sexta-feira, 30 de junho de 2017

La Laudato si’ dos años después – Sánchez Sorondo: gran repercusión en el mundo laico

El canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias indicó que el tema de la ecología ha entrado en la Doctrina social de la Iglesia

Mons. Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias, durante el desayuno de trabajo (Foto ZENIT cc)
Mons. Sánchez Sorondo, Canciller De La Academia Pontificia De Las Ciencias, Durante El Desayuno De Trabajo (Foto ZENIT Cc)
(ZENIT).- La encíclica Laudato Si’ ha tenido gran éxito no solo el mundo católico sino y principalmente en el mundo laico. Una encíclica que ha sido de los documentos pontificios que más éxito y repercusión ha tenido en el mundo incluso no cristiano.
Lo indicó Mons. Sánchez Sorondo, presidente de la Academia Pontificia de la Ciencia (PAC), en un desayuno de trabajo realizado este viernes en Roma con periodistas y diplomáticos, en el Hotel NH Giustiniani, organizado por Mediatrends América-Europa.
Mons. Sánchez Sorondo reconoció que si bien “cada uno la ha jalado un poco para su lado”, ha tenido gran peso también ante las Naciones Unidas, en la cumbre de París Cop 21 y en otros encuentros internacionales. El presidente de la PAC, además consideró que la Laudato Si’, es una síntesis bien lograda sobre mandato bíblico, al precisar que el hombre es custodio del planeta. Además porque califica al planeta como un bien común.
Señaló que “Galileo Galilei, dice que hay dos libros que hablan de Dios, uno es la Naturaleza y el otro el de la Biblia”. Y así como el Papa y los obispos son intérpretes de la Biblia, los científicos son quienes interpretan la ley de la naturaleza. “Por eso el Papa asume lo que dicen los científicos: el planeta está enfermo y debido al calentamiento global antrópico, o sea que el hombre determina negativamente el clima con el calentamiento global”.
Calentamiento, indicó, que se produce “no solo por el tema de los ciclos del sol, porque los cambios de este tipo se notan en milenios, y en por el contrario esto se ha agravado en los últimos treinta años, como demuestra el derretirse de los glaciares”. Aseguró que “es una tesis que he escuchado desde 1988, cuando asumí la Academia, fundamentada por científicos serios y Premios Nobel”.
Explicó que la actividad humana que usa material fósil pone más anhídrido carbónico que el debido “rompiendo los equilibrios, calentando la tierra y alterando el ciclo del agua”. Añadió que “el ciclo del agua permite la vida y alterándolo se acaba como los planetas que no tienen vida” y esto “lo sufren todos pero en particular los pueblos pobres o menos favorecidos”.
Y se preguntó: “¿El Papa puede adoptar doctrinas que vienen de la ciencia? Y respondió que “la tesis del recalentamiento la asume y el Santo Padre y dice que viene de la comunidad científica”. Y aseguró que el calentamiento global “es una afirmación como decir que la tierra es redonda”.
Primero indicó, porque “es una verdad científica” que se pueden utilizar “como las verdades que vienen de la filosofía o la ética”. Por ejemplo, “la economía tiene que apuntar al bien común, aunque esto no está en la Biblia”.
“Segundo: porque nuestra relación con la tierra es una actividad humana y ellas están regidas por la ética. Las actividades repercuten sobre nosotros mismos”. Además porque “el Papa, con el tema de la ecología ha agrandado el ámbito de la doctrina social de la Iglesia” indicó, y “la ecología pasa a estar al par del bien común, de la justicia y otros temas de la doctrina social de la Iglesia”.
Y si bien en el Cop 21 de París había grupos que negaban el recalentamiento, “se sabe que eran pagados por las lobbies del petróleo”. Es una tesis que nace en su academia de las ciencias. Incluso algunas instituciones católicas pagadas por estas lobbies claramente no están de acuerdo y a la corta o a la larga la pagan todos.
El canciller de la PAC, consideró además que las universidades católicas deberían tener un instituto sobre climatología, para que influyeran en todas las universidades.
Sobre la tesis de que el calentamiento sea algo irreversible, consideró que no, porque justamente es algo antrópico, o sea producido por el hombre
Otro problema relacionado, señaló Mons. Sánchez Sorondo, son las nuevas formas de esclavitud debido a la pobreza, que producen migraciones con su consecuencia de “trabajo forzado, prostitución y trata humana, lo más inhumano que se pueda encontrar”.
in



Beato Gennaro María Sarnelli – 30 de junio

«El misionero santo. Apóstol de Nápoles, defensor de las mujeres prostituidas. Era miembro de las Misiones Apostólicas, y al conocer a san Alfonso María de Ligorio compartió con él sus afanes apostólicos convirtiéndose en redentorista»

Beato Gennaro Sarnelli (Cuadro redentoristas, Roma)
Beato Gennaro Sarnelli (Cuadro Lomuscio Redentoristas, Roma)
(ZENIT – Madrid).- Esta alma gemela de san Alfonso María de Ligorio, desde que se encontraron en el camino persiguiendo juntos el mismo ideal, cuando aguardaba ser liberado de este mundo para volar al cielo prometido, manifestó: «La criatura vuelve ya al Creador, el hijo al Padre. Si te place, deseo ir a verte cara a cara; pero no quiero ni morir ni vivir, quiero sólo lo que tú quieres. Tú sabes que cuanto he hecho, cuanto he pensado, todo ha sido para tu gloria». Vivió tan desembarazado de sí, volcado incansablemente en remediar las turbias jornadas de los oprimidos, dedicando especial atención a las mujeres inmersas en la sordidez de los bajos fondos, tan ajeno a los riesgos que corría, y con tal afán por llegar a tiempo, que su salud se desplomó irremisiblemente cuando tenía 42 años.
Nació en Nápoles, Italia, el 12 de septiembre de 1702. Su padre Angelo Sarnelli era un prestigioso jurista napolitano, sagaz para los negocios con los que obtuvo el título nobiliario de barón de Ciorani, localidad en la que Gennaro pasó algunas temporadas. Era el cuarto de ocho hermanos. En su adolescencia un hecho marcó el ritmo que iba a seguir su vida: la beatificación de Francisco de Regis ya que, impactado por ella, decidió hacerse jesuita. Dos circunstancias indujeron a su padre a negarle el permiso: su endeble organismo y la edad. Tenía 14 años y su padre juzgaba que debía centrarse en los estudios; después, podría reconsiderar su decisión. Aceptó su consejo y, siguiendo la tradición familiar, cursó leyes.
Después de doctorarse en 1722, ejerció la abogacía durante unos años. Sin relegar al olvido la fe, meditaba y seguía yendo a misa en la que diariamente recibía la Eucaristía, de la que era devoto. Se integró en una congregación formada por abogados y médicos regida por los Píos Operarios, una de cuyas acciones apostólicas se desarrollaban en el hospital de Incurables. Otro ilustre jurista, que iba a ser una de las glorias de la Iglesia y fundador suyo, Alfonso María de Ligorio, había tenido la misma idea. Y en este centro se conocieron entablando una entrañable amistad que se iría consolidando a su tiempo con nuevos y profundos lazos. La llamada al sacerdocio se tornó apremiante para Gennaro. Tan perentoria llegó a sentirla, que en 1728 ingresó en el seminario. El arzobispo de Nápoles, cardenal Pignatelli, lo destinó a la parroquia de Sant’Anna di Palazzo.
No hallaba el sosiego necesario para el estudio en su domicilio, y se trasladó al colegio de la Santa Familia (denominado también de los Chinos), donde permaneció hasta abril de 1729. Alfonso, residente del mismo, lo había dejado antes que él para instituir su fundación. En junio de ese año el beato ingresó en la sociedad de las Misiones Apostólicas, asociación de sacerdotes napolitanos que estaban bajo la autoridad del arzobispo; tenían como objetivo primordial atender las zonas marginales de la diócesis. Empleó gran parte de su tiempo en esta tarea misionera y solidaria. Visitaba a los que se hallaban ingresados en el hospital, a los ancianos del geriátrico de san Gennaro y a los marineros enfermos en el hospital del puerto. También impartía catequesis a los niños obligados a ganarse el sustento como obreros.
Alfonso había fundado su Orden en Scala el año 1732, el mismo en el que Gennaro se ordenó sacerdote. El cardenal Pignatelli puso al beato al frente de la formación religiosa en la parroquia de los santos Francisco y Mateo. El lugar en el que estaba ubicada era un auténtico lupanar donde muchas jóvenes eran vilmente explotadas en malsanos tugurios. Y se dedicó a luchar contra esta antigua lacra social. Cuando en 1733 las críticas se cebaron en el fundador de los redentoristas, Gennaro se unió a él y le ayudó en Ravello. Así inició su colaboración. La forma de apostolado que impulsaba Alfonso despertó su interés. Ambos unieron sus fuerzas catequizando a laicos y promoviendo acciones apostólicas realizadas al caer la tarde en las denominadas «capillas del atardecer». Poco después Gennaro se convirtió en redentorista, pero nunca dejó de ser miembro de las Misiones Apostólicas.
Idealista, soñador, altamente creativo, llegó con un sinfín de proyectos y trabajó junto al fundador sin desfallecer, mostrando la urgencia apostólica que le animaba. Predicó misiones por la provincias de Calabria y de los Abruzzos. Vivía en un constante estado de oración, por eso pudo escribir por experiencia: «Dios está más cerca de nosotros que nosotros mismos». Seguía preocupado por el destino de las prostitutas y escribió Ragioni cattoliche pensando en el peligro que corrían numerosas jóvenes.
Extenuado por tanto esfuerzo, hubo un momento en que su salud decayó seriamente, y autorizado por Alfonso regresó a Nápoles a fin de restablecerse. Se trasladó a Scala. Luego volvió nuevamente a Nápoles. Allí siguió luchando para devolver la dignidad a las mujeres descarriadas, al punto de suscitar la atención de las autoridades. Paralelamente escribía con exclusiva finalidad espiritual, evangelizadora. Su legado se compone de una treintena de obras dedicadas a la meditación, dirección espiritual, teología mística, derecho, pedagogía, moral y temas pastorales. Hasta su muerte solía viajar periódicamente desde Roma a Nápoles, donde seguía ejerciendo la labor catequética misionera, sin descuidar su apostolado en pro de la mujer; ello le impuso permanecer en la ciudad para atenderlas convenientemente. Lo denominaban «el misionero santo».
La intensidad de su entrega consumió sus escasas fuerzas. En junio de 1744 se hallaba muy enfermo, y se alojó en la casa de su hermano Domenico, en Nápoles. Cuando Alfonso tuvo noticias de su gravedad, inmediatamente le envió dos redentoristas para que le asistieran. Y el 30 de junio de ese año entregó su alma a Dios. Humilde y desprendido hasta el final, había pedido al religioso que le acompañaba: «Hermano, prepare los vestidos más viejos para amortajarme, a fin de que no se pierdan los mejores conmigo». Juan Pablo II lo beatificó el 12 de mayo de 1996.
in



