quarta-feira, 22 de fevereiro de 2017

El Papa agradece a los familiares de las víctimas del atentado en Dacca su actitud de perdón

Les recibió en el Vaticano y ellos le presentaron diversos proyectos de solidaridad


Papa con parientes de las víctimas del atentado de Dacca (Fto Osservatore © Romano).
Papa con parientes de las víctimas del atentado de Dacca (Fto Osservatore © Romano).
(ZENIT – Roma).- El santo padre Francisco agradeció a los 33 familiares de las víctimas italianas del atentado en Dacca, en Bangladesh, porque “no se han quedado en la rabia, en la amargura y en las ganas de venganza, sino que con el dolor en el interior han tomado el camino del amor para construir y ayudar a la gente de Bangladesh, especialmente a los jóvenes para que puedan estudiar”. Esto, concluyó el Papa “es sembrar paz y les agradezco, para mi es un ejemplo”.

En la noche entre el 1° y el 2 de julio de 2016, Marco Tondat, Christian Rossi, Maria Riboli, Vincezo D’Allestro, Claudio Cappelli y Simona Monti fueron asesinados por extremistas musulmanes que entraron en un restaurante ubicado en la zona diplomática de la ciudad.

La noticia del encuentro del Papa con los familiares de las víctimas la dio hoy el diario L’Osservatore Romano, precisando que acompañaba al grupo monseñor Valentino Di Cerbo, obispo italiano de Alife-Caiazzo, quien le explicó al Papa el perfil de las víctimas: “Era buena gente, fueron a Bangladesh para trabajar y no para explotar a la gente: más aún ayudaban a los más pobres colaborando con la comunidad católica local”.

Para testimoniar el empeño de paz le entregaron a Francisco, nueve pequeñas plantas de olivo con los nombres de las personas asesinadas escritos en pequeñas palomas blancas y le presentaron algunos proyectos concretos de solidaridad.

Una de las víctimas de 33 años que estaba esperando a un niño era Simona. Su hermano, el sacerdote Luca Monti, le indicó al Santo Padre que hoy partía a Dhaka con la asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada. Allí la familia Monti hizo construir una iglesia en una pequeña ciudad en el sur del país y que será consagrada este viernes. Otra de las iniciativas contempla dar becas a jóvenes estudiantes. El Pontífice saludó uno a uno a los familiares diciéndoles una palabra de consuelo.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário