sábado, 28 de julho de 2018

No era católico pero desde niño la Virgen siempre aparecía en su vida: convertido, hoy es sacerdote

John Nahrgang provenía de una familia metodista en EEUU


John Nahrgang fue ordenado sacerdote el pasado 16 de junio en la Diócesis de Phoenix


Hay conversiones y vocaciones a las que la Virgen no sólo ha acompañado sino que ha sido parte central en este proceso. Es el caso, por ejemplo, de John Nahrgang, que primero se convirtió al catolicismo y luego se ordenó sacerdote el pasado 16 de junio gracias al “susurro constante” de María.
Según recoge The Catholic Sun, diario de la Diócesis de Phoenix, a Nahrgang la llamada al sacerdocio no le vino de una educación católica previa puesto que no pertenecía a la Iglesia.
Su primer encuentro con el catolicismo
Formado en la Iglesia Metodista, su primer encuentro con el catolicismo ocurrió a la edad de 10 años cuando fue a Misa con la familia de su amigo.
Cuando visitó la Universidad de Notre Dame en un viaje de regreso a Florida, vio la estatua dorada de la Virgen en lo alto del edificio principal. Se dio cuenta entonces que quería estudiar en este centro.
Su encuentro con la Virgen de Guadalupe
Mientras estaba en la universidad, donde estudio Finanzas y Español, curso un semestre en el extranjero en la ciudad mexicana de Monterrey, donde le hablaron de Nuestra Señora de Guadalupe y comenzó a investigar sobre ella.
Cuestionado por esta figura de la Virgen, decidió hacer una peregrinación al santuario en la ciudad de México y comenzó a rezar el Rosario. “Ella me capturó”, afirmó, que considera que su amor a la Iglesia “creció a partir de ahí”.
Más adelante decidió hacer un voluntariado durante medio año con las Misioneras de Caridad de la Madre Teresa en Chile, pese a que todavía seguía sin ser católico. Sin embargo, cada vez se sentía más atraído por el catolicismo.
Su bautizo y vocación
De vuelta a casa en Minnesota, después de graduarse de Notre Dame en 2005, ingresó en el programa de catecumenado de adultos RICA y, un año más tarde fue aceptado dentro de la Iglesia Católica en la Basílica de Santa María en Minneapolis, Minnesota. También aquí estaba presente la figura de la Virgen María.
Nahrgang comenzó a ir a la Adoración Eucarística y aproximadamente un año y medio después, aunque vivía un mal momento en su vida logró remontarlo gracias a rezar los diferentes misterios del Rosario.
Mientras discernía su vocación, visitó a un sacerdote y fue en este momento donde se dio cuenta de que había encontrado su vocación. Debido a su gran devoción a María, se unió a los Marianos de la Inmaculada Concepción en 2009.
El acompañamiento de la Virgen
Dios me formó maravillosamente con ellos”, dijo el padre Nahrgang. Después de tres años con los Padres Marianos, a través de la guía de su consejero espiritual, eligió seguir el sacerdocio diocesano.
Se unió a la Diócesis de Phoenix en 2013 y fue “adoptado” por la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Glendale, luego ingresó al Colegio Pontificio Josephinum en Columbus, Ohio.
El padre Nahrgang sirve en la Catedral de los santos Simón y Judas, y está involucrado en el ministerio hispano. Aunque sus padres no son católicos, lo han apoyado en cada paso de su viaje, pero recordó que durante su tiempo en el seminario, se relacionó con muchos compañeros cuyos padres no los alentaron a ingresar al sacerdocio, a pesar de ser Católicos.
“Si ves a un joven que podría ser sacerdote, por favor díselo, porque solo Dios sabe”, dijo el padre Nahrgang. “Eso podría ser el Espíritu Santo”.
Publicado originariamente en Cari Filii News

in



Sem comentários:

Enviar um comentário