As intenções de oração do Papa Francisco para o mês de julho

Confiadas ao apostolado da oração


(ZENIT – Roma. 30 Jun. 2017).- As intenções de oração do Papa Francisco para o mes de julho, confiadas ao apostolado da oração (Rede Mundial de Oração)
CONFIADAS AO APOSTOLADO DA ORAÇÃO (REDE MUNDIAL DE ORAÇÃO)
Pela Evangelização: Pelos nossos irmãos que se afastaram da fé, para que, através da nossa oração e do nosso testemunho evangélico, possam redescobrir a proximidade do Senhor misericordioso e a beleza da vida cristã.
in



Papa pede ao IILA, mais atenção à imigração, um drama que divide

Audiência à Organização Internacional Italo-Latino-Americana, (IILA)
Audiência À Organização Internacional Ítalo-Latino-Americana, (IILA)
(ZENIT – Cidade do Vaticano, 30 Jun. 2017).- O papa Francisco recebeu nesta sexta-feira, uns 200 integrantes da Organização Internacional Italo-Latino-Americana, (IILA) conhecido também como Instituto Italo latino americano, no 50 aniversario da organização.
O IILA é um organismo intergovernamental criado em Roma em 1966, no qual participam 21 países.
Na sala Clementina no Vaticano, o Santo Padre disse: “Encorajo-os no compromisso de vocês em favor do bem comum em nosso continente americano, e a colaboração entre todos possa favorecer a construção de um mundo sempre mais humano e mais justo.”
O Santo Padre destacou que entre as finalidades da organização figura promover o desenvolvimento e a coordenação, bem como identificar as possibilidades de assistência recíproca e de ação comum entre os países membros.
Identificar as potencialidades, indicou o Papa num continente rico de história, cultura e recursos naturais; que ademais, “têm um povo bom e solidário com os outros povos, como foi comprovado por ocasião das recentes calamidades naturais, como se ajudaram reciprocamente, dando exemplo a toda a comunidade internacional”.
“Apesar desses bens do continente, a atual crise econômica e social atingiu a população e produziu o aumento da pobreza, do desemprego, da desigualdade social, bem como a exploração e o abuso da nossa casa comum. Diante dessa situação é preciso uma análise que leve em consideração a realidade das pessoas concretas, a realidade do nosso povo”, indicou.
Um segundo aspecto è coordenar os esforços para dar respostas concretas e para fazer frente às instâncias e às necessidades dos filhos e das filhas dos nossos países.
“Coordenar não significa deixar que os outros façam e no final aprovar, ao invés, comporta muito tempo e muito esforço; é um trabalho que não aparece e é pouco apreciado, mas necessário”,
Sobre o fenômeno da emigração na América Latina indicou que o continente “deve unir os esforços para fazer frente ao fenômeno da emigração; e grande parte de suas causas já deveriam ter sido enfrentadas há muito tempo, mas nunca é tarde demais.”
“Nosso povo, impelido pela necessidade, vai em busca de ‘novos oásis’, onde possa encontrar maiores estabilidades e um trabalho que assegure maior dignidade à vida”.
Mas nessa busca, “muitas pessoas sofrem a violação de seus direitos; muitas crianças e jovens são vítimas do tráfico de seres humanos e são exploradas, ou caem nas redes da criminalidade e da violência organizada”.
“A emigração é um drama de divisão: dividem-se as famílias, os filhos se separam dos pais, distanciam-se da terra de origem, e os próprios governos e os países se dividem diante dessa realidade. É preciso uma política conjunta de cooperação para enfrentar esse fenômeno. Não se trata de buscar culpados e de esquivar-se de responsabilidades, mas todos somos chamados a trabalhar de maneira coordenada e conjunta.”
O terceiro aspecto, é “a promoção de uma cultura do diálogo, em particular em países da América Latina que estão passando por momentos difíceis em nível político, social e econômico
“Os cidadãos que dispõem de menos recursos -indicou o Papa- são os primeiros a perceber a corrupção que existe nos vários estratos sociais e a má distribuição das riquezas. Sei que muitos países trabalham e lutam para realizar uma sociedade mais justa, promovendo uma cultura da legalidade”.
Asim “a promoção do diálogo político é essencial, tanto entre os vários membros desta Associação, quanto com os países de outros continentes, de modo especial com os da Europa, por laços que os unem”.
O diálogo é indispensável, concluiu Francisco, “mas não o ‘diálogo entre surdos’. Requer uma atitude receptiva que acolha sugestões e partilhe aspirações”.
in



Ocultó su depresión, con 16 años fue un conductor suicida pero vivió: hoy ayuda a miles de menores

Muchos adolescentes le piden ayuda en mensajes privados por las redes sociales

Este joven intentó suicidarse a los 16 años y a los 21 ha ayudado a numerosos adolescentes
30 junio 2017


Luke Maxwell tiene 21 años pero pese a su corta edad ha ayudado a numerosos adolescentes que caen en la depresión y no se atreven a contárselo a nadie. Así ha impedido que muchos se hayan intentado suicidar. Y la fuerza con que lo hace le viene de su propia experiencia, pues él fue uno de esos adolescentes.

A los 12 años este joven estadounidense empezó sentir los síntomas de la depresión pero fue a los 16 cuando la situación estalló. Tenía una tristeza permanente, grandes problemas para dormir, le faltaba la energía para afrontar el día y además perdió su fe en Dios.

Fue un conductor kamikaze
Este adolescente que era monaguillo y crecía en una familia católica feliz sentía lo contrario, que nadie le quería ni se preocupaba de él. Y así fue como el 3 de diciembre de 2012 tomó una decisión que cambió su vida pero que podía habérsela costado.

Luke tomó la camioneta de su familia y se fue con ella. Sin cinturón de seguridad a propósito, este joven vio que en sentido contrario se aproximaba otro coche por lo que aceleró al máximo y a más de 100 km/h se empotró de frente contra el otro vehículobuscando evitar el sufrimiento mediante el suicidio.

Contra todo pronóstico este joven sobrevivió y ahora aprovecha la oportunidad que Dios le dio.


Sufría un trastorno depresivo

Tras este intento de suicidio y ser por fin tratado de un problema que se empeñaba en esconder, Luke fue diagnosticado de un trastorno depresivo provocado por un rasgo genético hereditario, lo que le hacía creer tras rezar el Rosario todas las noches con su familia que “Dios no me ama. Si hay un Dios, que no permita que esto me pase a mí, estoy solo”.

En una entrevista en The Christophers, Luke recuerda que “mi visión del mundo se convirtió en un realidad que no era cierta”. Avergonzado de sus sentimientos provocados por esta depresión se fue encerrando en sí mismo y cada vez pasaba más tiempo en su dormitorio.

El problema salió a la luz

Ni él sabía lo que padecía ni su familia lo sospechaba por lo que los síntomas fueron creciendo hasta que intentó matarse con el coche.  El único punto positivo, si se puede llamar así, que se pudo extraer del intento de suicidio es que sacó a la luz el problema que tenía. “Mi peor pesadilla se había hecho realidad, porque ahora todo el mundo lo sabrá, no podré mantener mi secreto más tiempo”, fue el primer pensamiento que le vino a la cabeza cuando vio que había sobrevivido.

Cuando llegó la Policía confesó que había provocado el accidente por lo que fue detenido y llevado al hospital para que le hicieran pruebas, entre ellas un escáner cerebral.  Fue trasladado a una unidad mental donde por fin fue diagnosticado y empezó a recibir un tratamiento.

Recuperar su vida de fe

Pero más importante incluso que la medicina fue cómo quedó completamente descolocado cuando sus padres le dijeron que le querían y que podía contar con ellos para contarles cualquier cosa.

Con la ayuda de la familia y de una terapeuta su vida dio un giro que se vio muy ayudado con su vuelta a una vida de fe. Recuperó el tiempo de oración y participó activamente en los sacramentos. Todo era un engranaje que iba funcionando. Sacar a la luz el problema provocó que pudiera ser ayudado y llevar una vida espiritual ordenó sus pensamientos.

Su vida era otra pero tocaba afrontar las consecuencias de sus actos pues en su intento de suicidio se abalanzó contra otro vehículo, lo que podría haber provocado la muerte del conductor, Lenny Ross.

El fiscal iba a imputar a Luke por intento de asesinato e iba a pedir para él la pena máxima. Se reunió con el joven y éste le contó lo que hoy es su gran obra, la importancia de mostrar a los adolescentes la importancia de abrirse a sus padres sobre estos síntomas y cómo su experiencia podría servir a otros para no pasar por lo mismo que él.


La importancia del perdón

Finalmente, el fiscal defendió que Luke fuera declarado inocente e hizo de intermediario para que este joven pudiera disculparse con su víctima.

Ese momento ocurrió ocho meses después.  El encuentro se produjo en una cafetería. “Cuando llegó le di un gran abrazo y todo lo que pude decir fue: ‘lo siento’”. Su víctima, por su parte, dio un paso atrás y le dijo: “eso es todo lo que necesitaba oír”. El perdón le quitó un gran peso de encima. Ambos hablaron durante horas.

"Les hablo de la vida real"

Fue así como poco después decidió crear UcantbeErased, un sistema de ayuda a adolescentes y padres para detectar y ayudar a jóvenes con depresión. “Soy Luke, y después de superar mi propia trágica historia de depresión en mi adolescencia y mi intento de suicidio, es ahora mi misión ayudar a otros adolescentes y a los que les rodean para reconocer, superar, y sin vergüenza, sus problemas de salud mental. ¿Te unes a mi movimiento para salvar al menos una vida preciosa?”. Así es como se presenta en esta página web, que ya ha ayudado a muchos adolescentes y a sus familias.

No les cuenta cuentos ni les endulza la verdad. “Les hablo de la vida real”. La gran mayoría no le llegan en persona sino que empiezan a escribirle por mensajes de Facebook. El mismo reconoce que el 60% de los que le piden ayuda tiene entre 12 y 13 años de edad.

in



O reerguer das chamas e a chama do serviço

Olá bom dia,
Hoje começamos este dia em Pedrogão Grande, junto das comunidades mais atingidas pelos incêndios.
O que está a ser feito pelas populações, os trabalhos de recuperação, as histórias de quem viu a sua vida completamente alterada pelas chamas.
Tudo para saber a partir da reportagem no terreno, juntos das pessoas, com as várias instituições envolvidas.
Mas esta sexta-feira, como habitualmente, também é dia de Semanário ECCLESIA, com a edição n.º 220 a ser dedicada ao ministério do diácono permanente, 50 anos depois da publicação da carta apostólica “Sacrum diaconatus ordinem”, do Papa Paulo VI.
A história e o significado deste serviço para a Igreja Católica, os testemunhos de quem abraçou esta missão, tudo para ler em mais este trabalho online que levamos até si.
E como estamos quase no fim-de-semana, o Programa ECCLESIA na RTP2, a partir das 15h00, lança novas pistas de reflexão sobre as leituras do próximo domingo.
No Programa ECCLESIA na rádio, o tema é a Vida Consagrada com a congregação dos Sacerdotes do Sagrado Coração de Jesus, que está a celebrar 70 anos de presença em Portugal e os 50 anos do reconhecimento da Província Portuguesa.
Será a partir das 22h45 na Antena 1.
José Carlos Patrício

Música de Padre Damián y Jesús Cabello, oración y testimonios, en GironellaFest del 7 al 9 de julio

29 junio 2017


El padre Damián saluda en su invitación al GironellaFest,
encuentro joven y familiar en la provincia de Barcelona
La villa de Gironella (cerca de la ciudad de Berga, en la provincia de Barcelona) acoge del 7 al 9 de julio de este año la primera edición del GironellaFest, un encuentro abierto de jóvenes y familias impulsada desde la parroquia de Santa Eulalia de la población, con la colaboración de la Asociació Cultural Amor de Déu y el apoyo del obispado de Solsona y el ayuntamiento del municipio.

El festival busca que familias de distintos lugares experimenten juntas la hermandad cristiana, con actividades festivas pero también de oración y recogimiento. 

El programa combina catequesis, testimonios de vida, ratos de oración y conciertos de músicos católicos.

Para facilitar la estancia completa al festival se habilitará el pabellón municipal para que los participantes jóvenes puedan pasar las dos noches.

Hay que añadir que en todo momento se contará con un equipo de voluntarios que velarán por el buen desarrollo del encuentro.

El GironellaFest empezará el viernes 7 por la tarde con la acogida a los participantes y la inauguración oficial, y seguirá con la celebración de la Eucaristía para todos los asistentes y una vigilia de oración con música en directo especialmente preparada para la ocasión.


Jesús Cabello, testimonio y música
Tras la cena llegará uno de los primeros platos fuertes con un concierto a cargo del cantante cordobés Jesús Cabello, al que una grave enfermedad de infancia despertó un deseo de buscar el sentido de la vida. Ahora ya lleva más de 10 años en los escenarios y cuenta con cuatro trabajos discográficos que suenan en emisoras de una docena de países.

Después de una oración matinal, al día siguiente sábado día 8 el mismo Cabello dará su testimonio de vida ante los asistentes, actividad que irá seguida de una catequesis dirigida por un fraile franciscano y de una conferencia a cargo de un obispo aún por determinar.

La sobremesa irá acompañada por la proyección de la película documental Guardianes de la Fe, sobre la persecución de los cristianos en Oriente Próximo. Su productor y codirector, el periodista y escritor Jaume Vives, dará el testimonio de la experiencia vivida durante el rodaje. La jornada continuará con una Eucaristía y Adoración al Santísimo, de nuevo acompañada por música en directo.

Por la noche será el turno de otro de los platos fuertes de esta primera edición del GironellaFest: el concierto del Padre Damián, el conocido sacerdote redentorista exconcursante del exitoso programa televisivo La Voz.

El último día del festival, el domingo 9, se iniciará con la oración matinal y una catequesis a cargo del obispo de Solsona, Xavier Novell, a la que seguirá el testimonio de una conversión bajo el título de "De las tinieblas a la Luz".

Al mediodía tendrá lugar la Eucaristía, la clausura oficial del encuentro y una comida de hermandad.

En cuanto a las inscripciones, en estos momentos ya están abiertas y se pueden hacer a través de los web http://bisbatsolsona.cat/gironellafest-trobada-joves-families. Para facilitar la logística se han preparado las siguientes opciones:

·         Adulto / Joven: 70 € (incluye pensión completa + dormir en el pabellón + programa)

·         Pack familia: 110 € (incluye pensión completa + dormir en el pabellón + programa)

·         Residente en Gironella: 34 € (incluye programa)

Asimismo, también existe la posibilidad de otros alojamientos, aunque hay que notificarlo al formulario, ya que en este caso se deberá tener en cuenta de cara a la organización. Cerca de la población se cuenta con las siguientes posibilidades:

·         Hotel HCC Ciutat de Berga - Paseo de la Industria, 11-08600 Berga - 93 821 44 22

·         Hotel Berga Park - Ctra. de Solsona, 1 - 08600 Berga - 93 821 66 66

·         Càmping Gironella - Ctra. C-16 E-19 Salida 86-08680 Gironella - 93 825 15 29

Por otra parte, puede seguir la actualidad del GironellaFest a través de las redes sociales de Facebook (@Gironellafest17) e Instagram (@gironellafest17). Para más información se puede contactar a través de Whatsapp a los teléfonos 665 23 29 76 (Mireia) y 609 03 37 42 (Claudia), o al correo electrónico gironellafest@gmail.com.


in


Tienen cinco hijos adoptados, tres discapacitados: «Damos gracias a Dios por nuestra infertilidad»

Antonio y Yolanda explican por qué decidieron adoptar niños enfermos

Yolanda y Antonio no podían tener hijos pero siguieron abiertos a la vida
29 junio 2017


Estar abiertos a la vida aunque los médicos les declararan infértiles. Esto es lo que hicieron Antonio Mínguez y Yolanda Nevares al enterarse de esta noticia, que les cayó como un jarro de agua fría, al poco tiempo de casarse.

Trece años han pasado de aquel momento y ahora este matrimonio tiene cinco hijos, todos ellos adoptados, de los cuales los tres pequeños son discapacitados pues así lo decidieron los padres al iniciar el proceso. Esta es a la fertilidad a la que Dios les llamaba.

Este joven matrimonio habló de su experiencia de paternidad y de la acción de Dios en este proceso que no ha estado exento de grandes sufrimientos en el programa Últimas preguntas de TVE.

"El Señor nos iluminó esa cruz"

Se casaron con la idea de formar una familia pero los hijos no venían por lo que se hicieron pruebas médicas que confirmaron que no podrían ser padres de manera natural. “Cuando nos dieron el diagnóstico de infertilidad fue un momento difícil porque nos creemos que tenemos derecho a ser padres pero el autor de la vida es Dios, no nosotros”, aseguraba Antonio.

