sexta-feira, 14 de abril de 2017

Filmando escenas de la Biblia, y estudiándolas, acercan la fe a los alejados: es el Proyecto Galilea

Un taller audiovisual que da vida a los pasajes del Evangelio, y no solo en YouTube
La Última Cena y la aparición de Cristo a Tomás pueden ser escenas de Proyecto Galilea
ReL 14 abril 2017

Al acercarse las fechas de Semana Santa y Pascua, por toda España se multiplican las celebraciones teatrales acerca de la Pasión, o antiguos autos sacramentales, o en diversas procesiones abundan los que se disfrazan de romanos. Incluso personas con poca fe, o sin ella, se sienten atraídas por el drama de la Pasión, por su emoción, por la figura de Cristo, de su Madre la Virgen, por los apóstoles que huyen, por Pilatos que se lava las manos...

Esa peculiar atracción está detrás de la intución del Proyecto Galilea, que le añade una peculiaridad: filmar las escenas bíblicas.

“Proyecto Galilea” (www.proyectogalilea.es) es un proyecto evangelizador y cultural promovido por la asociación “Misioneros de la Esperanza” (MIES, misionerosdelaesperanza.org), que se desarrolla en la provincia de Málaga, coordinado por Antonio López Luna, misionero de la Esperanza de esta provincia.


Con actores que no son profesionales y que quieren entender mejor, incluso vivir de alguna manera, los pasajes de la Biblia, “Proyecto Galilea” produce audiovisuales sobre pasajes evangélicos.

Es un taller audiovisual y creativo "pero su objetivo primero, su fin, es dar a conocer a Jesús y su Evangelio, o profundizar en ello". Aunque puede ser edificante para los espectadores (que lo vean por Internet o en catequesis) es edificante sobre todo para los participantes.

"Un medio de primer anuncio del Evangelio"
"Tiene especial preferencia por los jóvenes, y sobre todo pretende servir como un medio para el primer anuncio. Busca dar a conocer a Jesús y su Evangelio a personas que puedan estar más alejadas de la realidad eclesiástica, y cuyo conocimiento del Evangelio sea escaso o nulo", especifican sus organizadores en la web.

Los vídeos producidos pueden verse en una Lista de reproducción en Youtube (aquí en Youtube)

Y también en Facebook: www.facebook.com/proyectogalilea


Antonio López Luna, informático apasionado por la creación audiovisual y profesor de instituto en San Pedro de Alcántara explica el sentido evangelizador de este proyecto a DiocesisMalaga.es.

- ¿Cómo surgió Proyecto Galilea?
La creación audiovisual ha sido una de mis pasiones desde pequeño. Me bebía las películas y el programa de cómo se hicieron. Me apasiona, tanto estar detrás de las cámaras como interpretar delante de ellas. Llevaba varios años dándole vueltas a cómo hacer para llevar el Evangelio a los jóvenes a través del audiovisual. Esta inquietud no dejaba de rondar mi cabeza y lo consulté con Juli Gavira, la que entonces era responsable provincial de MIES (Misioneros de la Esperanza), movimiento al que pertenezco. Ella me animó a poner en marcha el proyecto e implicar en él a los jóvenes. Es más, a salir de los ambientes religiosos. Me puso por delante un reto.

- Y ya vemos que lo aceptó.
- Así fue. Me puse en manos de Dios, pues tengo claro que es él quien me impulsó a hacerlo, y hoy día “Proyecto Galilea” está formado por un grupo de jóvenes (y no tan jóvenes), creyentes y no creyentes, a las que les gusta la interpretación. Todos son conscientes, desde el primer día, de que, con este proyecto damos a conocer la figura de Jesús de Nazaret y su Evangelio. En primer lugar, a los que participamos en el proyecto, pues prepararnos la grabación de un pasaje implica meterse en el guión, en los personajes, en las relaciones de unos con otros… Y, en segundo lugar, a quienes puede llegar gracias a la difusión por internet y las redes sociales.

- Podríamos denominarlo un proyecto de primer anuncio, ¿verdad?
- Yo diría que sí, que es de apostolado de calle o de primer anuncio. El taller de creación audiovisual es el pretexto para dar a conocer la figura de Jesús de Nazaret y su Evangelio. Estos vídeos son un medio atractivo para muchos jóvenes de hoy día. Es más, una vez que acabamos la grabación y el montaje, quedamos de nuevo el grupo para hacer un estreno al que invitamos a algunos amigos y familiares. Volvemos a leer el pasaje, proyectamos el vídeo de nuevo y después nos vamos a celebrarlo. Y es un momento muy especial porque en esas conversaciones surgen temas muy interesantes. Cada uno cuestiona a los demás el porqué de su fe. Dios va sembrando lo que Él ve oportuno.

- ¿En qué pasaje están ahora trabajando?
- Ahora mismo estamos inmersos en la grabación del pasaje de la Anunciación, que esperamos estrenar en mayo. Primero se elabora en guión literario, basado en el pasaje bíblico y teniendo en cuenta cómo lo han hecho antes en otras películas. Después se hace el guión técnico, en el que se especifica las necesidades de actores, equipo técnico, pértiga, sonido, focos de iluminación... ofrecemos toda esta información en el grupo de Proyecto Galilea y ponemos una fecha de grabación y un lugar.

»El día de grabación leemos todos juntos el pasaje evangélico y el guión, profundizamos en los personajes y la situación histórica, para que cada uno pueda asimilar mejor su papel. Y también profundizamos en su sentido espiritual pues, muchos de nosotros lo vivimos así. Una vez grabado, es tarea mía montarlo en casa y ponemos una fecha de estreno. Nos reunimos todos de nuevo, en un pase privado, al que invitamos también a algunos amigos o familiares. Leemos de nuevo el pasaje, se proyecta el vídeo y después nos vamos a celebrarlo, como os contaba antes. Y, cuando acabamos un pasaje, comenzamos con el siguiente.


- ¿Qué significa para usted el Proyecto Galilea?
- Parto de que es un proyecto humilde, que no somos una productora de cine profesional, sino un taller de creación audiovisual y que la calidad de nuestros productos es la que es. Pero es un proyecto que me entusiasma porque en él uno mi pasión por la creación audiovisual con mi faceta apostólica como cristiano. Para mí es un verdadero privilegio. Para mí está siendo toda una experiencia. El primer beneficiado, sin lugar a duda, soy yo. Es vertiginoso, pues voy aprendiendo mientras trabajo, por ensayo y error, pero también me siento muy asistido por Dios. Me he visto en situaciones de quedarme sin personal para la grabación a pocas horas antes y, de repente… se han ofrecido las personas que necesitaba. Esto me confirma que esto son cosas de Dios y sale adelante porque Él quiere. No sé lo que el proyecto puede dar de sí, lo que Dios quiera.

- ¿Hay que ser cristiano para formar parte de Proyecto Galilea?
- No. Es más, a veces me llegan jóvenes que se interesan por el Proyecto pero que me hacen esa pregunta: “¿puedo participar? Yo no soy creyente”. Y mi respuesta es siempre la misma: “¡bienvenido!”. Se trata de un proyecto de primer anuncio, para dar a conocer el Evangelio a gente que no se encuentra en un ambiente religioso.

- ¿Cuándo nació Proyecto Galilea?
Hace un par de años que nos pusimos manos a la obra. Comenzamos a grabar un pasaje, con un guión muy largo que nos llevó mucho tiempo. Después hemos ido depurando la técnica con pasajes más cortos que se puedan grabar en un solo día. Como somos un grupo de voluntarios que va cambiando de componentes según disponibilidad, una vez que reúnes a 20 personas, hay que aprovechar mucho el tiempo y organizar las grabaciones, para que se puedan hacer en un mismo día. En nuestra web www.proyectogalilea.es y en nuestra página de Facebook vamos difundiendo todos los eventos que vamos concretando, el estado del proyecto… Y después colgamos los vídeos en nuestra cuenta de Youtube. Hasta los guiones literarios y técnicos los publicamos, pues le pueden ser útiles a otra persona.

- Quien se haya quedado con ganas de conoceros y formar parte de este royecto, ¿cómo se puede poner en contacto con vosotros?
- A través de la web proyectogalilea.es. Que rellene un formulario de contacto que tenemos o a través de la página que tenemos en Facebook. No tiene más que presentarse y yo lo uno al grupo del Proyecto, para que esté al tanto de todo lo referente a las grabaciones, que nos diga cuáles son sus preferencias y cómo le gustaría participar. Hay gente que se engancha con nosotros y quien ha venido sólo a una grabación. Es un proyecto muy abierto, para que cada persona decida su nivel de compromiso.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário