sexta-feira, 14 de abril de 2017

Arrestos, agresiones, misas interrumpidas: se multiplican los ataques a los cristianos en India

ReL 12 abril 2017

Los nacionalistas hindúes están incrementando
sus ataques contra los cristianos
Continúan los episodios de violencia, intimidación y abusos contra los cristianos en India, minoría discriminada y perseguida por la mayoría hindú. También en el Domingo de Ramos y en las celebraciones de la Semana Santa que preceden a la Pascua.

Según informa AsiaNews, testios por todo el país atestiguan esta situación: saceradotes y fieles arrestados, encuentros de oración cancelados, misas interrumpidas, arrestos por falsas acusaciones de conversiones forzadas, tribales obligados a “retornar a casa”, o sea al hinduismo. Obispos, activistas y fieles subrayan como India sea un país laico y democrático solo en el papel (constitucional), mientras crece la influencia de los nacionalistas hindúes del BJP (Bhartiya Janata Party) del Premier Narendra Modi.

El 7 de abril los radicales del Hindu Yuva Vahini, brigada nacionalista creada en el año 2002 por Yogi Adityanath, actual Premier de Uttar Pradeshirrumpieron en una iglesia de Dadhuali, en el distrito de Maharajganj (Uttar Paredesh), e interrumpierib la función religiosa. En la iglesia en ese momento estaban presentes unos 150 fieles, entre los cuales 10 turistas americanos. Todos los cristianos, comprendido el pastor Yhuanna Adam, fueron arrestados por la policía con la acusación de conversiones forzadas al cristianismo.

Ataque a la libertad religiosa
Monseñor Thomas Thuruthimattam, obispo de Gorakhpur, denuncia: “Se trató de un verdadero y propio ataque indirecto a la libertad religiosa. Estas amenazas van contra los principios establecidos en la Constitución, contra personas que son representadas en la misma Constitución”.  

Testigos narran que los nacionalistas insultaron, intimidaron y provocaron a los cristianos, no obstante luego la policía haya reconocido la falsedad de las acusaciones presentadas. El pastor Adam reporta además que los jóvenes entraron a la iglesia con una excusa: “Llegaron por la mañana temprano, pidiendo poder visitar la estructura por su valor histórico. ¿Cómo podríamos impedírselo? La iglesia está abierta para todos y todos son bienvenidos en cualquier momento. Luego, apenas iniciada la misa, el grupo con los pañuelos de color azafrán (tocado típico de los nacionalistas, Ndr) volvió acompañado por unos agentes. Los policías pararon inmediatamente la celebración y pidió a cada uno que salieran del edificio”.

Sajan K George, presidente del Global Council of Indian Christians (GCIC), se queja sobre el comportamiento de la policía: “India es un país democrático y laico con garantías constitucionales. En los eventos eclesiásticos no se comete ninguna irregularidad. No obstante esto, la policía interrumpió el rito religioso sobre la base de acusaciones fabricadas sin ningún fundamento. El GCIC teme el incremento de la inseguridad que afecta a la vulnerable minoría cristiana”.

"Es una grave violación de los derechos humanos"
El líder cristiano también denunció el “vil acto contra los turistas. Parece la repetición del viejo estereotipo de los misioneros que van entre la gente para convertir masas de incautos. En realidad, en India es realmente frecuente ver a turistas occidentales usar túnicas naranjas (de color azafrán) y presenciar las festividades hindúes. En aquellas ocasiones a menudo se distribuyen copias de los textos sagrados hindúes; pero la policía no detiene  o arresta jamás a quienes distribuyan estos textos”. Al contrario, agrega Sajan K George, “si los turistas participan en una misa, ellos son arrestados y maltratados. Esta es una grave violación de los derechos humanos”.

Desde el mes pasado en Jharkhand los radicales del Rashtriya Swayamsevak Sangh (Rss) han “hecho volver a casa en la familia hindú” a 53 familias de tribales..Sajan K George denuncia “que los tribales jamás fueron hindúes, por lo tanto el intento de hacerlos volver a casa del hinduismo es sólo un modo de molestarlos”. Luego pone una cuestión técnica: “¿En cuál casta deberían colocarlos, desde el momento que los tribales no son hindúes?”.

El pasado 8 de abril en Bangalore, en Karnataka, fue anulado al último momento un evento cristiano programado para el día sucesivo. Las autoridades retiraron el permiso de realizar la manifestación, a la cual se habían inscripto más de mil personas que habrían debido asistir a una conferencia de dos pastores evangelistas americanos. El evento fue anulado después que Girish Bhardwaj, radical hindù, hizo un denuncia en la Oficina de inmigración contra el hipotético intento de proselitismo por parte de dos extranjeros, con una visa de ingreso que sólo les permitía participar al evento y no el de poder hablar en público. El presidente del GCIC expresa una neta condena de lo sucedido y pide al Premier de India “invitar a los gobiernos estatales a garantizar la seguridad de los cristianos durante la Semana Santa”.

En el Domingo de Ramos se produjeron varios episodios de intolerancia sucedieron en todo el país. En Madhya Pradesh, en el pueblo de Sitabedi, los miembros del Rss -acompañados por la policía- interrumpieron las celebraciones y arrestadron a los pastores Amar Singh Solanki, Kishore Barela y Prabhakar Solanki, sus esposas y a otros cristianos con la acusación de conversiones forzadas. Las mismas acusaciones fueron hechas contra el pastor Yashpal, mientras celebraba la misa en Kaithal, en Haryana. 

En el pueblo de Jahanpur, en Uttar Pradesh, otros extremistas hindúes golpearon al pastor Krishna Paul, de la Believer’s Church, y llevado a la fuerza a la comisaría de la policía local. La misma suerte corrió el pastor Saji Mathew della Church of God de Sri Ganganagar, en Rajasthan, arrestado junto a otros siete cristianos, mientras están en un encuentro de oración. También en Palani Taluka, in Tamil Nadu, algunos funcionarios administrativos irrumpieron en la habitación privada del pastor Gunasekaran, mientras estaba en un encuentro de oración. Las autoridades han sacado fotos y filmado a las personas presentes en la función, luego advirtieron a los cristianos que si en el futuro quieran rezar, deberán obtener un permiso oficial.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário