristo volverá a venir"

¿Cómo encajar todo esto con la supuesta autoridad de Mahoma?

Y eso se refiere sólo a lo que se encuentra en el Corán: en los hadices y otras fuentes de tradición islámica, se ve claramente, por ejemplo, que los demonios no se acercaban siquiera a Jesús y María, tal era su pureza y santidad, mientras que sí hostigaban a Mahoma. ¿No hace eso de Jesús alguien muy superior?


 

Mahoma peca, Jesús no
Mahoma ha de pedir perdón por sus faltas
Y es que aunque el clero musulmán y los líderes religiosos islámicos hablen maravillas de Mahoma, en el Corán se ve, por ejemplo, como en la Sura 47 se dice al "profeta": "sabe, pues, que no hay más dios que Alá y pide perdón por tus faltas"; y más adelante, "que Dios te perdone por tus faltas" (en 48,2).

En cambio, Jesús, ni en el Corán ni en el Evangelio pide nunca perdón a Dios; Él, que insiste en la humildad, nunca reconoce haber pecado. Ni cristianos ni musulmanes atribuyen pecado alguno a Jesús.

Mahoma es sólo apóstol, Jesús es Ungido
Y el título de "Mesías" ("Ungido") de Jesús, puede sonar mucho más fuerte que el de Mahoma, que para el Corán es sólo "enviado" (es decir "apóstol", en griego), o profeta (si bien el Corán le llama "el Apóstol de Dios y el sello de los Profetas", en 33,45).

Por otra parte, el título de que Jesús es la Palabra de Dios resuena con fuerza, ya que Mahoma no es nunca llamado así. Un cristiano que hable con un musulmán e insista en que Jesús es el Logos, la Palabra, algo eterno que está eternamente unido a Dios, no un mero hombre, podrá avanzar bastante.

El cuerpo de Mahoma está en La Meca; el de Jesús, en el Cielo
Por otra parte, los musulmanes no dudan de que el cuerpo de Mahoma está enterrado en La Meca, y allí peregrinan. También peregrinan a las tumbas de muchos otros profetas y hombres santos y milagrosos. Pero saben que no hay tumba de Jesús, que el cuerpo de Jesús no está en ningún sitio, y que en el Santo Sepulcro no hay ningún cadáver ni resto, como bien saben también los cristianos. El Corán mismo dice que Dios elevó a Jesús hacia Él (al Cielo). Añade -eso sí- que "no lo mataron ni lo crucificaron, aunque eso les parecía a ellos" (Sura 4:157-158).

Para entender a Alá, acude a la Biblia
En su apasionante testimonio, Mario cuenta que rezó a Alá pidiéndole guía sobre cómo debía entender y tratar a Jesús; después acudió al Corán y leyó: "Si tienes alguna duda acerca de lo que te hemos revelado, pregunta a quienes antes que tú ya leían la Escritura" (Sura 10, Jonás, verso 94). Mario entendió, asombrado, que ¡quien tenga dudas sobre el Corán es remitido por el mismo Corán a los que leían las escrituras previas, cristianos y judíos! Es decir, para obtener la perfección del Corán, debe obtenerse de la Biblia.

En su testimonio (léalo aquí), Mario cuenta cómo eso le llevó, siendo un joven imán, a preguntar a una monja en una parada de autobús, y cómo ésta le remitió al Centro Divine Retreat de Muringoor, donde hoy es predicador católico, no sin pasar por duras pruebas que explica en su libro.



in


25 secretos que Jesús reveló a santa Faustina Kowalska para protegerse de los ataques del demonio

Un manual de mística en la Oración 

santa Faustina Kowalska

En Cracovia-Pradnik, el 2 de junio 1938, el Señor Jesús dictó a una joven Hermana de la Misericordia polaca un retiro de tres días. Sor Faustina Kowalska registró minuciosamente las instrucciones de Cristo en su diario, que es un manual de mística en la Oración y la Divina Misericordia.

Después de haber leído el Diario unas veces en los últimos 20 años, me había olvidado del único refugio que Cristo dio sobre el tema de la Guerra Espiritual. Luego, hace poco, fui invitado a dirigir un retiro en Trinidad basado en la "Conferencia sobre la Guerra Espiritual" de Cristo tal como se presenta en el Diario.

