terça-feira, 10 de julho de 2018

¿Qué hace la Iglesia en verano en Uzbekistán, sólo 4 curas y 5 parroquias? Vacaciones organizadas



La parroquia -o catedral- de Tashkent,
con misas en ruso, inglés y coreano
Los sacerdotes misioneros también tienen derecho a descansar, a hacer vacaciones para recuperar fuerzas y volver a seguir sirviendo a su rebaño. Pero cuando en un país entero hay solo 4 sacerdotes, organizar las vacaciones requiere hacer malabarismos.
Es el caso de Uzbekistán, con 31 millones de habitantes, de los que solo 3.000 son católicos, organizados en tan solo 5 parroquias.
El Administrador Apostólico de Uzbekistán, el franciscano conventual Jerzy Maculewicz, explica: “En los meses de verano no tenemos programadas actividades extraordinarias, porque estamos pasando por un momento difícil. Solo hay 4 sacerdotes en 5 parroquias. Cada uno de nosotros, a su vez, se tomará un período de vacaciones para regresar renovados. Por lo tanto, es necesario reemplazar a los ministros ausentes para garantizar los sacramentos en todas las parroquias los sábados y domingos. Podremos contar con la presencia de un sacerdote de Polonia que nos ayudará durante los próximos tres meses”.
Las cinco parroquias están en las cinco mayores ciudades, nombres famosos de la Ruta de la Seda: Tashkent, Samarkanda, Bujara, Urgench y Fergana. La “missio sui iuris” uzbeka, que fue establecida en 1997 por Juan Pablo II, fue elevada a  Administración Apostólica por el propio Papa el día antes de su muerte en 2005.
En Uzbekistán, entre el 80 y el 90% de la población es musulmana, con quizá un 8% de ortodoxos rusos. Los católicos son, en su mayoría, descendientes de polacos, alemanes o lituanos deportados por Stalin, o inmigrantes más recientes.
bautizos_uzbekistan_2016
Bautizos de adultos la noche de Pascua de 2016 en Uzbekistán; algunos coreanos, algunos parientes de polacos, algún uzbeko, emigrantes variados...

Gran acontecimiento: viene el predicador de Turkmenistán
Cualquier actividad "extra" es percibida como un gran acontecimiento.
“El mes de junio fue muy intenso y emocionante para la comunidad católica uzbeka: celebramos la fiesta de San Antonio y nueve fieles recibieron el sacramento de la Confirmación. Como todos los años, hemos celebrado la “Jornada de los Católicos de Uzbekistán” es decir, tres días de oración y catequesis en los que participan representantes de las parroquias del país. Durante todas estos eventos hubo una gran participación”, explica ilusionado Maculewicz a agencia Fides.
El fraile explica que “a cada grupo parroquial se le había pedido que preparara representaciones teatrales sobre la vida de algunos santos, elegidos como figuras destacadas durante la jornada. Esta actividad fue especialmente apreciada por los más jóvenes que comenzaron dos meses antes a prepararse y a aprender sobre la vida de los santos que representaron”.
En estas jornadas de junio vino como predicador el padre Andrzej Madej, oblato de María Inmaculada, que es el Administrador Apostólico del vecino Turkmenistán. “Sus catequesis y sus homilías han tocado los corazones de los fieles”, señala el anfitrión.
El padre Madej estaría encantado de cambiar de público, puesto que en Turkmenistán, donde él sirve, apenas hay unos 200 católicos y le acompañan solo otros dos sacerdotes,también misioneros polacos.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário