sexta-feira, 24 de junho de 2016

Informação do Núcleo Distrital de Beja da EAPN Portugal/Rede Europeia Anti-Pobreza 40-2016





Alejado de la fe, compró un pastel con esfuerzo, se lo dio a un mendigo y Dios respondió rápido

La conversión y experiencia mística de Nicolò Manduci

Nicolo Manduci cuenta cómo un gesto de caridad y una experiencia mística le devolvieron a Dios
ReL  15 junio 2016

El programa de entrevistas-testimonio Cambio de Agujas, en HM Televisión (www.eukmamie.org) difunde la historia de Nicolò Manduci, un joven ingeniero italiano que durante años se adentró en la droga, el alcohol y las diversiones dañinas... hasta que un día sintió el impulso de regalar un pastel que llevaba en sus manos a un mendigo que vio en la calle. Eso desencadenó en él una experiencia de la cercanía de Dios, con el que estaba enfadado, y una conversión creciente.

La falta de amor ahogó su fe de niño
Nicolò estudió de niño en una escuela de los salesianos, y allí aprendió a hablar con la Virgen María, a través de la figura de María Auxiliadora. Sin embargo, al pasar los 10 años dejó de orar.

Por un lado, no notaba afecto por parte de sus padres. Por otro lado, le rechazaban los chicos de su edad. Se sentía solo. Y cuando llegó a la escuela secundaria, buscando ser aceptado por los otros adolescentes, conscientemente fue optando por alejarse de Dios.

Nicolò asegura que en el fondo de su comportamiento estaba una crisis afectiva. "Me faltaba el amor, me faltaba afecto. Inicié mi camino en búsqueda de mí mismo, en búsqueda de la felicidad. Buscaba en sitios equivocados, buscaba en la discoteca, en la droga, en el alcohol, en todas las cosas que no me hacían feliz. Esto me llevó a alejarme de personas queridas, de amigos que tenían valores y principios fundamentados en la fe. Pero en aquel momento me resultaban incómodos porque ninguno podía sanar aquella herida que yo llevaba dentro. Ninguno me podía amar como yo hubiera querido.  Ninguno podía entenderme como yo hubiese querido”.

Nicolò y unos compañeros de fiesta sonríen ante las cámaras con sus cervezas; la soledad y el desamor van por dentro
Enfadado con Dios
Nicolò no era ateo. Sabía que Dios existía, que era un alguien que le vigilaba, que le "miraba siempre"... y eso le enfurecía.

“Le echaba a Él la culpa de lo que me pasaba. ¿Por qué pasaba eso? ¿Por qué soy así? ¿Por qué soy distinto? ¿Por qué me siento tan mal? ¿Por qué los demás son felices?. Y claro, a alguien tenía que echarle la culpa, pero en realidad habría tenido que mirar un poco dentro de mí".

La falta de amor llevaba al enfado con Dios. "Yo no tenía fuerza para encontrar las respuestas, no tenía una madurez suficiente, no tenía tampoco educadores válidos en los que apoyarme”.

El hogar familiar tampoco era un refugio. “Busqué apoyo en mi familia, pero mi familia pasaba por un periodo de enfrentamiento. Había mucha presión en casa. Mi madre y mi padre no iban de acuerdo, no había fe, no había unión. Iban cada uno por su cuenta. Había un gran egoísmo entonces, y yo sentía el peso de ese egoísmo en casa. Por eso decidí cambiar de objetivo y partí para Londres”.

La vida en Londres
Al principio pensaba pasar solo un par de meses en Londres, pero luego se quedó allí dos años. Trabajaba y estudiaba en circunstancias duras, viviendo con mucha austeridad y llegando a pasar necesidad.

Pero en aquella dureza de la vida de emigrante adquirió algunas virtudes humanas que lo fortalecieron.

“Comencé a crecer en humildad, pobreza y obediencia. Y estas tres virtudes, que yo no comprendía en aquel momento, empezaron a darme fuerza, fuerza y seguridad dentro de mí, estabilidad. Comprendí que había algo en estas tres cosas que hacían de eje en mi vida: empezaba a poner como los cimientos de mi persona”.

Un impulso de caridad... y una respuesta mística
Un día consiguió reunir dinero para darse un pequeño capricho y se compró un pastel. Con la caja en las manos, caminando hacia casa para comérselo, pasó ante un anciano mendigo que tocaba el violín en silla de ruedas.

Nicolò sintió que la compasión le invadía el corazón, que pensaba en el otro, que se ponía en el lugar del otro.

Sentí dentro del corazón que tenía que darle el pastel. Yo algo sí tenía, y esta persona no estaba seguro de qué cosa iba a tener aquella tarde, ni de si iba a sobrevivir aquella noche”, recuerda.

Dio el pastel al mendigo. Y en ese momento pasó algo en el corazón de Nicolò.

“En ese momento sentí una gran paz. Sentí un amor grandísimo en el corazón que me tocaba dentro y no sabía lo que era. Más tarde he entendido que el amor de Dios comenzó a visitarme. Dios había visitado mi corazón y, sobre todo, había visto que yo tenía deseo de cambiar".

Al llegar a casa, notó algo que no había sentido nunca. "En el momento en el que entré en mi casa, recuerdo que cerré la puerta, y sentí como una persona, una presencia cerca de mí. Recuerdo que sentía una fuerza en mi corazón que me decía: Cualquier cosa hecha al más pequeño de mis hermanos, es como si me la hubieras hecho a Mí”. Esta persona era Jesús. En aquel momento sentí la presencia de Jesús vivo cerca de mí”.

La Iglesia, María, los sacramentos
Tras esta experiencia, Nicolò tomó la decisión de regresar a casa, a Italia.

Allí un amigo le invitó a ir a Misa con él, pero Nicolò desconocía el valor de la Eucaristía. Ahora él ya rezaba solo, ¿por qué tenía que ir a Misa? 

Nicolò Manduci cuenta su testimonio en el programa Cambio de Agujas, de HM Televisión
Después le propusieron visitar Medjugorje, el pueblo de Bosnia cuyas supuestas apariciones marianas están aún bajo investigación de la Iglesia. Allí oró así: “María, tú eres mi Madre, yo no sé qué haré de mi vida, lo importante es que tú estés orgullosa de mí".

Y añadió después: "Señor Jesús, ayúdame a comprender por qué tengo que ir a Misa”. 

Dios escucharía su oración: no pasaría mucho antes de que la Misa fuera el centro de su jornada, una fuente de amor y de alegría, de sanación espiritual, y de enseñanza para su vida.

Hoy cuenta su testimonio esperando que sea una luz para otras personas. “Espero verdaderamente que mi testimonio pueda servir de ayuda a algún joven que haya podido pasar un sufrimiento como el mío, o que esté en una situación de droga, de alcohol, de la que tal vez quiere salir. Una situación en la que tantos chicos están, en compañía de amistades malas, equivocadas. Que puedan realmente encontrar la armonía, la armonía que viene de Cristo, que viene de Dios. No hay armonía en las cosas del mundo, por desgracia, no hay felicidad, no tiene riqueza. Hay una riqueza interior que es la riqueza que encontramos en Dios”.

(Más testimonios de Cambio de Agujas aquí)



in


Ana María Montero, estrella de la CNN, sobre su hija Down: «Cada vida es eternamente valiosa»

Rechazó el aborto: «Nadie es dueño de la vida de nadie»
Prácticamente todas las estrellas de Hollywood y del mundo de la canción fueron entrevistadas por Ana María Montero en la CNN.
ReL  15 junio 2016

Ana María Montero es una de las presentadoras estrella de la CNN en español. Se incorporó a la cadena en 1997 y por el plató de su programa en Hollywood, Escenario, pasaron durante años las principales figuras mundiales del cine y la música.

Nacida en Atlanta (Georgia), desde hace cinco años vive en Zúrich (Suiza), con su marido, Fadri Casty, y con sus dos hijas, Isabella y Madlaina, nacida con síndrome de Down. Ha hecho un paréntesis en su carrera para cuidar de su familia. Sobre ella y sobre ser madre habló recientemente con su amiga Nunu para el Blog de Los Ángeles.