En el Santuario de la Sagrada Familia, un grupo increíble de líderes laicos al servicio del arzobispo y sacerdotes, patrocinó el retiro la arquidiócesis de Trinidad y llenamos el Seminario de St. John Vianney para reflexionar sobre esta enseñanza.

Aquí están los secretos que Jesús reveló a su pequeña novia Faustina sobre cómo protegerse de los ataques del demonio. Estas instrucciones se convirtieron en el arma de Faustina en la lucha contra el maligno enemigo.

Jesús comenzó: "Hija mía, quiero enseñarte acerca de la guerra espiritual"

1. Nunca confíes en ti misma, sino abandónate completamente a mi voluntad.

La confianza es un arma espiritual. La confianza es parte del escudo de la fe que san Pablo menciona en la Epístola a los Efesios (6,10-17): la armadura del cristiano. El abandono a la voluntad de Dios es un acto de confianza; la fe en acción disipa los malos espíritus.

2. En la desolación, oscuridad y dudas, acude a Mí y a tu director espiritual, él siempre te escuchará en mi nombre.

En tiempos de guerra espiritual, reza inmediatamente a Jesús. Invoca Su Santo Nombre, que este es muy temido en el inframundo. Traiga las tinieblas a la luz diciéndoselo a su director espiritual o confesor y siga sus instrucciones.

3. No negocie con cualquier tentación; enciérrate inmediatamente en Mi Corazón.

En el Jardín del Edén, Eva negoció con el diablo y perdió. Tenemos que recurrir al refugio del Sagrado Corazón. Corriendo hacia Cristo, es como le damos la espalda a lo demoníaco.

4. A la primera oportunidad, releva la tentación a tu confesor.

Una buena confesión, un buen confesor, y un buen penitente, son una receta perfecta para la victoria sobre la tentación y la opresión demoníaca, ¡esto no falla!

5. Pon tu amor propio en el último lugar, de modo que este no contamine tus obras.


El amor propio es natural, pero debe ser ordenado, libre de orgullo. La humildad vence al diablo, que es el orgullo perfecto. Satanás nos tienta al amor propio desordenado, que nos lleva a la piscina del orgullo.

6. Ten gran paciencia contigo misma

La paciencia es un arma secreta que nos ayuda a mantener la paz de nuestra alma, incluso en las grandes tormentas de la vida. La paciencia con uno mismo es parte de la humildad y la confianza. El diablo nos tienta a la impaciencia, a que se vuelva contra nosotros mismos de modo que nos enojemos. Mírate a ti mismo a la vista de Dios. Él es infinitamente paciente.

7. No descuides las mortificaciones interiores.

La Escritura enseña que algunos demonios sólo pueden ser expulsados con oración y ayuno. Las mortificaciones interiores son armas de guerra. Pueden ser pequeños sacrificios ofrecidos con gran amor. El poder del sacrificio por amor desaloja al enemigo.

8. Siempre justifícate a ti misma las opiniones de tus superiores y de tu confesor.

Cristo habla a santa Faustina que vive en un convento. Pero todos tenemos personas con autoridad sobre nosotros. El diablo tiene como objetivo dividir y conquistar, de manera que la humilde obediencia a la auténtica autoridad es un arma espiritual.

9. Rechaza las murmuraciones como a una plaga.

La lengua es una poderosa embarcación que puede hacer mucho daño. Estar murmurando o chismeando, nunca es de Dios. El diablo es un mentiroso que suscita acusaciones falsas y chismes que pueden matar la reputación de una persona. Rechaza las murmuraciones.

10. Deja que todos actúen como quieran; pero tú tienes que actuar como Yo quiero que lo hagas.

La mente de uno mismo es la clave en la guerra espiritual. El diablo es un entrometido que intenta arrastrar a todo el mundo. Agrada a Dios y deja que las opiniones de los demás vayan por el camino.