Esta noticia les llegó un Viernes Santo, que nunca olvidarán, pero lejos de escapar del sufrimiento decidieron atravesarlo. “Celebrando este misterio de nuestra fe junto a nuestra comunidad, el Señor nos iluminó esta Cruz que nos ponía sabiendo que de todo esto el Señor sacaría algo bueno”, añadía.

Yolanda habló de cómo Dios les fue dando la capacidad de cuidar y educar a sus cinco hijos, tres con necesidades especiales
Como Antonio y Yolanda hay miles de familias que no pueden tener hijos y que acuden a la adopción. Es lo que hicieron ellos.  Así fue como llegó su primogénito, Josué.  Poco después de llegar se inscribieron de nuevo a otro proceso de adopción y a los tres años ya tenían con ellos a su hija Luz.

La decisión que les marcó sus vidas

Pero Dios quería probarles también aquí. Recordaba Antonio que “el Señor nos cuestionó porque en los documentos de adopción había una casilla que si la marcabas te ofrecías a la adopción de un niño con una enfermedad o discapacidad. No la marcamos pero esa decisión sí que nos marcó a nosotros”.

Este matrimonio contaba que poco a poco “el Seños nos iba pidiendo que nos ofreciéramos para ser padres de un hijo con dificultades o enfermo. No fue fácil pero Dios, que es un caballero, nos lo susurraba”.

Fue en una convivencia donde vieron que Dios les llamaba “a dar el salto, de fiarnos de Él, y de que el hijo que nos diera sería el que necesitáramos. Y así llegó nuestro tercer hijo, Juan Pablo”, el primero con discapacidad.

"Dios nos ha ido capacitando"

“Dios ha hecho una obra en nosotros porque no teníamos una especial afinidad con la discapacidad ni con aquel ámbito. Dios nos fue llevando pues al principio en nosotros también había miedos, inseguridades pero hemos visto cómo Dios nos ha ido capacitando”, relataba este matrimonio en la televisión pública española.


Siguiendo con su experiencia, Antonio explicaba que “cuando ya teníamos a Juan Pablo, Dios nos invitó a abrirnos a la vida, y llegó Rafael (Dios sana), que nació con hipoxia y un daño cerebral. Y de nuevo fue un gran regalo para nosotros”.

Antonio y Yolanda relataron momentos concretos en los que Dios les habló y les indicó el camino
La pequeña, con síndrome de Down, "ha revolucionado la familia"

Tras Rafael llegó la que de momento es la pequeña de la casa, Teresa, que tiene síndrome de Down. “Ha traído la alegría a la casa, ha revolucionado a la familia. Nos enseña muchísimo cada día a vivir la vida y vivirla bien”, afirmaba Yolanda.

Aunque tampoco fue fácil su llegada a la familia. Contaba Antonio que “tenemos una experiencia muy bonita con la adopción de Teresa. Teníamos cuatro hijos y Rafael tenía sólo un añito y dormía fatal, se despertaba muchas veces y estábamos hechos polvo. Pero Dios nos ponía en el corazón el tener otro hijo pero vimos que no era el momento”.

La preciosa coincidencia con Teresa

Sin embargo, en una convivencia escucharon una palabra de San Pablo, “ahora es el momento favorable”. Los dos, cada uno por su lado, se sintieron tocado por esta palabra. “Cuando lo hablamos vimos que el Señor nos llamaba a esto e iniciamos un nuevo expediente de adopción”. Luego supieron que esa misma semana que decidieron lanzarse a la adopción fue la que nació Teresa.

A día de hoy este matrimonio afirma seguir abierto a la vida, algo que, según dicen, “nos fortalece como matrimonio y como familia”. Y por ello, pueden decir con certeza que “damos gracias a Dios por nuestra infertilidad porque nos ha dado unos hijos maravillosos”.

Puede ver la entrevista realizada a este matrimonio en Últimas preguntas de RTVE pinchando AQUÍ