"En mi última escapada a Europa, necesitaba darle un abrazo a Ana María después de varios años de no vernos, mamá coraje de sus dos tesoros más preciados: el torbellino de Isabella, y la muñequita, toda sonrisotas, de Madlaina, que nació con síndrome de Down hace poco más de un año", introduce Nunu: "Salimos a cenar solas por la noche para recordar viejos tiempos. Apenas pudimos contener las lágrimas cuando conversamos acerca de ciertas profundidades insondables de la vida, especialmente al recordar los momentos del difícil embarazo que vivió a causa de esa niña por la que casi nadie apostaba que llegaría a ver la luz, que batalló en su vientre desde el quinto mes por mantenerse viva, a quien al nacer su mamá decidió bautizar con un segundo nombre: Valentina, para poder decirle así al referirse a ella: Madlaina La Valiente".



– Tienes dos hijas como dos soles… ¿Qué ha significado para ti la maternidad? ¿Qué has aprendido de ella?
– ¡Uff! Por donde empiezo… Sí, son mis soles, en eso tienes razón. Cuando tengo días (y los tengo) en que no entiendo nada y cuestiono todo, sólo tengo que fijarme en ellas y es como si se me aclarara la vista…

»He aprendido, desde luego, lo que significa tener paciencia. Y estar presente, no sólo físicamente, sino mentalmente: desde que nace tu primer hijo, eres mamá 24 horas al día, no es como que puedas desconectar y decir ¡ya! basta por hoy, no, tus hijos te necesitan… Sobre todo, cuando son tan pequeñas como las mías.

»Aprendes a ser más creativa: te conviertes en la “crisis manager number one” mientras tratas de mantener el tipo con una sonrisa… Y creo, de manera egoísta, que estoy aprendiendo a verme como me ven ellas y a amarme a mí misma como ellas lo hacen: de manera incondicional.

– Ser mamá, ¿siempre lo soñaste?
– La maternidad para mí es un camino que siempre soñé que caminaría. Al principio, pensé que lo viviría más joven… Es decir, que con veinticinco años ya estaría casada y tendría tres hijos, pero fue como si Dios me hubiese tomado de la mano y me hubiese dicho no, todavía no. Primero nos vamos por aquí. Y me llevo a CNN En Español, donde en lugar de ser esposa y mamá joven, me convertí en presentadora de televisión.

»En ese pequeño desvío, ja ja, pasaron veinte años, pero al final pude retomar mi sueño y creo que con mucha más sabiduría y experiencia que la que hubiera podido aportar que cuando tenia veinte… Y, realmente, es la faceta que a mí en lo personal me faltaba para poder seguir realizándome en la vida. Todo lo que he aprendido con mis hijas y todo lo que seguiré aprendiendo, me ayuda a seguir creciendo como ser humano y, ¡ensanchándome cada vez más el corazón!

– ¿Se parece la maternidad a lo que imaginabas de niña?
– No, nunca me hubiese podido imaginar lo que me esperaba. Es imposible hacerlo hasta que lo vives. ¡Eres responsable de la vida de otro ser humano! Es una gravedad que jamás podrías imaginarte cuando jugabas a las muñecas. Pero eso sí, tampoco el impresionante sentimiento que te produce verlas aprender algo nuevo, sonreír, crecer día a día… El poder llegar a querer tanto a una persona, eso nunca me lo imaginé. Es duro a veces, sacrificado siempre, pero también divertido y enriquecedor.

– Madlaina Valentina es toda sonrisas y amor.
– Sí, lo es… Es una niña muy cariñosa, mimosa, tranquila… Y que duerme bien. ¡Eso también contribuye mucho a que sea feliz! –exclama riendo-. La queremos a rabiar y me gustaría pensar que eso ella lo refleja también.

Foto: Nunu, Blog de Los Ángeles.
– Cuando el médico te dijo que la niña nacería con problemas en el quinto mes de embarazo, fue un momento muy difícil para ti.
– Es curioso… Cuando la tengo delante de mí, la miro a los ojos y me río tanto con ella, es difícil acordarme del por qué lo pasé tan mal… Porque está claro que sí lo pasé muy mal, vamos… De ¡ábrete tierra y trágame! Que te digan  los médicos de pronto que tu embarazo viene mal, que lo más probable es que la vida de tu bebé no llegue a término y no sobreviva y que, si lo hace, no sólo tendrá Trisomia 21 (síndrome de Down) sino que además, lo más probable es que nazca con muchos más problemas terribles… Sinceramente, en ese momento, como madre estás viviendo tu peor pesadilla… En tierra extranjera, con mi mamá, mis hermanos, ¡todos tan lejos! Fue muy, muy fuerte.

– ¿Alguna vez se cruzó por tu mente la idea de interrumpir el embarazo?
– Me dieron la opción… Estaba ya en el límite del tiempo en el que era “legal” abortar aquí y para muchos, de cierta forma, era comprensible que lo hiciera… A pesar de que uno diga de este agua jamás beberé y que nunca sería una opción para mí, el miedo te nubla la mente… El si pudiésemos ‘borrar’ todo esto e intentarlo de nuevo, tener una segunda oportunidad… Qué gran tentación. Pero no fui capaz… En el fondo de mi corazón, sabía que nunca lo haría…

»Y en esos momentos de desolación y oscuridad ante lo desconocido, sentí una compasión enorme por todas aquellas mujeres que, alguna vez en su vida, se habían enfrentado a la misma situación que yo y habían decidido terminar su embarazo. Ese miedo, esa incertidumbre es completamente abrumadora y es normal y natural que el primer impulso sea querer escapar. Pero la formación que me dieron mis padres, el saber que cada vida es única y eternamente valiosa, que nadie es el dueño de la vida de nadie, mis creencias, mi fe, mi forma de ver la vida… Todo se aunó en ese momento y ahí encontré todo el valor que necesitaba.

»Cuando el pediatra, uno que no conocía, me vino a ver a mi cama de hospital, fue como si Dios me hubiera mandado un ángel. Como todos, me preguntó que qué había decidido hacer, y le dije que seguiría adelante con el embarazo. Pensé que se iba a llevar las manos a la cabeza, pero nunca se me olvidará la expresión de su cara: sus ojos se iluminaron con una luz asombrosa, sonrió de oreja a oreja, me felicitó con una alegría inmensa y me confesó que se alegraba infinito de que le diera una oportunidad a mi hija… También me dijo que no me preocupara de nada, que si naciera antes, él la atendería. Nunca le olvidaré.

»Ese momento fue muy importante para mí, el sentir que tenía un aliado… ¡Me felicitó por mi embarazo, cuando yo casi había olvidado el milagro que sucedía en mi vientre! Fue muy reconfortante… Y efectivamente, él la recibió cuando llegó tres meses más tarde y fue su primer pediatra.

»También quisiera añadir que nació con el corazón casi perfecto, no necesitó de oxígeno para respirar, nada de todo el panorama desalentador que me habían contado. Lo único a lo que tuvieron que ayudarle, fue a alimentarse porque estaba demasiado débil y cansada y prefería dormir antes que comer… Pero vamos, eso también a las dos semanas se resolvió y nos la llevamos a casa.

– ¿Cuáles son tus miedos respecto a Madlaina y qué haces para superarlos?
– Como, gracias a Dios, no padece de problemas de salud más allá del síndrome de Down, por el momento estamos tranquilos. Puede que desarrolle otras cosas a medida que vaya creciendo, pero por ahora está bien. Come, duerme, ríe, llora, oye bien, ve bien, se sienta sola, empezó ya a gatear por todos lados… En fin, parece ir de acuerdo con el medio año de retraso que suelen tener los niños con trisomía 21.

»Mis miedos son más de cara al futuro… ¿Cómo será su vida?, ¿cómo llevará el colegio?, ¿la adolescencia?, ¿el amor?… ¿Podrá tener hijos? ¿Cómo la tratará el mundo? ¿Sufrirá mucho? ¿Poco? ¿La sabremos apoyar lo suficiente? ¿Estaremos haciendo todo lo posible? Trato de no pensarlo más de la cuenta, me volvería loca…

»En eso los niños, sobre todo cuando vienen con ‘special needs’ [necesidades especiales], son un recordatorio constante de esa gran verdad que dice que lo más importante es vivir el momento con tus cinco sentidos.

– ¿Qué sentiste cuando la pusieron en tus brazos por primera vez?
– ¡Tantas emociones! Pero sobre todo, una inmensa gratitud, porque finalmente la tenía conmigo, en mis brazos, y con síndrome y todo, se veía perfecta. Un angelito…

– Y ahora, cuando la miras…
– ¡Me derrito de amor! Vamos, ¡me quedo hecha un charco! Es difícil de describir, es como si se me expandiera el corazón tanto que temo que se me vaya a escapar del pecho. Y me pasa lo mismo con la mayor… Es increíble que se pueda querer tanto a otro ser humano. Cuando miro a la peque entre mis brazos, ella sonríe y yo le sonrío y así estamos, todo el día sonriéndonos la una a la otra, ja ja… Y me la como a besos, claro.

– Isabella, ¿sabe que su hermanita tiene necesidades especiales? ¿Has hablado de eso con ella?
– No todavía… Recién cumplió cinco y la bebé, uno. Hasta ahora, no ha habido gran diferencia entre Madlaina y otros bebés de su edad, por lo que Isabella no pregunta. Pero sí, creo que en los próximos meses será un tema que tendremos que abordar.

Con Axel Kuschevatzky, desde la alfombra roja de los Oscar, presentando la gala de 2010 para la TNT.

– ¿Qué les dirías a las mamás que están enfrentando ahora una situación como la que tú viviste durante tu embarazo?
– Pues sobre todo, que tengan valor. Que confíen en sus corazones y que apuesten por sus hijos, por esa vida que ya existe y que llevan dentro. El que tu hijo o tu hija tenga trisomía 21 no significa que se vaya a acabar el mundo. Aunque lo sientas en ese momento, te prometo que no pasará. Y cuando nacen, son una alegría como cualquier bebé: es tu bebé y nada más.

»También ayuda mucho que se informen, que contacten o se conecten con otros padres que hayan tenido un bebé con T21. Compartir con ellos ayuda muchísimo. En mi caso particular, tengo una ex-compañera y súper amiga de CNN con un varón que también nació con síndrome de Down. En cuanto se lo dije, me mandó un montón de información y estuvo horas conmigo al teléfono.

»Luego acá, conecté con una alemana que ya tenía una bebé de cuatro meses. Sin habernos conocido nunca, estuvo dos horas contestando mis preguntas por teléfono. Pero sobre todo, me aseguraba que todo iba a estar bien, que cuando finalmente la tuviese en brazos, se me pasaría todo el miedo… Y así fue.

»Es más, ahora me he vuelto voluntaria de Insieme 21, que es la organización oficial aquí en Suiza dedicada al síndrome. Además de ayudarles con diferentes eventos, también tengo la dicha de ser ese ‘lifeline’ para otros padres en Zurich, sobre todo extranjeros, cuyo idioma materno no es el alemán.

– ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado al respecto cuando has comentado tu experiencia?
– Soy muy dichosa porque en cuanto lo empecé a decir, aparecieron contactos por todas partes de familias que también tenían hijos con T21 y con ello, mil consejos, ideas, información. Y creo que, en lo que más coincidieron, fue en felicitarme por mi nueva bebé. Al recordarlo aún se me aguan los ojos porque entre miedos, dudas, incertidumbres, es fácil olvidarse en determinados momentos de que sí, efectivamente has tenido una bebé y es digna de que la celebren y tú de que te feliciten… -recuerda con una gran sonrisa-. En lo práctico, se preocuparon de que me asegurara de darle seguimiento a todas las pruebas y a los demás temas relacionados con su salud, y que la metiera cuanto antes a terapia física.

"Ay, mi Ana María… ¡Tú si que eres Ana María La Valiente!…", concluye Nunu: "Enhorabuena amiga por tu preciosa familia, por enfrentarte desde el amor a tus luchas diarias y por tu canto de esperanza ante esos momentos difíciles que de pronto nos planta la vida frente a frente. Sigue mirando al futuro con una sonrisa, de la mano de esa fe que te hace invencible. ¡Y sí! ¡Vuelve pronto! ¡La televisión en español de Estados Unidos te necesita!".

Pincha aquí para leer la entrevista en su integridad.


 in


Informação do Núcleo Distrital de Beja da EAPN Portugal/Rede Europeia Anti-Pobreza 39-2016



quinta-feira, 23 de junho de 2016

XXX Encontro da Pastoral Social



Neste ano teremos o XXX Encontro Nacional da Pastoral Social. Será em Fátima, como é habitual, de 13 a 15 de Setembro, e terá como tema A Laudato si’ no Ano da Misericórdia.

Como noutros encontros, seguiremos o conhecido ritmo “ver, julgar e agir”.

No primeiro dia ocupar-nos-emos do “ver” o que está a acontecer à nossa Casa (correspondendo ao 1º capítulo desta Encíclica do Papa Francisco). Contamos com a presença de ecologistas de nomeada.

Faremos ainda uma breve introdução à leitura da Laudato si’.

O segundo dia é a vez do “julgar” (correspondente ao 2º, 3º e 4º capítulos da Encíclica). Teremos presentes as perspectivas bíblica e teológico-moral para depois captarmos várias sensibilidades desta “ecologia integral”.

Haverá ainda oportunidade para uma reflexão sistematizada sobre a Misericórdia.

O terceiro e último dia diz respeito ao “agir” (5º e 6º capítulos da Laudato si’). Iniciaremos de forma condigna a celebração do 60º aniversário da Cáritas em Portugal e convidar-nos-emos reciprocamente – as entidades envolvidas neste Encontro (Cáritas Portuguesa, Comissão Nacional Justiça e Paz, União das Misericórdias Portuguesas, Pastoral da Saúde, Pastoral Penitenciária, Serviço Pastoral a Pessoas com Deficiência, Ajuda à Igreja que Sofre, Sociedade de S. Vicente de Paulo) e todos os participantes – a reinventar a solidariedade, procurando caminhos de um mundo mais justo e mais fraterno.

Anexamos pasta com material de divulgação do Encontro.

P. José Manuel Pereira de Almeida
Director


Programa, Inscrição e Alojamento em www.ecclesia.pt/snpsocial ou www.ecclesia.pt/cnpastoraldasaude
Formulário de Inscrição http://goo.gl/forms/2wJbY6n37835TXdA2


__________________________________
Secretariado Nacional da Pastoral Social
Quinta do Cabeço, Porta D
1885-076 Moscavide

T 218 855 495
E-mail
secretariadonpsocial@gmail.com
Site www.ecclesia.pt/snpsocial

"Inesperado Resgate: Compositores Portugueses na Espanha do «Siglo de Oro»" | La Grande Chapelle | Festival Terras sem Sombra | Concerto de Encerramento | Catedral de Beja


Concerto de encerramento do Festival Terras sem Sombra em Beja

easyspacer.gif


imagem

easyspacer.gif

La Grande Chapelle

easyspacer.gif

imagem

easyspacer.gif

Albert Recasens

easyspacer.gif

easyspacer.gif

Quando os músicos de Portugal faziam carreira na Espanha dos Filipes:
 
La Grande Chapelle e Albert Recasens apresentam um universo musical praticamente desconhecido

easyspacer.gif

O Festival Terras sem Sombra termina com “chave de ouro” uma temporada de concertos que fizeram história no Baixo Alentejo. Numa iniciativa levada a cabo em parceria com o Município de Beja, a Catedral desta cidade – alvo de um exemplar restauro e aberta recentemente ao público – será a anfitriã do último espectáculo, já no próximo sábado, 18 de Junho, às 21h30, com o ensemble vocal e instrumental de música antiga La Grande Chapelle, dirigido pelo maestro Albert Recasens.

Natural de Cambrils (Tarragona), Recasens iniciou, em 2005, um ambicioso projecto de recuperação do património musical peninsular, com a fundação da orquestra barroca La Grande Chapelle e da etiqueta Lauda, de cuja direcção artística se ocupa desde 2007. Consagrando especial atenção ao repertório dos séculos XVI a XVII, tem dado a conhecer obras inéditas dos grandes mestres deste período, com estreias ou primeiras gravações mundiais nos tempos modernos.Pela excelência artística, os discos de La Grande Chapelle obtiveram galardões e prémios internacionais de reconhecido prestigio no âmbito da música antiga, como dois Orphées d'Or (Academia do Disco Lírico de Paris, em 2007 e 2009), o “Selo do ano” dos Prelude Classical Music Awards 2007 (Holanda), 5 de Diapason, “CD Excepcional” de Scherzo, “4 stars” do BBC Magazine, Preis der deutschen Schallplattenkritik ou “Critic's Choice” de Gramophone, etc.
Ultimamente, Albert Recasens tem vindo a interessar-se, com especial afinco, pelo estudo dos compositores portugueses do Maneirismo e do Barroco, ressuscitando obras que jazem em silêncio, há séculos, em arquivos e bibliotecas de todo o mundo, mas são uma parte destacada – e merecedora de grande atenção – do património musicológico do nosso país.


Redescobrir um período esquecido da música ibérica

A união de Portugal e Espanha na denominada “Monarquia Dual” (1580-1640), com a consequente perda da autonomia lusa, assim como a crise económica que marcaria algumas das suas etapas, provocaram o êxodo de artistas e músicos portugueses para o reino vizinho. La Grande Chapelle tem vindo a revelar três importantes compositores portugueses que fixaram residência em Madrid ou Sevilha, no séc. XVII – Manuel Machado, Fr. Manuel Correa e Fr. Filipe da Madre de Deus –, pondo em confronto a sua música com a do espanhol Juan Hidalgo.

O programa de Beja, em larga medida inédito, deleita-nos com uma selecção do magnífico repertório de alguns dos principais músicos ibéricos do séc. XVII que revelam características estilísticas comuns, entre elas o uso dos géneros em voga (tonos,vilancicos e romances), a ousadia harmónica ou a ênfase na retórica e na expressão do texto. Trata-se, sem dúvida, de um acervo único, digno de ser resgatado do esquecimento em que jaz, tanto mais que à beleza da música destas singulares peças, religiosas e seculares, se une a beleza das letras, da autoria de alguns dos melhores poetas que escreveram em castelhano na época, fossem eles espanhóis ou portugueses. A tradução para o nosso idioma, também ela inédita, deve-se ao poeta alentejano Ruy Ventura (Portalegre, 1973).

Fr. Manuel Correa, discípulo de Filipe de Magalhães, membro da capela do 8.º duque de Bragança, D. João (rei de Portugal em 1640), e de Fr. Manuel Cardoso. Nascido em Lisboa, ca. 1600, era filho de um instrumentista dessa capela. Professou, como carmelita calçado, em Madrid, cidade onde exerceu o cargo de prefeito de música, até ser nomeado mestre-de-capela da catedral de Sigüenza, em 1648. Dois anos mais tarde, ganhou o magistério em Saragoça, sucedendo a Diego de Pontac; desempenhou este cargo até à morte (1653). Notabilizou-se pela composição de vilancicos, tonos humanos (profanos) ou divinos e romances em língua castelhana, mas foi igualmente muito apreciada a sua obra em latim.

Igualmente vinculado à Ordem do Carmo, o vihuelista e compositor Fr. Filipe da Madre de Deus (Felipe de la Madre de Dios, nas fontes espanholas) nasceu em Lisboa, ca. 1630, e esteve activo em Sevilha, antes de ser chamado por D. João IV (1654) e servir na Câmara Real do seu sucessor, D. Afonso VI (1656). Em 1668, restabelecida a paz com Espanha, pôde voltar a Sevilha, onde exerceu o cargo de mestre-de-capela, na igreja dos Carmelitas, até à morte (ca. 1688 ou 1690). As suas obras, principalmente vilancicos e tonos, conservam-se em instituições tão diversas como a catedral da Cidade da Guatemala ou a Bayerische Staatsbibliothek, de Munique.

Porém, o mestre português que mais altas responsabilidades teve, em Espanha, no período em apreço foi Manuel Machado, que nasceu em Lisboa, ca. 1590. Formado na catedral desta cidade, sob a direcção de Duarte Lobo, ganhou fama como instrumentista de harpa. Fixou depois residência em Madrid, com o pai, também harpista, para trabalhar na Capela Real. Em Agosto de 1639, foi nomeado músico de câmara por Felipe IV. Faleceu em Madrid, em 1646. A sua produção, tal como a de Fr. Manuel Correa, é maioritariamente profana e conserva-se em diversos cancioneiros polifónicos da época, como o de Sablonara (Munique), Casanatense (Roma), Libro de Tonos Humanos (Madrid), Onteniente e Lisboeta. Na pujante biblioteca de D. João IV existiam obras destes autores, tanto em latim como em romance, que se perderam com o terramoto de 1755.

As composições de autores portugueses activos em Espanha confrontam-se com as de Juan Hidalgo, harpista da Capela Real – colega, pois, de Machado – e mestre da Câmara Real, ao serviço de Felipe IV e de Carlos II, uma referência indiscutível da história da música europeia. Hidalgo destacou-se por ter sido o criador, com Calderón de la Barca, das duas primeiras óperas espanholas, La Púrpura de la Rosa e Celos, aun del Aire Matan, representadas, em 1660, para festejar a Paz dos Pirenéus (1659) – mediante a qual Luís XIV renunciou a prosseguir com a sua ajuda à causa portuguesa na Guerra da Independência – e o casamento da infanta Maria Teresa, filha de Filipe IV, com o rei francês.

Entre as ribeiras de Terges e Cobres: turismo da natureza e sustentabilidade

Paralelamente aos concertos, o FTSS promove o conhecimento da biodiversidade da região através de percursos que sensibilizam para a preservação da natureza e o reconhecimento de boas práticas ambientais. Assim, na manhã de 19 de Junho, músicos, espectadores, membros das comunidades locais, autarcas e cientistas unem-se para uma iniciativa de voluntariado, que tem por mote Entre Ribeiras: Na Confluência das Ribeiras de Terges e Cobres – Turismo de Natureza e Sustentabilidade. Esta acção decorre num itinerário entre os cursos fluviais e um barranco afluente, cuja vegetação foi salvaguarda ao longo de gerações pelos proprietários da herdade. No final, em torno de uma unidade de agro-turismo, denominada Xistos, na freguesia da Trindade, esperam-nos um conjunto de descobertas: o potencial natural e o saber fazer.


A
s bacias hidrográficas das ribeiras de Terges e de Cobres cobrem uma parte significativa do Campo Branco. O relevo homogéneo e monótono da peneplanície baixo-alentejana altera-se apenas na presença destes cursos de água que, pelas suas características, guardam muita da biodiversidade original do território, ao contrário das áreas envolventes, moldadas pela ocupação humana de centenas de gerações de pastores e agricultores. Esta acção tem a colaboração do Instituto de Conservação da Natureza e das Florestas (Parque Natural do Vale do Guadiana) e do Município de Beja.

Lembrando Armando Sevinate Pinto e Manuel de Castro e Brito
 
Irá realizar-se, no final da jornada, uma evocação, pelos seus amigos e colegas, de Armando Sevinate Pinto [1946-2015]. Descendente de uma família de lavradores do concelho de Ferreira do Alentejo e engenheiro agrónomo, desempenhou, entre outros cargos públicos, o de ministro da Agricultura, do Desenvolvimento Rural e das Pescas (2002-2004). Grande apaixonado pelo mundo rural e pelo Alentejo, foi o primeiro presidente do Conselho de Curadores do Festival Terras sem Sombra, salientando a importância da sociedade civil na defesa e promoção da música, do património e da biodiversidade.

Será igualmente lembrado outro amigo do FTSS, Manuel de Castro e Brito, nascido em 1950, em Beja, e falecido em Março passado. Presidente da ACOS – Associação de Agricultores do Sul e da Ovibeja desde 1989, alcandorou este e outros projectos à escala nacional. Colaborou com o Departamento do Património Histórico e Artístico da Diocese de Beja na recuperação dos valores culturais associados à antiga transumância, um dos fios condutores para a valorização das igrejas e ermidas que acompanham as antigas canadas reais, ligando o Baixo Alentejo à Serra da Estrela e à Meseta Ibérica.

 

easyspacer.gif

imagem

easyspacer.gif

imagem

easyspacer.gif

easyspacer.gif


www1.jpgf1.jpgfr1.jpgPlay.jpgEmail1.jpg