11. Observar la regla tan fielmente como te sea posible.

Jesús se refiere a la regla de una Orden Religiosa aquí. La mayoría de nosotros hemos hecho algún voto delante de Dios y de la Iglesia y debemos ser fieles a nuestras promesas, es decir votos matrimoniales y promesas bautismales. Satanás tienta a la infidelidad, la anarquía y la desobediencia. La fidelidad es un arma para la victoria.

12. Si alguien te causa problemas, piensa en el bien que puedes hacer a la persona que te hizo sufrir.

Ser un vaso de misericordia divina es un arma para el bien y para derrotar el mal. El diablo trabaja sobre el odio, la ira, la venganza y la falta de perdón. Otros nos han hecho daño en algún momento. ¿Qué le devolveremos a cambio? Regresar una bendición rompe maldiciones.

13. No derrame sus sentimientos.

Un alma habladora será más fácilmente atacada por el demonio. Derrama tus sentimientos sólo ante el Señor. Recuerde, los espíritus buenos y malos escuchan lo que dices en voz alta. Los sentimientos son efímeros. La verdad es la brújula. El recogimiento interior es una armadura espiritual.

14. Guarda silencio cuando seas reprendida.

La mayoría de nosotros hemos sido reprendidos en algún momento. No tenemos ningún control sobre eso, pero sí podemos controlar nuestra respuesta. La necesidad de tener la razón todo el tiempo puede conducirnos a trampas demoníacas. Dios sabe la verdad. Déjala ir. El silencio es una protección. El diablo puede utilizar la justicia propia para hacernos tropezar también.

15. No le pida opinión a todos, sino sólo a tu confesor; sé tan franca y sencilla como un niño con él.

La simplicidad de la vida puede expulsar a los demonios. La honestidad es un arma para derrotar a Satanás, el mentiroso. Cuando mentimos ponemos un pie en su terreno y él intentará seducirnos aún más.

16. No se desanime por la ingratitud.

A nadie le gusta ser subestimado. Pero cuando nos encontramos con la ingratitud o la insensibilidad, el espíritu de desánimo puede ser una carga para nosotros. Resista todo desaliento porque eso nunca proviene de Dios. Es una de las tentaciones más eficaces del diablo. Tenga gratitud en todas las cosas del día y saldrá ganando.

17. No examines con curiosidad los caminos por donde yo te conduzco.

La necesidad de conocer, y la curiosidad por el futuro es una tentación que ha llevado a muchas personas a los cuartos oscuros de los psíquicos, brujas, etc. Elija caminar en la fe. Decídase a confiar en Dios quien te lleva por el camino al cielo. Resista siempre al espíritu de curiosidad

18. Cuando el aburrimiento y el desánimo, golpean contra tu corazón, huye de ti mismo y escóndete en mi corazón.


Jesús entrega el mismo mensaje una segunda vez. Ahora Él se refiere al aburrimiento. A principios del Diario, dijo a santa Faustina que el diablo tienta más fácilmente a las almas ociosas. Tenga cuidado con el aburrimiento, es un espíritu de letargo o acedia. Las almas ociosas son presa fácil de los demonios.

19. No temas a la lucha; la valentía a menudo intimida a las tentaciones, y ellos no se atreven a atacarnos.

El miedo es la segunda táctica más común del diablo (el orgullo es el primero). La valentía intimida al diablo, él huirá ante el perseverante coraje que se encuentra en Jesús, la roca. Todas las personas luchan, y Dios es nuestra provisión.

20. Siempre lucha con la profunda convicción de que yo estoy contigo.

Jesús instruye a una hermana en un convento para "luchar" con convicción. Ella puede hacerlo porque Cristo la acompaña. Los cristianos estamos llamados a luchar con convicción en contra de todas las tácticas demoníacas. El diablo trata de aterrorizar a las almas, debes resistir al terrorismo demoníaco. Invoca al Espíritu Santo en el transcurso del día

21. No se deje guiar por el sentimiento, porque no siempre está bajo tu control. Todo el mérito radica en la voluntad.

Todo el mérito radica en la voluntad, porque el amor es un acto de la voluntad. Somos completamente libres en Cristo. Tenemos que hacer una elección, una decisión para bien o para mal. ¿En qué terreno vivimos?

22. Siempre depende de tus superiores, incluso en las cosas más pequeñas.

Cristo está instruyendo a una religiosa aquí. Todos tenemos al Señor como nuestro Superior. La Dependencia de Dios es un arma de guerra espiritual, porque no podemos ganar por nuestros propios medios. Proclamar la victoria de Cristo sobre el mal es parte del discipulado. Cristo vino a derrotar a la muerte y el mal, ¡proclámalo!

23. No te engañes con perspectivas de paz y consuelo; por el contrario, prepárate para grandes batallas.

Santa Faustina sufrió física y espiritualmente. Ella estaba preparada para grandes batallas por la gracia de Dios que la sostuvo. Cristo nos instruye claramente en las Escrituras para estar preparados para grandes batallas, para ponernos la armadura de Dios y resistir al diablo (Ef. 6,11). Estar atentos y discernir siempre.

24. Sepa bien que está en un gran escenario donde todo el cielo y la tierra están mirando.

Estamos todos en un gran escenario donde el cielo y la tierra están viendo. ¿Qué mensaje estamos dando con nuestra forma de vida? ¿Qué clase de tonalidades irradiamos: luz, oscuridad o grises? ¿La forma en que vivimos atrae más luz o más oscuridad? Si el diablo no tiene éxito en llevarnos a la oscuridad, tratará de mantenernos en la categoría de los tibios, que no es agradable a Dios.

25. Lucha como un caballero, de modo que Yo pueda recompensarte. No seas excesivamente temerosa, porque tú no está sola.


Las palabras del Señor a Santa Faustina pueden convertirse en nuestro lema: ¡Lucha como un caballero! Un Caballero de Cristo sabe bien la causa por la que él lucha, la nobleza de su misión, el Rey a quien sirve, y con la bendita certeza de la victoria, que lucha hasta el final, incluso a costa de su vida. Si una joven, sin educación, una simple monja polaca unida a Cristo, puede luchar como un Caballero, todo cristiano puede hacer lo mismo. La confianza es victoriosa.

Citas del Diario de Santa Faustina son propiedad de los Marianos de la Inmaculada Concepción, Stockbridge, Massachusetts.
 

in


sábado, 29 de agosto de 2015

Contamos convosco em Fátima! 



Copyright © Apostolado da Oração


¿Cuáles son las 10 frases de la Biblia más compartidas por móvil? Son las que sirven para dar ánimos

You version permite descargarse gratuitamente la Biblia en cualquier dispositivo móvil

ReL 27 agosto 2015

YouVersion(www.bible.com/es)es una aplicación sobre la Biblia para dispositivos móviles que se ha instalado ya 123 millones de veces en tablets, iPhones, iPad, Blackberrys y otros aparatos portátiles de comunicación en todo el mundo. Ilustra en qué medida las nuevas tecnologías se integran en la vida cristiana y de oración. 

Con motivo del balance anual de 2013 (año en que la aplicación se ha instalado 49 millones de veces y sus usuarios han compartido y reenviado 68 millones de versículos) la plataforma ha elaborado una serie de listas con las frases y capítulos bíblicos que tienen más "éxito".

Los 10 versículos más compartidos
Una cosa es marcar digitalmente los versículos que a uno le sirven, extrañan o edifican, y otra distinta es enviarlos a conocidos.
 

La estadística muestra que casi todos los versículos en el ránking de "los más compartidos" son frases de ánimo, exhortación, consuelo y coraje, con un par de excepciones curiosas: el más compartido es el Salmo 118,24, una frase de celebración y victoria, y en séptima posición encontramos el famoso "Maridos, amad a vuestras mujeres" de San Pablo. (En cambio, la petición paralela de "esposas, someteos a vuestros maridos", parece no se reenvía mucho).
 

Y así los más compartidos son

1. Este es el día que hizo el Señor: alegrémonos y regocijémonos en él. (Salmos, 118: 24)

2. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte a su debido tiempo. (Pd. 5, 6)

3. No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra. (Is. 41, 10)

4. Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. (Mt. 7, 7)

5. Los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán (Is. 40, 31)

6. No tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino Uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. (Heb. 4, 15)

7. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra. (Ef. 5, 25-26)

8. Te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Yahvé tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas (Js. 1, 9)

9. No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio (2. Tim. 1, 7)

10. El Señor es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable. (Salmos 18, 2)


Los 5 versículos más populares
La tabla de los más populares se refiere a los más marcados, votados, usados... Es un criterio distinto, pero de nuevo nos encontramos con versículos de superación, de ánimo y esfuerzo, a veces de consuelo en el esfuerzo.
Esta es la lista de los 5 más populares:

1. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece (Fil. 4, 13)

2. Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán (Is. 40, 31)

3. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre jamás. Amén. (Mt. 6, 13)

4. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Yahvé tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas (Js. 1, 9)

5. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias (Fil. 4, 6)


Capítulos más leídos
Y los 5 capítulos más leídos (o, quizá en realidad, más estudiados, los que requieren una lectura sosegada) por los usuarios son estos:
 
1. Romanos 8 (sobre la idea de que la carne mata, el espíritu da vida, con Dios somos más que vencedores)
 
2. Romanos 12 (indicaciones para la vida cristiana: "renovad vuestra mente, conoced a Dios, aborreced lo malo...")
 
3. Mateo 5 (las Bienaventuranzas)
 
4. Juan 4 (Jesús y la samaritana junto al pozo)
 
5. Hebreos 12 ("Una nube de testigos nos contempla", "Dios nos trata como hijos", "nuestro Dios es un fuego consumidor").

YouVersion permite elegir entre cientos de versiones de la Biblia, compararlas de dos en dos, resaltar con colores los versículos, compartirlos, crear notas e incluso suscribirse a los planes de lectura.
 
A modo de resumen de estas estadísticas, hay un "versículo del año" que es el que mayor puntuación conjunta ha logrado en las categorías de "favoritos", "compartidos" y marcados.
 
Y el "vencedor final" es este:

«Todo lo puedo en Cristo que me fortalece» (Fil. 4, 13)

Resultados de cristianos "maduros"
La aplicación recoge lo que hacen sus usuarios con ella, que son -por definición- personas de fe y vida cristiana, que buscan apoyo en la Palabra para perseverar. 

Tiene un elemento "práctico" y cotidiano muy claro.
 
Debido a eso, no consiguen subir mucho en el ránking los versículos e ideas que se usan más en ambientes menos formados en la vida bíblica o los que se usan para evangelizar personas alejadas de la fe, para suscitar un primer enamoramiento de Dios (el kerigma, "Dios te ama", el hijo pródigo, etc...)


in

«Soy un homosexual que encuentro a Dios, después huyo y me alcanza de nuevo... en lugares oscuros»

El bloguero Eliseo del Deserto

Preocupación, soledad, desánimo, depresión...

«Si hace tiempo se buscaba “Eliseo del Deserto”, la primera sugerencia que salía era “fake”, o sea “falso”, identidad tarocca. Eliseo del Deserto es el pseudónimo que uso para escribir. Soy un bloguero que gozó de cierta popularidad en verano de 2013, cuando escribí una carta al Papa Francisco. Eran los días de la Jornada Mundial de la Juventud en Río, y de la memorable rueda de prensa en la que dijo “quién soy yo para juzgar”.

»Me sentí interpelado por el pontífice, porque soy homosexual y busco a Dios desde siempre, lo encuentro, después huyo y luego me alcanza de nuevo, incluso en los lugares más oscuros en los que me escondo. El Papa Francisco nos ha acostumbrado a oír hablar de estos lugares: son las periferias de la existencia. La mía es una periferia moral, de quien no se acepta, de quien intenta saciar su sed de amor en el sexo, de quien quisiera seguir a Dios, pero se siente un paria.

»Así, me ofrecí voluntario. “Querido Papa Francisco, quiero ir yo a las periferias de la homosexualidad, para llevar la luz de Dios, ¡reza por mi!”; nunca recibí respuesta, pero desde ese día, de todo el mundo, chicos y chicas, hombres y mujeres que comparten mi misma situación, me escriben pidiéndome un consejo o sencillamente un poco de amistad.

»No faltan los que no me soportan porque según ellos doy una imagen falsa del mundo gay. Les molesta también que escriba en el diario “La Croce” (diario católico italiano, n.d.t.), pero no puedo callar. Estoy aquí para revelaros el falso mito del mundo gay, falso a partir precisamente de la palabra que lo describe, “gay” (alegre), porque no hay serenidad ni alegría en él. Se necesita ostentar colores, brillos y alegría donde sólo hay una vorágine que llenar. Un mundo que es solo apariencia porque dentro no se puede estar, hace demasiado daño.

»La homosexualidad, un argumento cada vez más incandescente. Un avispero que si no llevas cuidado te desencadena encima enjambres de avispas enfurecidas; como le sucedió a Guido Barilla, acusado de homofobia por haber declarado que quería poner en sus anuncios sólo modelos de familia tradicional, y obligado a un mea culpa público. Le escribí también una carta, muy criticada, donde le pedí perdón en nombre de la comunidad LGBT por las ofensas que había recibido.

»Pero ¿el motivo de la lucha de los LGBT está totalmente equivocado? No. Aunque la homofobia es un falso mito, no lo es el bullying. Fenómeno que no se dirige exclusivamente contra los homosexuales, pero yo lo he sufrido, sé lo que significa. Estamos de acuerdo en que en las escuelas no es lícito promover la teoría de género, pero estoy convencido de que es necesario promover el valor de la diferencia, sin que esto menoscabe a otros, como sucede por ejemplo en las escuelas en las que se quita el crucifijo por respeto a las demás religiones.

»¿Los católicos tienen siempre razón? No. La indignación que exhiben algunos post en Facebook y Twitter da náuseas. Un católico no puede escandalizarse, porque debería saber que él no es mejor que los demás. Pienso siempre en santa Teresita, cuando escribía que si ella no tenía pecados graves en la conciencia era sólo porque la Misericordia de Dios la había preservado, y con todo se consideraba una gran pecadora.

»Sostengo desde siempre la necesidad de manifestarse por la defensa de la libertad de expresión, por los derechos de la familia y de los niños; he participado en las reuniones de la Manif pour Tous y en las veladas de los Sentinelle in Piedi, pero creo que ha llegado el momento de ir más allá.

»Noto que los corazones se endurecen cada vez más, enrocados en ideales cada vez más parecidos a ideologías, que nos llevan lejos de la esperanza y del amor que debemos en cambio seguir y testimoniar.

»En algunos casos ya no encuentro ninguna diferencia entre la militancia LGBT y la militancia católica.

»Precisamente en estos tiempos en los que el Papa quiere renovar el rostro de la Iglesia, también nosotros tenemos que cambiar de actitud. Perdonad la banalidad de la expresión, pero ¡tenemos que ser más simpáticos! Debemos sobre todo volver a esperar, también en este tiempo en el que parece que todo se derrumba.

»Quisiera concluir esta presentación mía con las palabras que Elliot hizo pronunciar a Tomás Becket en su representación “Asesinato en la Catedral”. Palabras que dan sentido también a mi deseo de escribir en un diario que tiene un título comprometido: “La Croce”.

»El arzobispo Tomás Becket, riñendo a los sacerdotes que querían cerrar las puertas de la catedral de Canterbury para defenderle de los enemigos que le querían matar, dice: “¡Desatrancad la puerta! (…) La Iglesia estará abierta, incluso a nuestros enemigos” “No estamos aquí para triunfar con la lucha, con la estratagema o la resistencia. Ni luchar con bestias, como hombres. Con la Bestia luchamos ya y fue conquistada. Sólo podemos conquistar ahora con el sufrimiento. Es la victoria más fácil. Ahora es cuando llega el triunfo de la Cruz. Ahora, abrid la puerta”.

Carta de un homosexual al Papa Francisco: nos das esperanza

«Soy homosexual, no gay»: testimonio de Jean-Pier en la manifestación pro-familia de Roma


in

 

¿Qué es lo que está destruyendo a los matrimonios católicos? La respuesta es sorprendente

Lo indica el Padre Morrow, experto en pastoral familiar

Muchas parejas que dan el sí quiero en la Iglesia en realidad no saben a qué dicen sí...
Kate Veik / Aciprensa  27 agosto 2015

De las numerosas parejas católicas que pasan por el consultorio del sacerdote P. T.G Morrow en Washington D.C en Estados Unidos para terapia familiar, dos de ellas impactaron especialmente al presbítero.

En muchas maneras esas dos parejas eran perfectas: estaban abiertas a la vida, educaban a sus hijos en la fe y recibían frecuentemente los sacramentos. Pero ambos matrimonios terminaron rotos. ¿El culpable? Los enojos.

Los enojos son un veneno”, aseguró a ACI Prensa el P. Morrow, teólogo moral y autor de Overcoming Sinful anger (Superando la ira pecaminosa). “Si un esposo y su mujer se enfadan con frecuencia, eso destruye la relación. La hace tan dolorosa que quieren terminar con ella”.

La experiencia del enojo es universal. Es natural, puede ser incontrolable y es una respuesta al comportamiento de otros, afirma. A veces los enojos pueden ser correctos, Santo Tomás de Aquino dijo que si este se unía a la razón era digna de alabanza; pero la mayoría de las veces están encaminados hacia la ira pecaminosa que está motivada por el deseo de venganza, explicó el sacerdote.

Y la ira como pecado tiene efectos devastadores en las relaciones.

“Es extremadamente importante que la gente se dé cuenta de que la ira y los enojos pueden ser algo serio, especialmente si cuenta con arrebatos mayores que dañan a otras personas”, afirmó el P. Morrow.

La ira es tan destructiva que muchos expertos matrimoniales recomiendan a las parejas tener cinco reacciones positivas por una de enojo.

El enojo, cuando se expresa de manera incorrecta, es un veneno para las relaciones”, afirma. “Los esposos necesitan ser especialmente cautelosos con esto y trabajar para superarlo”.

A pesar de que el sentimiento de ira es natural e imposible de evitar, el P. Morrow asegura que es importante conocer cómo expresar el enojo y la disconformidad de una manera efectiva y positiva. El primer paso es decidir si vale la pena enfadarse.

La gente se enfada por pequeñeces, cosas sin importancia”, afirma. “Hay que pensar “¿Vale pena enfadarme por esto? Si no, déjalo pasar. Simplemente olvídalo”.

Si tu enfado está justificado y la confrontación terminará por ser algo positivo para el otro, utiliza el humor y la diplomacia para expresarlo. Si la confrontación no hará mejor al otro entonces, apunta el P. Morrow, puede ser una buena idea ofrecer tu enfado al Señor como sacrificio por tus pecados y por los pecados del mundo.

“La rabia no se va automáticamente en el primer intento”, explica. “Hay que continuar ofreciéndoselo a Dios como sacrificio”.

El P. Morrow asegura que esa actitud hacia los enfados no significa que las personas deban convertirse en “cobardes incapaces” de expresar su insatisfacción con las acciones de los otros.

El marido violento de santa Mónica
Por eso pone el ejemplo de Santa Mónica, la madre de San Agustín de Hipona. Muchos de los hombres de Tagaste en esa época tenían temperamentos violentos y el marido de Santa Mónica no era una excepción. Cuando volvía a casa y gritaba a Santa Mónica ella le decía que se calmara. Algunas veces, después de la explosión de rabia de su marido, Santa Mónica se acercaba tranquilamente a él y con calma le explicaba sus quejas.

“Ella era cualquier cosa menos cobarde. Santa Mónica tenía un objetivo concreto, quería ser santa y convertir a su hijo. Persiguió sus objetivos con ardor, y como resultado convirtió a su marido violento y también a su hijo Agustín”.

Para más información consulte el libro del P. Morrow, Overcoming Sinful Anger que incluye un manual desarrollado por el sacerdote tras años como mediador matrimonial y director espiritual, además de haber realizado su tesis doctoral en la Teología del Cuerpo de San Juan Pablo II en el Instituto para Estudios sobre Matrimonio y Familia.

Traducido por Blanca Ruiz


in