in



quinta-feira, 29 de junho de 2017

Papa celebrou a missa na festa de Pedro e Paolo e abençoou os Pálios

A faixa é destinada aos novos arcebispos metropolitanos

(ZENIT – Cidade do Vaticano, Abr. 2017).- O Papa Francisco celebrou hoje quinta-feira, festa de são Pedro e são Paolo, a missa na praça de São Pedro, e abençoou os sagrados Pálios, destinados aos novos arcebispos metropolitanos.
O Papa Francisco celebrou a missa com os arcebispos metropolitanos nomeados no último ano.
São 36 no total, 5 dos quais provenientes do Brasil: Dom Júlio Akamine, de Sorocaba; Dom João José da Costa, de Aracajú; Dom Delson Pereira da Cruz, da Paraíba; Dom Orlando Brandes, de Aparecida; e Dom Geremias Steinmetz, de Londrina (não presente).
Desde 2015, a faixa do Palio não é mais colocada pessoalmente pelo Papa nos ombros dos arcebispos, mas a imposição é realizada nas respectivas arquidioceses pelo Núncio Apostólico no país.
A continuação o texto completo da homilia do Santo Padre:
«A liturgia de hoje oferece-nos três palavras que são essenciais para a vida do apóstolo: confissão, perseguição, oração. A confissão é a que ouvimos dos lábios de Pedro no Evangelho, quando a pergunta do Senhor, de geral, passa a particular. Com efeito Jesus, primeiro, pergunta: «Quem dizem os homens que é o Filho do Homem?» (Mt 16, 13).
Desta «sondagem» resulta, de vários lados, que o povo considera Jesus um profeta. E então o Mestre coloca aos discípulos a pergunta verdadeiramente decisiva: «E vós, quem dizeis que Eu sou?» (16, 15). Agora responde apenas Pedro: «Tu és o Messias, o Filho do Deus vivo» (16, 16). Esta é a confissão: reconhecer em Jesus o Messias esperado, o Deus vivo, o Senhor da nossa própria vida. Hoje, Jesus dirige esta pergunta vital a nós, a todos nós e, de modo particular, a nós Pastores.
É a pergunta decisiva, face à qual não valem respostas de circunstância, porque está em jogo a vida: e a pergunta da vida pede uma resposta de vida. Pois, de pouco serve conhecer os artigos de fé, se não se confessa Jesus como Senhor da nossa própria vida. Hoje Ele fixa-nos nos olhos e pergunta: «Quem sou Eu para ti?» Como se dissesse: «Sou ainda Eu o Senhor da tua vida, a direção do teu coração, a razão da tua esperança, a tua confiança inabalável?».
Com São Pedro, também nós renovamos hoje a nossa opção de vida como discípulos e apóstolos; passamos novamente da primeira à segunda pergunta de Jesus, para sermos «seus» não só por palavras, mas com os factos e a vida. Perguntemo-nos se somos cristãos de parlatório, que conversamos sobre como andam as coisas na Igreja e no mundo, ou apóstolos em caminho, que confessam Jesus com a vida, porque O têm no coração.
Quem confessa Jesus, sabe que está obrigado não apenas a dar conselhos, mas a dar a vida; sabe que não pode crer de maneira tíbia, mas é chamado a «abrasar» por amor; sabe que, na vida, não pode «flutuar» ou reclinar-se no bem-estar, mas deve arriscar fazendo-se ao largo, apostando dia-a-dia com o dom de si mesmo.
Quem confessa Jesus, faz como Pedro e Paulo: segueO até ao fim; não até um certo ponto, mas até ao fim, e segue-O pelo seu caminho, não pelos nossos caminhos. O seu caminho é o caminho da vida nova, da alegria e da ressurreição, o caminho que passa também através da cruz e das perseguições. E aqui temos a segunda palavra: perseguições.
Não foram só Pedro e Paulo que deram o sangue por Cristo, mas, nos primeiros tempos, toda a comunidade foi perseguida, como nos recordou o livro dos Atos dos Apóstolos (cf. 12, 1). T
ambém hoje, em várias partes do mundo, por vezes num clima de silêncio – e, não raro, um silêncio cúmplice –, muitos cristãos são marginalizados, caluniados, discriminados, vítimas de violências mesmo mortais, e não raro sem o devido empenho de quem poderia fazer respeitar os seus direitos sagrados. Entretanto queria salientar sobretudo aquilo que o apóstolo Paulo afirma antes: «estou pronto – escreve ele – para oferecer-me como sacrifício» (2 Tim 4, 6).
Para ele, viver era Cristo (cf. Flp 1, 21), e Cristo crucificado (cf. 1 Cor 2, 2), que deu a vida por ele (cf. Gal 2, 20). E assim Paulo, como discípulo fiel, seguiu o Mestre, oferecendo também ele a vida. Sem a cruz, não há Cristo; mas, sem a cruz, não há sequer o cristão. De facto, «é próprio da virtude cristã não só fazer o bem, mas também saber suportar os males» (Agostinho, Sermão 46, 13), como Jesus.
Suportar o mal não é só ter paciência e prosseguir com resignação; suportar é imitar Jesus: é carregar o peso, levá-lo aos ombros por amor d’Ele e dos outros. É aceitar a cruz, prosseguindo confiadamente porque não estamos sozinhos: o Senhor crucificado e ressuscitado está connosco. Deste modo podemos dizer, com Paulo, que «em tudo somos atribulados, mas não esmagados; confundidos, mas não desesperados; perseguidos, mas não abandonados» (2 Cor 4, 8-9). Suportar é saber vencer com Jesus e à maneira de Jesus, não à maneira do mundo.
É por isso que Paulo se considera – como ouvimos – um vencedor que está prestes a receber a coroa (cf. 2 Tim 4, 8), escrevendo: «Combati o bom combate, terminei a corrida, conservei a fé» (4, 7). A única conduta do seu bom combate foi viver para: não para si próprio, mas para Jesus e para os outros. Viveu «correndo», isto é, sem se poupar, antes pelo contrário consumando-se.
Há uma coisa que ele diz que conservou: não a saúde, mas a fé, isto é, a confissão de Cristo. Por amor d’Ele viveu as provações, as humilhações e os sofrimentos, que nunca se devem procurar, mas aceitar. E assim, no mistério do sofrimento oferecido por amor, neste mistério que muitos irmãos perseguidos, pobres e doentes encarnam também hoje, resplandece a força salvífica da cruz de Jesus.
A terceira palavra é oração. A vida do apóstolo, que brota da confissão e desagua na oferta, flui dia-a-dia na oração. A oração é a água indispensável que alimenta a esperança e faz crescer a confiança. A oração faz-nos sentir amados, e permite-nos amar. Faz-nos avançar nos momentos escuros, porque acende a luz de Deus. Na Igreja, é a oração que nos sustenta a todos e nos faz superar as provações. Vemo-lo na primeira Leitura: «Enquanto Pedro estava encerrado na prisão, a Igreja orava a Deus, instantemente, por ele» (At 12, 5).
Uma Igreja que ora, é guardada pelo Senhor e caminha na companhia d’Ele. Orar é entregar-Lhe o caminho, para que o tome ao seu cuidado. A oração é a força que nos une e sustenta, o remédio contra o isolamento e a autossuficiência que levam à morte espiritual. Com efeito, o Espírito de vida não sopra, se não se reza; e, sem a oração, não se abrem as prisões interiores que nos mantêm prisioneiros.
Que os Santos Apóstolos nos obtenham um coração como o deles, fatigado e pacificado pela oração: fatigado, porque pede, bate à porta e intercede, carregado com tantas pessoas e situações que deve confiar a Deus; mas, ao mesmo tempo, pacificado, porque o Espírito traz consolação e fortaleza quando se ora. Como é urgente haver, na Igreja, mestres de oração, mas antes de tudo homens e mulheres de oração, que vivem a oração!
O Senhor intervém quando oramos, Ele que é fiel ao amor que Lhe confessamos e está perto de nós nas provações. Ele acompanhou o caminho dos Apóstolos e acompanhar-vos-á também a vós, queridos Irmãos Cardeais, aqui reunidos na caridade dos Apóstolos que confessaram a fé com o sangue.
Ele estará perto também de vós, queridos Irmãos arcebispos que, ao receberdes o pálio, sereis confirmados na opção de viver para o rebanho imitando o Bom Pastor, que vos sustenta carregando-vos aos ombros. O próprio Senhor, que deseja ardentemente ver todo o seu rebanho reunido, abençoe e guarde também a Delegação do Patriarcado Ecuménico, e o querido Irmão Bartolomeu que a enviou aqui em sinal de comunhão apostólica».
in



