segunda-feira, 11 de junho de 2018

Francisco acepta la renuncia de los obispos de Osorno, Puerto Montt y Valparaíso: podría aceptar más



El Papa con los obispos de Chile en enero de 2018
Francisco ha aceptado la renuncia de tres obispos chilenos: Juan de la Cruz Barros, obispo de Osorno;Cristián Caro Cordero, arzobispo de Puerto Montt; yGonzalo Duarte García de Cortázar, obispo de Valparaíso.  

Se trata de las tres primeras renuncias que Francisco acepta después de que los 34 obispos chilenos pusieran sus cargos “en las manos del Santo Padre” tras su reunión con él en Roma del 15 al 17 de mayo, para tratar los casos de abusos sexuales en entornos eclesiales en Chile. 

Es posible que en próximos días el Papa anuncie que acepta la renuncia de más obispos. 

Según un comunicado difundido por la Sala de Prensa de la Santa Sede, el sacerdote Ricardo Basilio Morales Galindo será ahora el Administrador Apostólico de la Archidiócesis de Puerto Montt, hasta que se designe un obispo titular. 

Por su parte, Pedro Mario Ossandón Buljevic, obispo auxiliar de Santiago de Chile, se encargará de la dirección pastoral transitoria de la Diócesis de Valparaíso como Administrador Apostólico. 

El Administrador Apostólico de la diócesis de Osorno será Jorge Enrique Conchua Cayuqueo, también obispo Auxiliar de Santiago de Chile.

En una carta dirigida a los católicos de Chile el jueves 31 de mayo, Francisco hablaba de una etapa de “renovación y conversión eclesial que sea sana y a largo plazo”.

Señalaba también que “la renovación en la jerarquía eclesial por sí misma no genera la transformación a la que el Espíritu Santo” impulsa, por lo que “se nos exige promover conjuntamente una transformación eclesial que nos involucre a todos. Una Iglesia profética y, por tanto, esperanzadora reclama de todos una mística de ojos abiertos, cuestionadora y no adormecida. No se dejen robar la unción del Espíritu”.

Como parte de ese proceso de renovación y conversión, Francisco se ha reunido con varias víctimas de los abusos cometidos en Chile.


in



Sem comentários:

Enviar um comentário