domingo, 23 de abril de 2017

De madre católica y padre budista, ella acudía al templo budista, pero Cristo la llamó en el amor

ReL 22 abril 2017

Dilani, de 25 años, optó en Sri Lanka por la fe cristiana
al prepararse por el matrimonio
En algunos países en los que el cristianismo es minoritario, no es infrecuente que haya familias mixtas, donde un cónyuge es cristiano y el otro practica otra religión. A menudo, cada cónyuge acude a compartir tradiciones de la religión del otro esposo. En estas familias mixtas el matrimonio ha de decidir cómo educará a los hijos. Otro momento importante de decisión es cuando los hijos se casan y fundan sus propios hogares: ¿qué tradición religiosa van a seguir?

La agencia misionera AsiaNews recoge el caso de una familia de Sri Lanka, país donde el 70% de la población es budista y sólo un 6% es católica, concentrada sobre todo en la costa noroeste de esta isla al sur de la India. Según una encuesta Gallup de 2008, el 99% de los srilankeses declaraban que la religión era importante en su vida diaria. Es un país donde se reflexiona sobre estas opciones.

Madre católica, padre budista
Dilani Dharshani explica su historia en AsiaNews. Tiene 25 años, su madre es católica y su padre budista. Hasta el momento ella era budista: “Por muchos años fui al templo y estaba acostumbrada a ver los símbolos del budismo”. De niña acompañaba con frecuencia a su madre a la iglesia. Su madre a veces acompañaba también a su marido al templo budista. Para Dilani, eso era un ejemplo de tolerancia y cortesía familiar.

En el país las familias aún se implican mucho a la hora de proponer pretendientes para los jóvenes. La madre de Dilani le expresó su deseo de que se casara con un chico católico, y le presentó a Rodny Sheron Fernando, su pretendiente. A ella le gustó, pero al casarse se trasladaría a un barrio de mayoría católica, mientras que había vivido toda su vida en un barrio lleno de simbología budista. ¿Debía mantenerse como budista con un esposo católico y en un entorno más católico? 


Dejarse inspirar por Jesús
Sor Freeda, una religiosa del convento de la Sagrada Familia de Naalawalana, animó a la joven a dejarse inspirar “por la vida y las enseñanzas de Jesús y a ponerlos en práctica” en la propia vida. “Dios no elige a cualquiera. Él elige una persona sobre mil”, le dijo la religiosa.

Dilani decidió abrazar la fe católica. Se casa con Rodny el  6 de mayo en la iglesia de Nuestra Señora de los Sufrimientos de Nainamadama. Ella declara que “mi novio tiene un corazón amable y me ama mucho”. Y sobre su relación con Dios explica: “Estoy feliz que Dios me haya elegido entre mil. Gracias a este matrimonio me convertiré en su hija”.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário