domingo, 31 de dezembro de 2017

San Vicente María Strambi, 1 de enero



Insigne discípulo de san Pablo de la Cruz

San Vicente María Strambi
San Vicente María Strambi
Eran tan grandes las virtudes de este prelado pasionista, que su fundador, san Pablo de la Cruz, le encomendó la fundación con la certeza de que haría obras más grandes que la suyas. Fue estimado por los pontífices de su tiempo.
En esta solemnidad de María Santísima, Madre de Dios, entre otros santos, la Iglesia aclama al pasionista Vicente María Strambi, prelado de Macerata y Tolentino, insigne discípulo de san Pablo de la Cruz que cuando lo conoció ya vio en él a un gran santo.
Nació en Civitavecchia, Italia, el 1 de enero de 1745. Fue el único superviviente de los cuatro hijos nacidos en el matrimonio del farmacéutico Giuseppe Strambi y Eleonora Gori. El celo de su padre por mantenerlo junto a él y ver cumplidos en su heredero los sueños que fraguó para su futuro no fue impedimento para que el joven defendiese firmemente su vocación. Ambos progenitores le transmitieron su fe y generosidad con los necesitados que Vicente aún superó con creces al punto de ser frenado en sus ansias de donación.
La madre, comprensiva y gozosa al conocer su inclinación al sacerdocio, le dio su bendición. Se formó en el seminario de Montefiascone. Inteligencia y piedad marcaron estos años en los que su amor a Cristo crucificado presidía su acontecer. Antes de recibir el sacramento del orden fue prefecto y luego rector del seminario de Bagnoregio. Ya se advertían sus numerosos dones y celo pastoral. Fue ordenado sacerdote unos meses antes de cumplir 23 años. Pero se sentía inclinado a la vida religiosa. Contra la voluntad del padre, llamó primero a las puertas de los padres de la Misión y luego las de los capuchinos. No era su lugar. Unos lo rechazaron por su débil salud y otros por su condición de hijo único hasta que conoció a Pablo de la Cruz en una misión, y quedó seducido por su ardor apostólico y virtud.
Cuando le pidió ingreso en los pasionistas, Pablo le abrió los brazos. Y a Giuseppe, que rogó y acudió no solo a él sino a quienes pensaba que podrían disuadir a su hijo, le respondió: «Debería alegrarse sumamente al ver que el Señor elige a su hijo para hacerlo un gran santo». Profesó en 1769. Unos años más tarde, después de haber encendido muchos corazones con su predicación, partió a Roma para ocuparse de los jóvenes estudiantes formándoles en todos los ámbitos. En 1775 Clemente XIV, sabedor de sus virtudes y dotes apostólicas que ya le precedían, le encomendó predicar en Santa María en Trastévere, convirtiéndose él mismo en uno de sus oyentes. Desde entonces, asiduamente y a petición del papa, el que ya era reconocido como «el predicador pasionista santo», impartió retiros a la curia pontifical, y otros estamentos del clero.
Sus dotes diplomáticas hicieron de él un valioso instrumento para la conciliación que llevó a cabo a petición de los pontífices. Hombre humilde, sencillo, abnegado, de intensa oración y penitencia, fue incluido en el cónclave que eligió a Pío VII y votado por una parte de los cardenales. No quiso distinguirse nunca de sus hermanos, y lejos de aceptar prebenda alguna por razón de su oficio: superior, provincial, consultor general, efectuaba las labores cotidianas en la huerta y en la cocina como uno más. Fue agraciado con el don de profecía y de penetración de espíritus; en sus predicaciones acaecieron hechos prodigiosos.
Pablo de la Cruz al sentir cercana su muerte le encomendó la Congregación: «Harás cosas grandes, harás mucho bien»Vicente tenía 30 años y había sido fidelísimo al fundador en los seis que llevaba como pasionista. Luego sería también su biógrafo. Escribió la vida de Pablo de rodillas en la celda que aquél había ocupado. Y más tarde fue su postulador. Muy devoto de la preciosísima Sangre de Jesús le dedicó su primer trabajo. Fue autor de obras escolares y espirituales. En 1801 Pío VII lo nombró prelado de Macerata y Tolentino y aceptó el nombramiento aunque su deseo habría sido vivir como simple religioso pasionista. El papa valoraba sus muchas virtudes y capacidad para regir, enseñar y santificar, y lo tranquilizó: «Sábete que nadie se ha interesado para elegirte; lo he hecho yo espontáneamente, por mi personal conocimiento, por inspiración divina».
A Vicente se deben grandes conversiones, como la de la hermana de Napoleón, emperador que lo envió al exilio al constatar que no podía vencer su fidelidad al Santo Padre. Los pobres, sin excluir a los demás necesitados, fueron objeto de su predilección. Decía: «Los pobres son mis patrones. Yo no soy sino su ecónomo»Como pastor dosificó la firmeza y la comprensión. Fue un gran renovador. León XII, que lo mantuvo en su oficio hasta 1823, afirmó: «Es suficiente su sombra para gobernar la diócesis». El pontífice lo retuvo junto a él. Cuando enfermo de muerte fue a administrarle el viático, manifestó: «Vicente mío, yo creía hacerte santo, pero algún otro pontífice lo hará». El humilde pasionista ofreció su vida por la del papa que se hallaba enfermo, y éste sanó de improviso, muriendo él repentinamente en el curso de una semana el 1 de enero de 1824. Fue beatificado por Pío XI el 26 de abril de 1925, y canonizado por Pío XII el 11 de junio de 1950.
in



En el último día del año 2017, damos gracias a Dios

Palabras del Papa después del Ángelus

Ángelus Del 31/12/2017 © Vatican Media
Ángelus Del 31/12/2017 © Vatican Media
(ZENIT – 31 dic. 2017).- Para el último día del año civil, 31 de diciembre de 2017, el Papa Francisco ha recomendado “tomar un poco de tiempo para pensar en todas las cosas buenas que he recibido del Señor….y de dar gracias. Y si también ha habido pruebas, dificultades, dar gracias también porque nos ha ayudado a superar esos momentos”.

Esta es nuestra traducción de las palabras que el Papa ha pronunciado en italiano después del Ángelus de este domingo que ha presidido en la Plaza San Pedro.
A.K
Palabras del Papa después del Ángelus
¡Queridos hermanos y hermanas!
Expreso mi cercanía  a los hermanos coptos ortodoxos de Egipto, golpeados hace dos días por dos atentados en una iglesia y en un comercio en las afueras de El Cairo. Que el Señor acoja las almas de los difuntos, sostenga a los heridos, a los seres queridos y a toda la comunidad y convierta los corazones de los violentos.
Hoy dirijo un saludo especial a las familias aquí presentes, y también a aquellas que participan desde su casa. Que la Sagrada Familia os bendiga y os guie en vuestro camino.
Os saludo a todos romanos y peregrinos; en particular, a los grupos parroquiales, las asociaciones y a los jóvenes. No olvidemos en este día de dar gracias a Dios por el año que termina y por todo lo bueno recibido. Y esto nos hará bien a cada uno de nosotros, tomar un poco de tiempo para pensar en todas las cosas buenas que he recibido del Señor en este año. Y si ha habido también pruebas y dificultades, también dar gracias porque nos ha ayudado a superar esos momentos. Hoy es un día de acción de gracias.
A todos, os deseo un buen domingo y un sereno fin de año. Os agradezco nuevamente vuestros deseos y vuestras oraciones: y continuad orando por mí. ¡Buen apetito y adiós!
© Traducción de ZENIT, Raquel Anillo
in



Unión armoniosa, tweet del Papa para la fiesta de la Sagrada Familia

Unión de las diferencias entre el hombre y la mujer

Ángelus Del 31/12/2017 © Vatican Media
Ángelus Del 31/12/2017 © Vatican Media
(ZENIT – 31 dic. 2017).-  Para la fiesta de la Sagrada Familia, el Papa Francisco ha elogiado a la familia como una “unión armoniosa “, en un tweet publicado el 31 de diciembre de 2017 en  @Pontifex.

“La familia es la unión armoniosa de las diferencias entre el hombre y la mujer que es aún más cierto que es capaz de abrirse a la vida y a los demás” ha escrito el Papa.
Durante el Ángelus dominical al mediodía, ha hablado de la misión hacia la cual está orientada la familia: crear las condiciones favorables para el crecimiento armonioso y completo de los niños, para que puedan vivir una buena vida , digna de Dios y constructiva para el mundo”
© Traducción de ZENIT, Raquel Anillo
in



Concluyendo 2017, el Papa rinde homenaje a los ciudadanos que “aman su ciudad no con palabras sino con hechos”

Vísperas de Santa María Madre de Dios

Vísperas de Santa María Madre De Dios © Vatican Media
Vísperas De Santa María Madre De Dios © Vatican Media
(ZENIT – 31 dic. 2017).- El Papa Francisco ha rendido homenaje  a los ciudadanos de Roma que cumplen con su deber cada día, sin publicidad, en las primeras vísperas de la solemnidad de Santa María Madre de Dios, en la Basílica de San Pedro, este domingo 31 de diciembre de 2017. Ha expresado su gratitud a “todos los artesanos del bien común, que aman a su ciudad no con palabras sino con hechos” y que cooperan así “silenciosamente por el bien común”.
En su homilía, el Papa ha saludado a “todas aquellas personas que cada día contribuyen con gestos concretos, pequeños pero preciosos, al bien de Roma: buscan cumplir mejor con su deber, se desplazan en la circulación con criterio y prudencia, respetando los lugares públicos y señalando lo que no va bien, están atentas a las personas mayores o con dificultades.
“Estas personas, ha añadido, no lloran entre ellos mismos, ni albergan resentimiento ni amargura, sino que se esfuerzan por hacer su parte todos los días para mejorar un poco las cosas”.
El Papa Francisco también ha expresado su gran ”estima por los padres, maestros y educadores que, con este estilo, buscan formar a los niños y a los jóvenes en el sentido cívico”.
Citando “las pequeñas y grandes ofensas a la vida, a la verdad, a la fraternidad, que causan múltiples formas de degradación humana, social y ambiental”, ha dicho el Papa al final del 2017: “Queremos y debemos asumir nuestra responsabilidad de todo, delante Dios, delante de los hermanos y delante de la creación”.
La liturgia ha sido seguida por la exposición al Santísimo Sacramento, por el tradicional Te Deum, en acción de gracias por el año civil que se va, y por la bendición eucarística.
A.K
Homilía del Papa
“Cuando vino el cumplimiento de los tiempos, Dios envió a su Hijo” (Gal 4: 4). Esta celebración vespertina respira la atmósfera de la plenitud de los tiempos. No porque estamos en la última tarde del año civil, sino porque la fe nos hace contemplar y sentir que Jesucristo, el Verbo hecho carne, dio plenitud al tiempo del mundo y de la historia humana.
«Nacido de una mujer» (v.4). La primera en experimentar este sentido de plenitud dado por la presencia de Jesús fue precisamente la “mujer” de quien “nació”. La Madre del Hijo Encarnado, Theotokos, Madre de Dios. A través de ella, por así decirlo, ha brotado la plenitud del tiempo: a través de su corazón humilde y lleno de fe, a través de toda su carne impregnada del Espíritu Santo.
A partir de ella, la Iglesia ha heredado y hereda continuamente esta percepción interna de la plenitud, lo que alimenta un sentimiento de gratitud, como la única respuesta humana digna del don inmenso de Dios. Un agradecimiento conmovedor, que, a partir de la contemplación de aquel Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre, se extiende a todo y a todos, al mundo entero. Es un “gracias” que refleja la Gracia; no viene de nosotros, sino de Él; no proviene de mí, sino de Dios, e involucra al yo y al nosotros.
En este ambiente creado por el Espíritu Santo, elevamos a Dios la acción de gracias por el año que toca a su fin, reconociendo que todo lo bueno es su don.
Incluso en esta época del año 2017, que Dios nos había dado íntegro y sano, los humanos hemos perdido y herido en muchos aspectos con obras de muerte, con mentiras e injusticias. Las guerras son el signo flagrante de este orgullo reincidente y absurdo. Pero también lo son todas las pequeñas y grandes ofensas a la vida, a la verdad, a la fraternidad, que causan múltiples formas de degradación humana, social y ambiental. Queremos y debemos asumir nuestra responsabilidad de todo, ante Dios, nuestros hermanos y nuestra creación.
Pero esta noche prevalece la gracia de Jesús y su reflejo en María. Por lo tanto, prevalece la gratitud, que, como Obispo de Roma, siento en mi alma, pensando en las personas que viven en esta ciudad con el corazón abierto.
Siento una sensación de simpatía y agradecimiento por todas aquellas personas que cada día contribuyen con pequeñas pero preciosas acciones concretas para el bien de Roma: tratan de hacer lo mejor su deber, que se mueven en el tráfico con sabiduría y prudencia, respetando los lugares públicos y señalan cosas que están mal, prestan atención a las personas mayores o en dificultad, y así sucesivamente. Estos y miles de otros comportamientos expresan concretamente el amor por la ciudad. Sin discursos, sin publicidad, pero con un estilo de educación cívica practicada en la vida cotidiana. Y así ellos cooperan silenciosamente en el bien común.
También siento una gran estima por los padres, maestros y todos los educadores que, con este mismo estilo, intentan formar a los niños y jóvenes en un sentido cívico, una ética de responsabilidad, educándolos para que se sientan parte de ellos, para que se cuiden a sí mismos, para interesarse en la realidad que los rodea.
Estas personas, incluso si no son noticia, son la mayoría de las personas que viven en Roma. Y entre ellos, muchos están en condiciones de dificultades económicas; sin embargo, no lloran entre sí, ni albergan resentimientos y rencores, sino que se esfuerzan por hacer su parte todos los días para mejorar un poco las cosas.
Hoy, en la acción de gracias a Dios, los invito a expresar también la gratitud por todos estos artesanos del bien común, que aman a su ciudad no con palabras sino con hechos.
© Traducción de ZENIT, Raquel Anillo
in



La Inmaculada será día festivo civil en Filipinas: se suma a la práctica de muchos países hispanos

31 diciembre 2017


Misa de la Inmaculada en Filipinas -
desde el siglo XVI es patrona de las islas
El Día de la Inmaculada Concepción, santa patrona de Filipinas, será día festivo en el calendario civil de este país de 103 millones de habitantes, de los que un 80% son católicos. 


El presidente Rodrigo Duterte tiene una malísima relación con los obispos y la jerarquía católica. Sin embargo, los católicos van a poderse beneficiar de que sea festivo el 8 de diciembre, con el cierre de escuelas e instalaciones oficiales en ese día. 

El proyecto de ley, que lleva la firma del líder del bloque mayoritario y del parlamentario Rodolfo Fariñas, de la provincia de Ilocos Norte, fue aprobado por la Cámara de Representantes el 2 de mayo pasado, y obtuvo la aprobación del Senado el 11 de diciembre. La medida entrará en vigencia 15 días después de su publicación en el Boletín Oficial.

La devoción popular era ya extensa
Ramon F. Santiago, del movimiento laico “Parejas para Cristo”, muy extendido en el país, declara a AsiaNews: “La medida del presidente es un justo reconocimiento a la Santísima Virgen, nuestra patrona”. 

Tradicional procesión de la Inmaculada en Intramuros, el barrio histórico de Manila

Del mismo parecer es Bambi Suguitan Lozano, líder laico de la parroquia de San Roque, en Sampaloc (arquidiócesis de Manila): “Estoy feliz de que el presidente haya considerado el amor de los filipinos por nuestra Señora”.

 “Esta decisión debió ser tomada hace mucho tiempo", declara Slym Villegas, médico especialista en implantes ortopédicos . "Si celebramos la fiesta de los muertos y el día del heroe como fiesta nacional, ¿por qué no debemos hacer lo mismo con la solemnidad de la Inmaculada Concepción? Es justo que ahora sea una fiesta nacional. Es nuestro modo de dar gracias a la Virgen, y de venerarla”.

De hecho, en muchos centros escolares del país ya había tradición de interrumpir las clases el 8 de diciembre y la Iglesia pedía a los fieles acudir a misa ese día. 

Patrona de muchos países hispanos
En 8 de febrero de 1579, el Papa Gregorio XIII consagró las Islas Filipinas a la protección de la Inmaculada Concepción. En septiembre de 1942, el papa Pío XII formalizó dicho patronazgo en la Bula Papal Impositi Nobis via la Acta Apostolicae Sedis con Santa Rosa de Lima y Santa Potenciana (la romana mártir) como patronas secundarias.

La Inmaculada es también patrona de España, Portugal, Estados Unidos y de varios países hispanoamericanos y es día festivo civil en buena parte de ellos: Perú, Paraguay, Panamá, Nicaragua, Chile, Argentina, Colombia... 

Con este decreto, Filipinas refuerza su lazo cultural con los otros países del ámbito hispánico y católico.



in



Nagasaki 1945, los niños y la guerra: la foto emocionante que el Papa Francisco ha querido difundir

31 diciembre 2017


Francisco ha hecho difundir esta foto de 1945
en vísperas del Día de la Paz, que se
celebra cada 1 de enero
La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha difundido este 30 de diciembre una fotografía que el Papa Francisco ha elegido para para generar consciencia sobre la guerra y sus lamentables consecuencias. El Papa ha encargado que en la parte posterior de la foto se escriba la siguiente inscripción:


“... el fruto de la guerra
Franciscus”.

Y se añade una explicación de su contexto:

“Un niño que espera su turno en el crematorio para su hermano muerto en la espalda.Es la foto que tomó un fotógrafo americano, Joseph Roger O’Donnell, después del bombardeo atómico en Nagasaki de 1945. La tristeza del niño sólo se expresa en sus labios mordidos y rezumados de sangre”.


Vatican News recupera unos comentarios que hizo en 1995 el autor de la fotografía, Joseph Roger O’Donnell.

“Vi a este niño que caminaba. Tendría unos diez años. Noté que cargaba a un niño sobre sus espaldas. En esos días era una escena muy común en Japón. Con frecuencia nos cruzábamos con niños que jugaban con sus hermanitos o hermanitas en la espalda, pero ese niño tenía algo distinto”.
En múltiples ocasiones el Papa Francisco ha denunciado que en el mundo actualmente existe una “Tercera Guerra Mundial a pedazos”, y ha alentado todos los esfuerzos para alcanzar la paz.


in



Fabrice Hadjadj: «Estamos llegando a la consumación de los siglos. Nuestro sistema es muy frágil»

El filósofo francés, judío converso, se confiesa «muy apocalíptico»

Nuestra época, sostiene Hadjadj, es la primera que avizora no el fin de una civilización, sino de la humanidad misma.
31 diciembre 2017


Fabrice Hadjadj acaba de publicar Dernières nouvelles de l'homme (et de la femm aussi)[Últimas noticias del hombre (y también de la mujer)], una antología de crónicas en las que mezcla reflexiones inspiradas en la vida cotidiana sobre el sexo, la religión, la técnica y el trabajo. A medias entre Houellebecq Chesterton, nos ofrece una deliciosa crítica de nuestro tiempo. Y nos recuerda el sentido del misterio de la Navidad. Así lo expresó en entrevista concedida a Eugénie Bastié para Le Figaro


-En su libro, Dernières nouvelles de l'homme (et de la femme aussi), usted hace una crónica del futuro de nuestra humanidad, amenazada por el desarrollo, cada vez mayor, de la técnica. ¿Es usted tecnófobo o, peor, "decadentista"? 

-La verdad, soy absolutamente tecnófilo. El desafío, en mi opinión, es incluso salvar la técnica, porque nunca ha estado tan en retroceso como ahora. Un personaje como Houellebecq, en Las partículas elementales, confiesa: "Mis competencias técnicas son muy inferiores a las de un hombre de Neardental". Hasta hace relativamente poco, el hombre tenía unas manos, órganos muy espirituales, receptivas más que aprehensivas, que parecían flores animadas capaces de hacer florecer al mundo, estrellas de carne que podían saludar, construir, ofrecer, resplandecer sobre las cosas. Pero la organización tecnológico-comercial nos ha dejado mancos.

