sexta-feira, 31 de março de 2017

XI Encuentro Mundial de la Familia – Car. Farrell: Manifestaremos cuanto es bello el designio de Dios sobre la familia

Desde ahora hay un itinerario en cada diócesis y parroquia que concluirá en el 2018 en Irlanda, en la Jornada Mundial de la Familia


El Card. Kevin J. Farrell (Foto ZENIT cc)
(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 30 Mar. 2017).- “Esperamos que sí, que el Papa venga a Dublín, para el IX Encuentro Mundial de las Familias y para celebrar la misa”, indicó el cardenal Kevin J. Farrel, prefecto del Dicasterio para los laicos, a lo que el arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, añadió: “No solo tiene interés pero deseo, me dijo”.

Así lo aseguraron este jueves en la Sala de prensa de la Santa Sede, durante la presentación de la carta del papa Francisco a los organizadores del Encuentro Mundial de la Familia, que se realizará en Dublín del 21 al 26 de agosto de 2018.

“La carta que hoy se hace pública confirma la fecha y el tema: “El Evangelio de la Familia: alegría para el mundo”, indicó el cardenal Farrell, precisando que la primera referencia que el Papa indica es de ofrecer en este encuentro a las familias de todo el mundo la posibilidad de “profundizar su reflexión y de compartir los contenidos de la Exhortación apostólica post-sinodal Amoris Laetitia”.

Quiso entretanto subrayar que la preparación de este gran evento “es importante ya en cada una de las diócesis y parroquias”, y no solamente la celebración final en Irlanda.

El purpurado señaló que el Santo Padre interroga en la carta: “¿El Evangelio sigue siendo alegría para el mundo?” y: “La familia sigue siendo una buena noticia para el mundo de hoy?”, de lo que se ve “la recíproca compenetración entre Evangelio, familia y el mundo de hoy: del Evangelio la familia saca fuerza y alegría, de la familia evangelizada el mundo es a su vez alcanzado por la buena noticia del amor misericordioso del Padre”.

Añadió así que “el Papa abrió el corazón y nos confió su sueño de pastor universal: ‘una Iglesia en salida, no autorreferencial, que no pase delante de las heridas, una Iglesia misericordiosa que anuncie el corazón de la revelación de Dios Amor que es la Misericordia’”.

El cardenal exhortó por lo tanto al “protagonismo activo de todas las comunidades eclesiales y de los responsables pastorales” para que cada experiencia “circule también a través de los medios de comunicación”, para que “el designio de Dios sobre la familia se pueda manifestar en el mundo de hoy”.

El encuentro en Dublín cuenta con tres grandes eventos, un congreso de tres días, el encuentro de las familias y la misa del sábado por la noche.


in



Sem comentários:

Enviar um comentário