domingo, 25 de junho de 2017

Los grecocatólicos rusos, iglesia pequeña muy perseguida por los soviéticos, dan pasos para crecer

Clérigos grecocatólicos rusos, con su actual jerarca, el obispo de Siberia, Iosif Werth
25 junio 2017


Del 6 al 9 de junio llegaron a San Felice del Benaco, en Italia, sacerdotes y representantes de las comunidades de la Iglesia Grecocatólica Rusa (www.rkcvo.ru), es decir, católicos de rito bizantino ruso, para su Congreso Mundial, reunión que no celebraban desde 1970.

La Iglesia Grecocatólica Rusa celebró su primer sínodo en 1917 en San Petersburgo… sin darse cuenta entonces que llegaba un siglo de persecuciones. Era una iglesia pequeña y joven, de rusos convertidos al catolicismo en las décadas anteriores, pero manteniendo la liturgia bizantina.

Tenían su propia jerarquía, pero la mayoría fueron exterminados durante las persecuciones bolcheviques, incluso algunos que habían huido a China y creado allí otra diócesis. Hoy esta Iglesia fiel a Roma cuenta con una docena de parroquias y menos de 30.000 fieles, muchos de ellos en la diáspora en Australia, Estados Unidos, Argentina, etc… aunque poco a poco van reforzando sus comunidades en Rusia.

Algunos asistentes al Congreso Mundial de los Grecocatólicos Rusos
Piden un arzobispo propio de rito bizantino
El actual superior de los rusos grecocatólicos de todo el mundo es el obispo de rito latino de Siberia, Joseph Werth, pero eso no deja de ser una anomalía, y los clérigos y laicos reunidos en el Congreso Mundial han pedido que se nombre un exarca de rango episcopal (equivalente a arzobispo) con responsabilidad global. “El candidato debería ser un grecocatólico ruso de cualquier nacionalidad y rusohablante“, han señalado en una nota conjunta.


También piden que se simplifique el trámite para los católicos latinos que quieran ser de rito grecocatólico ruso y que los conversos al catolicismo de nacionalidad rusa no se presuponga automáticamente que se incorporen al rito latino. Recuerdan las palabras del Papa Benedicto XIV en su texto Allatae Sunt de 1755: “que todos puedan ser católicos, y no que todos se hagan latinos“.


La Virgen de Fátima, con mirada ruso-bizantina

Un rasgo de identidad fuerte que los primeros grecocatólicos rusos no podían prever es la devoción por la Virgen de Fátima, ligada a Rusia desde sus apariciones de 1917 pidiendo orar por la conversión del gran país eslavo. En este encuentro se entronizó el icono de la Madre de Dios de Fátima (creado por el sacerdote español en Rusia Alejandro Burgos, incorporado a la Iglesia Grecocatólica), que expresa con una sensibilidad “a la rusa” las enseñanzas de paz, unidad y penitencia de Fátima.


En el encuentro también se consagró esta iglesia grecocatólica a la Virgen de Fátima, utilizando una adaptación de una oración que ya usaron los grecocatólicos rusos en su encuentro de 1947.

La oración incluye estas frases:

“Tu revelación, Madre de Dios de Fátima, extraordinario gozo, encenció nuestras almas con el faro de la esperanza […] Durante siglos el deseo de la humanidad ha sido convertirse en una sola familia pero sigue estando fragmentada, herida por muchos conflictos y guerras. Santa Madre de Dios, eres como aurora profetizando el amanecer, era un presagio de que viene el Salvador. Diste a luz al rey de la luz del mundo, Jesucristo. Muriendo en la cruz te entregó a todos como Madre y Reina, incansable ayudante que lleva a Dios“.

“Santa Madre de Fátima, de corazón te dedicamos la Iglesia Católica Rusa de rito bizantino, a todos los creyentes en Cristo que reconocen a un Dios, y al pueblo de buena voluntad, fe y lealtad que es conocido sólo por Dios. Desde el fondo de nuestros corazones te suplicamos por Rusia. Te pedimos al unísono con la tierra de los santos de Rusia, con todos los mártires que dieron sus vidas por Cristo durante la persecución por la fe, con millones de cristianos rusos, fieles y amados por ti, y aquellos que siguen orando hoy ante los iconos de los santos”.


En español difunde la devoción al Icono de Fátima y a la evangelización de Rusia la Asociación Cultural Icono de Fátima (www.facebook.com/groups/iconodefatima/), que en Madrid organiza cada día 13 una oración a la Virgen, usando una traducción al español del famoso himno bizantino Akathistos de hermosísimas alabanzas marianas.


(Artículo publicado originariamente en el portal de noticias marianas www.carifilii.es)


En el vídeo (de 2014) el padre Alejandro Burgos explica con detalle cómo diseñó el icono de la Virgen de Fátima, adaptado a la sensibilidad rusa y expresando el mensaje de Fátima


in



Sem comentários:

Enviar um comentário