domingo, 5 de março de 2017

Un libro prologado por el cardenal Parolin muestra la parte más espiritual de Shahbaz Bhatti

ReL 3 marzo 2017

Shahbaz Bhatti defendía los derechos de todas las
minorías en Pakistán y luchaba contra la
Ley de Blasfemia
El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, ha escrito el prólogo de un nuevo libro sobre la figura de Shahbaz Bhatti, notable político católico pakistaní que fue asesinado por proteger a los creyentes y las minorías de la persecución, principalmente a Asia Bibi.

El libro, titulado Shahbaz, la voz de la Justicia ha sido escrito por su hermano, Paul Bhatti, que en sus páginas recuerda el testimonio del ministro y destaca algunas frases que revelan el pensamiento católico de este líder pakistaní asesinado.

"Quiero vivir por Cristo y quiero morir por Él"
"Hay personas que están dispuestas a morir por el ideal en el que creen. Entre ellas está Shahbaz Bhatti", indicó el cardenal, quien recordó cómo el ministro fue asesinado en Islamabad el 2 de marzo de 2011. "El ideal de Shahbaz Bhatti no era, sin embargo, una simple idea, no importa cuán justa noble y elevada. Era lo que los cristianos aman, a Cristo: 'Quiero vivir por Cristo y quiero morir por Él', escribió en su testamento espiritual".

El purpurado destacó, según recoge Gaudium Press cómo la publicación del texto permite ir más allá de la figura pública de Shahbaz Bhatti y conocer más profundamente su mundo interior. "Su hermano Paul lo hace familiar, describiéndolo en su intimidad, en su vida cotidiana, mostrando su progreso humano y espiritual".

El cardenal Parolin ha querido destacar la profunda fe del político paquistaní asesinado en 2011
El secretario de Estado afirma que las páginas del libro conservan la tristeza y un toque de amargura por los acontecimientos relatados, pero con el consuelo de que "incluso en los momentos más oscuros, cuando las amenazas y el odio trataban de poner fin a su misión", "la fe de Shahbaz nunca falló".

Un mártir, para los cristianos de Pakistán
De este modo, afirmó que Bhatti encarnó el ideal auténtico del político, quien elige el Evangelio como estilo de vida e impronta de su trabajo. La labor de Bhatti le permitió favorecer a los más pobres, los débiles y los perseguidos, así como promover el diálogo sincero y la armonía entre las comunidades. El purpurado destacó también su humildad y sencillez y su voluntad de servir a Cristo como un hombre común.

El texto fue elogiado no sólo como una forma de conocer el testimonio del ministro, considerado mártir localmente, sino de recordar "a los cristianos de Pakistán y sus dificultades" y renovar el compromiso de construcción de una sociedad en paz y armonía en ese país, al cual Bhatti "siempre amó y sirvió".

Sabía que podía ser asesinado
Como ministro de Minorías, no dudó nunca en proteger a los cristianos y otras religiones minoritarias en el país pese al riesgo que entrañaba enfrentarse a los fundamentalistas islámicos. Él sabía que podía ser asesinado, como ocurrió finalmente.

Shahbaz Bhatti había dejado preparado un vídeo ante esta posibilidad. En ese vídeo declaraba en inglés: “Quiero compartir que yo creo en Jesucristo, que ha dado su propia vida por nosotros. Sé cuál es el significado de la Cruz y el valor de la Cruz y estoy listo para morir por defender los derechos de mi comunidad y de las personas que sufren, incluso hasta morir a causa de mis principios. Prefiero morir por mis principios y la justicia de mi comunidad antes que hacer concesiones por estas amenazas”.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário