terça-feira, 1 de agosto de 2017

Por primera vez, una mujer cristiana es alcaldesa en Irak: es en la Llanura de Nínive, en Alqosh

1 agosto 2017


Lara Zara, la alcaldesa de Alqosh, con el cardenal Sako
y otros líderes católicos caldeos
Alqosh, una ciudad de la llanura de Nínive en Irak, en la que viven unos seis mil cristianos, durante 3 años en el frente de guerra contra Estado Islámico pero que se mantuvo protegida de los yihadistas por las tropas kurdas, está ahora abriendo camino con la designación de una mujer y cristiana como alcaldesa, algo insólito en el país. 


La nueva alcaldesa es Lara Zara, una católica de rito caldeo, de 35 años y economista de profesión. No es la primera mujer alcaldesa en el país, puesto que desde el año 2015, Zekra Alwach, de origen musulmán, tiene este cargo en Bagdad.

Lara Zara ya ha recibido la visita de varias autoridades políticas y religiosas, como el cardenal Rafael Luis Sako, Patriarca de los católicos caldeos, y Bashar Mati Warda, el arzobispo de Erbil, la capital de la zona kurda, llena de refugiados cristianos. 


Según informó la agencia vaticana Fides, Lara Zara fue elegida por unanimidad por el Consejo del Ayuntamiento de Qaraqosh en reemplazo de Abdul Micha, que había sido destituido de su cargo de alcalde de Alqosh por acusaciones de corrupción. Esta medida causó polémica entre los cristianos de Alqosh, ya que la destitución fue realizada por un miembro del Partido Democrático de Kurdistán (PDK) y jefe del consejo provincial de Nínive, Bashar al Kiki, quien además reemplazó provisionalmente a Micha por un líder político cercano al PDK.

En Radio Vaticana, el cardenal Sako se mostró preocupado por la designación: “el alcalde, el gobernador de Alqosh o de las aldeas de la llanura de Nínive son elegidos por el pueblo y un partido no debe ser quien elija, cambie o sustituya. Esto es muy peligroso para nosotros porque debemos respetar los derechos de los habitantes de estas aldeas”. “La gente de la llanura de Nínive debe decidir su futuro y no otros. Y hay una lucha por la llanura de Nínive con la gente que aún tiene miedo de regresar porque no sabe qué pasará, el futuro no es claro”, añadió.


Al respecto, Fides señaló que “varios observadores habían interpretado la destitución del alcalde Abdul como un movimiento orquestado por las fuerzas políticas kurdas”.

Los kurdos, una etnia sin estado propio repartida por Irak, Siria, Turquía e Irán, buscan reafirmar su presencia autónoma, e incluso independiente, en el Kurdistán iraquí. Fides indicó que algunos políticos cristianos, como el parlamentario Yonadam Kanna, había denunciado que los kurdos están ejerciendo una presión política sobre las minorías étnicas en Irak, como los cristianos, para que apoyen el referéndum para la independencia del Kurdistán iraquí que se realizará el 25 de septiembre. 



in



Sem comentários:

Enviar um comentário