Papa no Angelus: ‘Pedro e Paulo foram libertados pelo Senhor’

Ambos nos dizem hoje que o Senhor está sempre ao nosso lado, caminha connosco, nunca nos abandona

(ZENIT – Cidade do Vaticano, Abr. 2017).- O Papa Francisco rezou nesta quinta-feira, solenidade dos santos Pedro e Paolo, a oração do Angelus, diante dos fiéis e peregrinos reunidos na Praça São Pedro.
Na alocução que precedeu a oração, o Pontífice ressaltou que
“Os Padres da Igreja amavam comparar os Santos Apóstolos Pedro e Paulo a duas colunas, sobre as quais se apoia a construção visível da Igreja”, indicou o Papa. E disse que “Eles sigilaram com o próprio sangue o testemunho de Cristo com a pregação e o serviço à comunidade cristã nascente. Este testemunho é evidenciado nas leituras bíblicas da liturgia de hoje, que indicam o motivo pelo qual a sua fé, confessada e anunciada, foi coroada com a prova suprema do martírio.”
Francisco lembrou que o Livro dos Atos dos Apóstolos, que conta o evento da prisão e libertação de Pedro. “Ele experimentou a aversão ao Evangelho em Jerusalém onde foi preso por Herodes que tinha a intenção de apresentá-lo ao povo, mas foi salvo de forma milagrosa e pode levar a termo a sua missão evangelizadora, primeiramente na Terra Santa e depois em Roma, dedicando todas as suas forças a serviço da comunidade cristã.”
Também Paulo experimentou hostilidades mas foi libertado pelo Senhor. Enviado por Jesus a várias cidades junto às populações pagãs, “ele encontrou resistências fortes da parte de seus correligionários e também da parte das autoridades civis. Escrevendo ao discípulo Timóteo, reflete sobre a própria vida, o percurso missionário e também sobre as perseguições sofridas por causa do Evangelho”.
“Estas duas libertações, de Pedro e de Paulo -indicou o sucessor de Pedro- revelam o caminho comum dos dois Apóstolos que foram enviados por Jesus a anunciar o Evangelho em ambientes difíceis e em certos casos hostis. Ambos, com seus vidas pessoais e eclesiais, nos mostram e nos dizem, hoje, que o Senhor está sempre ao nosso lado, caminha conosco, nunca nos abandona. Especialmente no momento da provação, Deus nos estende a mão, nos ajuda e nos liberta das ameaças dos inimigos. Devemos nos lembrar que o nosso inimigo verdadeiro é o pecado, e o maligno nos empurra para isso.”
Asim, continuou, “quando nos reconciliamos com Deus, especialmente no Sacramento da Penitência, recebemos a graça do perdão, somos libertados dos vínculos do mal e aliviados do peso de nossos erros. Assim, podemos continuar o nosso percurso de anunciadores alegres e testemunhas do Evangelho, mostrando que nós recebemos por primeiro a misericórdia”.
“A nossa oração hoje à Virgem Maria, Rainha dos Apóstolos, é sobretudo pela Igreja que vive em Roma e por esta cidade que tem como padroeiros os Santos Pedro e Paulo. Que eles  obtenham para essa cidade o bem-estar espiritual e material. A bondade e a graça de Deus sustente todo o povo romano para que viva em fraternidade e concórdia, fazendo resplandecer a fé cristã, testemunhada com coragem pelos Santos Apóstolos Pedro e Paulo.”
Depois de rezar a oração mariana, o Pontífice indicou: “Esta manhã, aqui na praça, celebrei a Eucaristia com os cinco cardeais criados no Consistório de ontem, e abençoei os Pálios dos Arcebispos Metropolitanos nomeados neste último ano, provenientes de vários países. Saúdo e agradeço a todos eles e também aqueles que os acompanharam nesta peregrinação. Eu os encorajei a prosseguir com alegria a sua missão a serviço do Evangelho, em comunhão com toda a Igreja. Nesta mesma celebração, acolhi com afeto os membros da delegação que veio a Roma, em nome do Patriarca Ecumênico, o querido irmão Bartolomeu. Essa presença é sinal dos laços fraternos existentes entre as nossas Igrejas.”
in