domingo, 23 de abril de 2017

El Vaticano invita a los budistas a recorrer juntos los caminos de la no violencia

Carta con motivo de su festividad. Propone rechazar a quienes usan la religión para justificar la violencia



(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 22 Abr. 2017).- El Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso envió un mensaje a los budistas con motivo de su festividad Vesakh/Hanamatsuri, subrayando la importancia de recorrer los caminos de la no violencia, ante quienes usan la religión para justificar la violencia. El titulo de la carta difundida hoy es “Cristianos y budistas: recorramos juntos los caminos de la no violencia”.

Vesakh es la festividad más importante para los budistas. Es una conmemoración de los acontecimientos principales de la vida de Buda que se celebra en los países de cultura budista en diversas fechas, siguiendo las diferentes tradiciones. Este año los países de Asia Oriental  la celebran el 3 de mayo, mientras en la mayoría de los países de tradición budista se celebrará el 10 de mayo.

En el mensaje firmado por el cardenal Jean-Louis Tauran, se indica la urgente necesidad de promover una cultura de paz y no violencia. “En nuestro mundo la religión está en los titulares, aunque a veces de maneras contradictorias. Mientras que muchos creyentes se comprometen a promover la paz, otros utilizan la religión para justificar sus actos de violencia y odio”.

Y mientras “se abre camino a la cooperación religiosa mundial, se asiste también a la politización de la religión; hay conciencia de la pobreza endémica y del hambre en el mundo y, sin embargo, prosigue la deplorable carrera de armamentos. Esta situación exige una llamada a la no violencia, un rechazo de la violencia en todas sus formas”, indica.

Añade que muchas de nuestras sociedades “tienen que hacer frente a las repercusiones de las heridas pasadas y presentes causadas por la violencia y los conflictos. Este fenómeno incluye la violencia doméstica, además de la violencia económica, social, cultural, psicológica, y la violencia contra el medio ambiente, nuestra casa común”.

Por todo eso “la elección de la no violencia como forma de vida se vuelve cada vez más una exigencia de responsabilidad en todos los niveles”.

El mensaje recuerda que estamos llamados a una empresa conjunta: “estudiar las causas de la violencia; enseñar a nuestros respectivos seguidores a luchar contra el mal en sus corazones; librar del mal tanto a las víctimas como a los autores de la violencia; formar los corazones y las mentes de todos, especialmente de los niños, a amar y vivir en paz con todo el mundo y el medio ambiente; enseñar que no hay paz sin justicia, ni verdadera justicia sin perdón”.

Invita también “a los medios de comunicación a evitar y combatir el discurso del odio, y la información sesgada y provocadora; impulsar las reformas educativas para evitar la distorsión y la mala interpretación de la historia y de os textos escriturarios; y orar por la paz en el mundo recorriendo juntos el camino de la no violencia”.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário