sábado, 30 de junho de 2018

Las mujeres, las que producen más comida en países pobres: Cáritas las apoya con estos proyectos

Encuentro de expertos de Cáritas y AECID sobre alimentación en países pobres


En los últimos 5 años, Cáritas Española ha apoyado más de 100 proyectos de alimentación en 30 países. Muchos de ellos se centran en la capacidad de las mujeres de producir comida para su familia y sus comunidades. Según Cáritas, ellas producen entre el 60 y el 80 por ciento de los alimentos que se consumen en los países en desarrollo. Expertos de Cáritas de Guatemala, Mauritania, Etiopía y Filipinas lo han explicado en un encuentro de Cáritas y AECID (la agencia del Estado español para la ayuda internacional) en Madrid, en el marco de la 'Semana sobre el Derecho a la Alimentación'. Aún son 815 millones de personas las que pasan hambre en el mundo.
En la zona desértica de Mauritania
El responsable de Cáritas Mauritania, Abdoulaye Ba, ha explicado que el proyecto que desarrollan con el apoyo de Cáritas Española en la región desértica de Gorgol tiene como principales beneficiarias a las mujeres, creando cooperativas. "Antes del convenio, la mujer no tenía derecho a la palabra, la mujer mauritana está muy excluida de la toma de decisiones, pero con este proyecto ha aumentado su implicación", ha señalado.
Es el caso de Minetou, una mujer campesina de 40 años divorciada y con cinco hijos, que forma parte de la cooperativa femenina de su localidad, a través de la cual han puesto en marcha un huerto y han empezado a criar cabras y corderos que después venden. "Podertrabajar de ganaderas es muy importante, es algo que siempre habían hecho los hombres", explica.
caritas_proyectos_alimentacion
Contra la desnutrición infantil rural en Guatemala
Por parte de Cáritas Guatemala, María Rosenda García ha explicado el proyecto que vienen impulsando para reducir en cuatro municipios de Sololá y Quetzaltenango la desnutrición infantil, un problema que afecta a uno de cada dos niños en el país y a 8 de cada 10 en las zonas rurales. Lo peor es, según ha precisado, que en 50 años solo se ha conseguido reducir un 17 por ciento esta "alarmante" desnutrición crónica.
Trabajan a través de un "acompañamiento más personalizado" a las familias de estas zonas rurales; ayudándolas a mejorar su producción para que no solo cubra sus necesidades nutricionales; cambiando los hábitos pues existe "falta de educación" que repercute en las prácticas de higiene y en la salud; y dándoles a conocer sus derechos para que los hagan valer ante las autoridades.
Etiopía: las hambrunas, sequías y frustración
Cáritas Etiopía, con Cáritas Española y la AECID, apoya cooperativas agrícolas en la Diócesis de Meki. Abba Gobezayehu explicó que con esta iniciativa han logrado progresos contra las hambrunas y las sequías. "Esto crea frustración en los jóvenes que acaban abandonando el país", ha reconocido.
Con el proyecto, han llegado a 70.000 agricultores, hombres y mujeres que han conseguido mejorar sus ingresos, gracias a una formación en capacidad de negociación en los mercados, en la destreza a la hora de utilizar las técnicas agrícolas, a la mejora de las infraestructuras y de las técnicas de almacenamiento.
Uno de los beneficiarios es Kebede, casado y con nueve hijos, que desde 2012 es miembro de una cooperativa agrícola y participa en el programa de multiplicación de semillas. "Antes, la producción de mis tierras era de unos seis quintales por hectárea y obtenía entre 8.000 y 10.000 Birr anuales --unos 360 euros--; pero desde que soy miembro de la cooperativa, en solo cuatro años mis ganancias se han multiplicado por cinco", ha asegurado.
En Filipinas, 50 familias tienen la mitad de la riqueza
Cáritas Española apoya en Filipinas el proyecto 'Farm First' (La agricultura primero). El sacerdote Edwin Gariguez, de Cáritas Filipinas, ha explicado la importancia de este programa en un país donde "las 50 familias más ricas tienen la mitad de toda la riqueza", donde más del 20 por ciento de la población vive bajo el umbral de la pobreza y donde se producen 30 tifones al año que causan destrucción.
Juanita ha aprendido agricultura ecológica en el proyecto. "Ahora produzco abono orgánicopara mis cultivos de arroz porque sé que protege los nutrientes del suelo. Antes gastaba mucho en pesticidas y fertilizantes químicos. Ahora, después de vender mi cosecha, me queda dinero para la familia y los vecinos", destaca.
La directora del Área de Cooperación Internacional de Cáritas Española, Eva Cruz, ha recordado que el derecho a la alimentación es una de las causas más importantes de "la movilidad humana" pues aún son 815 millones de personas las que pasan hambre en el mundo. Además, los conflictos, agravados por el clima son en gran parte los causantes del aumento de la inseguridad alimentaria. Por ello, ha insistido en la necesidad de un "compromiso" de los Estados, de la cooperación internacional y de la "sensibilización colectiva".

in



Sem comentários:

Enviar um comentário