»El progreso tecnológico es, la mayoría de las veces, una regresión técnica. En lugar de tocar un instrumento musical, clicamos una playlist. En lugar de hacer cosas, las compramos, gracias al sueldo ganado al crear tablas Excel o presentaciones en PowerPoint. La innovación no me necesita para ser criticada, porque ya presupone la obsolescencia de sus maravillas. Para tenernos en vilo y que olvidemos nuestras manos, no cesa de destruirse a sí misma.

»Supongamos que me adhiero plenamente a la idea de que el iPhone X es realmente lo último en dispositivos electrónicos con su aplicación Face ID, que permite convertir nuestro rostro en medio de pago: Apple me impedirá hacerlo, porque después saldrá el iPhone XI, el XII, por lo que tendré que eliminar el iPhone X. En resumen, un martillo tiene más futuro que cualquier smartphone. Yo tengo un martillo y una guitarra que pertenecían a mi padre, que en cambio no me dejó en herencia su Blackberry 5790.



»Por lo tanto, la hegemonía tecnológica es lo que favorece la decadencia humana. Nada es más decadente que las esperanzas del transhumanismo: ¿acaso su proyecto no es desencarnarnos, remplazar el logos por el software y la destreza por la impresora 3D?


»Por consiguiente, no se trata sólo de trazar un límite entre la buena y la mala tecnología, sino de comprender que la tecnología es buena sólo si se pone al servicio de la técnica. Es bueno, por ejemplo, mirar un vídeo en YouTube para redescubrir la cocina de las abuelas, hacer un potaje, hacerse un vestido o restaurar un mueble…


-Usted recomienda la vuelta a una vida simple, el gusto por el hogar y la reducción del consumo. ¿Qué responde a esas personas que le acusan de querer volver a las velas o de querer vivir como un amish?
-Me gustan los amish, lo confieso. Tengo la ingenuidad de pensar que cultivar la tierra, desplazarse a caballo y leer la Biblia en familia es mejor que hacer HFT [High Frequency Trading, operaciones financieras ultrarrápidas de compraventa], coger los RER [Réseau Express Régional, trenes de cercanías de París] o conectarse con Netflix.

Único testigo [Witness] (1985), de Peter Weir, con Harrison Ford y Kelly McGillis: la película que dio a conocer a millones de espectadores la existencia de las comunidades amish.

»Sin embargo, no recomiendo ningún tipo de "vuelta atrás". No quiero abandonar mi posición. Si la Providencia me ha hecho nacer en esta época, es para que permanezca en ella. Marx demostró claramente que las "robinsonadas" son cómplices de la lógica capitalista: se pretende volver a la naturaleza, rehacer el mundo en una isla desierta con algunos viejos utensilios, pero ignorando que el hombre es, por naturaleza, heredero de una historia, reforzando así el fantasma de un hombre hecho a sí mismo.

»Una vida sencilla... sí, claro, ¿quién no desearía, en el fondo, una vida sencilla? Pero no se llega a ella sin drama, sin estructura; sin modus vivendi. Mi tono es, además, menos prescriptivo que descriptivo. Nunca grito: "¡Viva el menor consumo!". Sencillamente observo que el consumo de mercancías nos hace perder la práctica de las cosas. Si tuviera que vincularme a alguna corriente política, lo haría al movimiento Arts and Crafts de William Morris (1834-1896) y, sobre todo, al distributismo de Chesterton (ambos admirados también por Houellebecq).

Un característico diseño de William Morris para tela.

»Situados los dos a una distancia equitativa del socialismo y el capitalismo, y sus correspondientes monopolios de estado o multinacionales, ambos preconizaban, no una mejor repartición de las rentas (lo que no refuta la supremacía monetaria o comercial), sino una justa distribución de los medios de producción, elogio de la pequeña propiedad familiar.

»A decir verdad, es una historia antigua, que se encuentra ya en el Génesis. Cuando Labán le propone a Jacob un salario mejor, éste le responde: "Ahora bien, ¿cuándo voy a hacer yo también algo por mi propia casa?" (Gén, 30, 30). 

-Usted es un gran defensor de la diferencia de los sexos. En un momento en que el deseo está siendo criminalizado por un feminismo puritano o caricaturizado por un universo mercantil, ¿que opinión tiene sobre las relaciones hombre-mujer? 
-No soy un defensor de los sexos; simplemente observo que tengo uno, bastante caprichoso por otra parte, y que no es el otro. ¡Ojalá estuviéramos aún en la guerra de los sexos, tipo Lisístrata! Pero no, ahora estamos en la disputa victimaria y el contencioso contractual.

»Me explico. Debemos denunciar el acoso, la violación y hacer justicia; pero el modo de denuncia actual tiene bases neo-liberales, que no tienen nada que ver con los sexos. Queremos negar la oscuridad del deseo, pretendemos que todas las relaciones se desarrollen como un contrato entre dos agentes racionales, cuyas intenciones tienen que ser perfectamente transparentes. Para evitar futuras acusaciones, los maridos tienen que tener la prudencia de obtener un consentimiento firmado de sus esposas y, eventualmente, pagarlas por su "trabajo emocional". Pero esto no funciona así. Nunca lo hace.

»La polaridad sexual no podrá reducirse jamás a un acuerdo entre dos partes contratantes. Emmanuel Lévinas decía que tenía siempre una parte de adoración y otra de profanación. Por lo tanto, hay que luchar -primero consigo mismo- contra la violencia hecha a las mujeres, pero es necesario también admitir que el deseo que impulsa a un hombre hacia una mujer -y recíprocamente- no tiene nada que ver con la ficción del agente racional inventado por la teoría económica moderna.

Los nuevos puritanos buscan la deshumanización, por racionalización pura, del amor y del deseo (Robin Williams y Embeth Davidtz en una escena de El hombre bicentenario [1999], de Chris Columbus).

-En una de sus crónicas, usted vincula el terrorismo con el tecnocapitalismo… En su opinión, ¿la difusión de la ideología yihadista encuentra terreno favorable en la mundialización espectacular y comercial? 
-El enfrentamiento entre consumismo e islamismo es sólo superficial: es la mismaforma mentisEn ambos casos, se trata de llegar al paraíso apretando un botón. Estado Islámico no tiene nada de retorno a unas supuestas tinieblas medievales: es un movimiento postmoderno, formado por individuos desarraigados, reclutados por internet, que se hacen selfies con Kalachnikov y salen en videos de degüellos con puestas en escena que parecen series de televisión y que subsisten gracias a los petrodólares. Su "Dios" no se hizo carne. No es carpintero ni talmudista, lo que le habría dado, además del sentido de lo concreto, un cierto sentido del humor. El yihadismo es, tal vez, una reacción al vacío occidental, a su ausencia de sentido o de transcendencia, pero es también una extensión de ese vacío, una pérdida radical de la tierra, de la cultura, de la historia.

-Usted termina su antología con un "cuento de Navidad". En un momento en el que el consumo prima sobre el rito, ¿qué sentido puede aún tener esta fiesta cristiana?
-Estamos llegando a la consumación de los siglos. Nuestro sistema es muy frágil. La colapsología es una ciencia que está muy en boga. El pavo con castañas puede engordar hasta taparnos la vista, pero el hecho es éste: el alcaudón real de vientre rosa ha desaparecido del territorio francés.

»Estamos sólo al principio de la desaparición de las especies y de los enormes flujos migratorios, resultado del calentamiento climático. El black-out que apagará todas las grandes arterias comerciales no está lejos: ¡tendrán suerte los que aún tengan velas! En lo que atañe a los cíborgs, que nos presentan como inmortales, no encontrarán ningún lugar donde recargar sus prótesis o cambiar sus piezas, por lo que se quedarán averiados. De hecho, no soy ni decadentista ni progresista. Soy, sencillamente, muy apocalíptico.

»Somos las primeras generaciones a las que nos han asegurado, no sólo que "las civilizaciones son mortales", como decía Valéry, sino que la especie humana está condenada a la extinción, a medio o largo plazo. ¿Cuál es el sentido de esta certeza? ¿Por qué continuar, entonces, esta aventura humana? Será necesario, cuando las pantallas se apaguen, plantearse en serio la cuestión. Entonces nos percibiremos, tal vez, la estrella que hay encima del establo de Belén: ese bebé judío que apareció en medio de la noche, entre su madre, su padre, el buey y el asno, la adoración de los pastores y de los reyes, es lo Eterno que nos dice que es bueno ser humano, tener un cuerpo, trabajar con nuestras propias manos, hablar del cielo a través de las cosas sencillas de la tierra; y que incluso si el mundo desapareciera mañana -la figura de este mundo pasa, dice San Pablo-, sería necesario seguir manteniendo nuestra posición en él, plantando árboles, criando a nuestros hijos, transmitiéndoles la poesia de la alabanza y de la súplica. 

»Este misterio de la Encarnación será el último salvavidas contra el transhumanismo, el islamismo, el animalismo, el espiritualismo y todas las demás formas contemporáneas de desesperanza.

Traducción de Helena Faccia Serrano.




in



El embajador ruso en el Vaticano: juntos contra la destrucción de la civilización moral cristiana

30 diciembre 2017


Avdeev es el embajador del país más grande
ante el país más pequeño
El embajador de la Federación Rusa ante la Santa Sede, Aleksandr Avdeev, concedió una detallada entrevista a la agencia rusa RIA-Novosti, recogida también por la agencia misionera AsiaNews. En ella, el embajador del país más extenso del mundo explica la importacia social y diplomática que reconoce en la Iglesia Católica y el Estado de la Ciudad del Vaticano, el más pequeño de la tierra.



La destrucción de la base ética de la civilización cristiana

"La situación actual en el mundo ofrece un amplio espacio para la cooperación, frente a la destrucción de los fundamentos ético-morales de la civilización cristiana, que se refieren tanto a los creyentes como a los no creyentes", dice Avdeev. 

Y continúa: "Nuestras dos iglesias ven esto como una gran amenaza. La institución de la familia y el matrimonio, el nacimiento y la educación de los niños están siendo destruida. La gente comienza a vivir no según las normas de la civilización cristiana, y esto no puede dejar de preocupar tanto a los católicos como a los ortodoxos".

Diálogo con los ortodoxos: el concepto "proselitismo"
Según el embajador ruso, el estado actual de las relaciones entre las dos iglesias es muy prometedor, especialmente en la profundidad del diálogo. "Este diálogo ha sido ampliamente ayudado por las declaraciones del Papa en Roma sobre dos cuestiones que siempre han dividido a los ortodoxos de los católicos. Primero que nada, el Papa condenó el proselitismo como un pecado. Es la primera declaración de este tipo, probablemente, a lo largo de la historia del papado. Además, argumentó que la colaboración y el diálogo entre católicos y ortodoxos debe llevarse a cabo en condiciones de igual dignidad y de acuerdo con el principio de que todos deben permanecer en sí mismos". En este sentido, el diplomático del Estado ruso recordó las decisiones tomadas durante la reunión histórica entre el Patriarca de Moscú Kirill y el Papa Francisco en Cuba en febrero de 2016. 

Colaboración humanitaria en Oriente
En su opinión, el espíritu de la Declaración de La Habana se ha confirmado mediante acciones concretas. "Las iglesias colaboran en la provisión de ayuda humanitaria a Medio Oriente e intercambiamos experiencia laboral en la esfera social. Debo señalar que nuestra experiencia es de gran interés para el Vaticano, especialmente en el contexto de las relaciones entre cristianos y musulmanes en el territorio de Rusia. Cinco siglos de coexistencia de este tipo muestran que cuando los cristianos y los musulmanes viven juntos, la situación es mucho más tranquila. Y esta es una experiencia que les falta a los católicos".

Cómo ayudar a las familias y los niños
Avdeev también señala que "los rusos estamos muy interesados ​​en la experiencia de los católicos en el campo de la formación religiosa y la preservación de los valores familiares. Es suficiente recordar que los dos últimos sínodos de la Iglesia Católica Romana se han dedicado a la situación de la familia en todas las regiones del mundo. Se presentó un análisis detallado de acuerdo con 14 parámetros, incluida la condición de niños abandonados y solitarios, la carga impositiva de las familias jóvenes y otros asuntos específicos. Un análisis de este tipo no se ha llevado a cabo ni siquiera en la ONU".

Contactos culturales y recuerdo de los mártires
Avdeev también señala que en la actualidad están activados el concilio para la cooperación activa entre las dos Iglesias, dirigidos por el Metropolitano Hilarión junto al cardenal Koch, y la Comisión de Cultura, editada por el Obispo Tikhon y el cardenal Ravasi. Justamente la colaboración cultural ha resultado ser particularmente fructífera en los últimos meses; el embajador ha informado de varias exposiciones importantes actualmente en preparación, una sobre los nuevos mártires del siglo XX y una sobre arquitectura eclesiástica, y también una tercera que mostrará las obras del artista ruso Leonid Brailovskij, conservada en los archivos de la Congregación para la Iglesias orientales, que por primera vez se pueden admirar en Rusia.

Rusia-Santa Sede: coincidencias diplomáticas
En definitiva, el representante de la Federación de Rusia en Roma enfatiza que "actualmente nuestras relaciones se distinguen por el crecimiento de la confianza. Las dos visitas del presidente Putin al Vaticano, sus conversaciones telefónicas con el Papa Francisco han establecido una relación de confianza personal. Hay simpatía mutua, que se basa no solo en cuestiones eclesiásticas, sino también en los principales asuntos internacionales. Además, hay una gran armonía en nuestras posiciones de política exterior: tome cualquier problema internacional, e inmediatamente encontrará una gran cercanía entre las posiciones del Vaticano y las de Rusia". 

El embajador enfatiza que, a pesar de la pequeñez de su territorio, el Estado de la Ciudad del Vaticano realmente tiene una perspectiva que toca los intereses más globales, siendo responsable de mil doscientos millones de católicos. El ápice de las relaciones oficiales entre los dos países fue la visita a Rusia del Secretario de Estado, el cardenal Parolin, en agosto pasado, en la que el propio presidente ruso recibió al enviado de la Santa Sede en su casa de campo de Sochi.

Últimamente, Rusia y el Vaticano también han acordado otro tema delicado, ambos expresando su oposición a la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de abrir la embajada de Estados Unidos en Jerusalén: "Como dijo el Papa, Jerusalén es la ciudad sagrada de las tres religiones abrahámicas, y no debe politizarse, convirtiéndola en la capital de un Estado". 

Respondiendo a la pregunta sobre las perspectivas de una visita del Papa a Rusia,Avdeev citó las palabras de metropolita Hilarión: "Cada día que pasa nos acercamos a este evento".


in



Cruzaron tres veces el territorio controlado por ISIS... y eran monjas: «Nadie eliminará nuestra fe»

Sor Saana y sus religiosas se jugaron la vida para volver a Mosul y rescatar manuscritos

Las religiosas arriesgaron sus vidas para recuperar libros y ornamentos litúrgicos
30 diciembre 2017


En junio de 2014 estallaron en Mosul diversos enfrentamientos entre el Daesh y el ejército iraquí. En medio del fuego cruzado se encontraba el convento de las Religiosas del Sagrado Corazón. Las Hermanas que allí se encontraban se vieron obligadas a abandonar su hogar, en el que habían permanecido desde 1961.


“Fue un momento muy duro. Las monjas estaban dentro y el ruido era horroroso, tenían mucho miedo”, confiesa Sor Sanaa Hana, superiora de la congregación. Entre las 6 religiosas del convento se encontraba Josefina, la hermana más anciana, quien no quería abandonar Mosul por nada del mundo, pero no tuvo opción.

Salvaron el Santísimo de que fuera profanado
Gracias a un soldado cristiano que las introdujo en un coche americano, las hermanas pudieron huir de la ciudad y ponerse a salvo en otra casa de la orden en la localidad de Tilkef. “Pudieron huir poco antes de que el Daesh se hiciera con el control de la ciudad; realmente en el último minuto. Consumieron el Santísimo antes de escapar pues no querían que cayera en manos de los yihadistas”.

Sor Saana volvió hasta tres veces al convento cruzando las líneas enemigas

Como muchos de los cristianos perseguidos, las religiosas huyeron con lo puesto. Sin embargo, la superiora decidió volver a su convento para recuperar archivos, documentos, libros, y todo tipo de material religioso, imprescindible para la continuación de la vida espiritual.

Hasta tres veces volvieron de manera clandestina
Llegaron a entrar en la ciudad hasta en tres ocasiones, ya con la bandera del Daesh hondando en la ciudad. La primera vez, Sor Sanaa y una de sus hermanas se metieron hasta el corazón de Mosul con un coche pequeño. En dos horas recogieron todo lo que pudieron y regresaron a Tilkef.

La segunda incursión fue mucho más arriesgada. Esta vez con dos vehículos, la superiora y la hermana Munira buscaron recuperar más manuscritos, archivos y material litúrgico. En esta segunda salida, la hermana Munira fue interrogada durante mucho tiempo por los peshmergas, el ejército del Kurdistán. Y es que los controles eran cada vez más frecuentes y exhaustivos.

En la tercera y última incursión, las hermanas se quedaron hasta las dos de la mañana en su antiguo convento empaquetando cosas. Llenaron el coche todo lo que pudieron, dando siempre preferencia a la riqueza de libros y documentos: “Quisimos llevarnos algún vestido de las hermanas porque solo se llevaron lo puesto…, pero no cabía nada más en el coche y los vestidos no eran importantes. Miré nuestra biblioteca llena de libros importantes. Una riqueza enorme que tenía que quedarse”, confiesa Sor Sanaa.

  
“Nada ni nadie podrá eliminar nuestra fe en Cristo” 
Uno de los momentos más tristes para las religiosas fue cuando les comunicaron que su convento había sido volado por el Daesh, el 24 de noviembre de 2014. “Para nosotros fue un shock. Nos entristeció mucho y supuso un momento crítico para nuestra comunidad, pues esta fue nuestra casa espiritual durante muchos años”.

Las hermanas, con sus heroicas acciones, consiguieron recuperar varias máquinas para hacer pan para consagrar. Con ellas producían formas para la gran parte de las iglesias de Mosul. Un ejemplo de la importancia del mantenimiento de la fe, ya que “eran unas máquinas muy grandes y pesadas. Pero eran muy necesarias”.

A pesar del sufrimiento, la comunidad se mantiene firme en la fe, aquella que siempre permanece a pesar de la destrucción: “Nadie ni nada podrá eliminar nuestra fe en Cristo de esta tierra. La fe en Jesucristo permanecerá. Esta sangre de tantos hermanos mártires derramada hoy por Jesús no se perderá”, confiesa Sor Sanaa.  

Dejar Mosul por primera vez en un siglo
Por vez primera en sus 100 años de historia, estas religiosas dejaban Mosul. En esta ciudad ya perdieron tres casas durante la invasión del país en 2003. Pero su exilio no es para siempre. Las hermanas del Sagrado Corazón quieren volver a Irak.

Ayuda a la Iglesia Necesitada es una de las organizaciones que les ha acompañado desde la huida de Mosul y ahora quiere hacer realidad su sueño de regresar. Con la campaña “Ayúdales a Volver” la Fundación Pontificia pretende reconstruir 363 edificios  de la Iglesia que fueron dañados por Daesh.

Irak es una tierra cuna del cristianismo, y este no puede desaparecer. Las Religiosas del Sagrado Corazón han estado y continúan firmes en ese propósito. ACN- España les apoya para que renazca la presencia cristiana en la llanura de Nínive.

Si quiere colaborar con la campaña "Ayúdales a volver" de Ayuda a la Iglesia Necesitada, puede hacerlo pinchando AQUÍ



in