sexta-feira, 20 de janeiro de 2017

Los fisioterapeutas andaluces rechazan el reiki

El Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía ha denunciado que desde el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga) se están llevando a cabo procesos de derivación de pacientes afectados de dolor crónico a terapias como el reiki, que para el colectivo profesional carece de «evidencia científica» al considerarse, aseguran, por la comunidad científica, como «terapia placebo».

Así se lo han hecho llegar a la gerencia del centro hospitalario mediante un escrito en el que el presidente de los fisioterapeutas andaluces, Miguel Villafaina, lamenta que «se derive a pacientes a terapias que no han demostrado su eficacia y que están fuera del sistema público de salud». Lo cuenta Mónica Pérez en el diario Sur.

El colectivo añade que el caso cobra mayor relevancia si se tiene en cuenta que, según un reciente informe del sindicato Comisiones Obreras, la provincia de Málaga es «la que menos profesionales fisioterapeutas tiene de toda Andalucía en la sanidad pública, mientras la lista de espera está de media, en un año». «Resulta muy preocupante que mientras desde un hospital público se fomenta este tipo de pseudociencias, no se facilite a los usuarios servicios altamente demandados como los de fisioterapia por la escasez de profesionales en la actual plantilla del SAS», apunta Miguel Villafaina.

Estudios sobre el reiki

El reiki es una terapia desarrollada por el japonés Mikao Usui a principios del siglo XX que consiste en transmitir la “energía universal” a través de las manos. ¿Es efectiva realmente? Es lo que precisamente quieren averiguar los profesionales del Hospital Costa del Sol que actualmente están llevando a cabo un estudio de investigación en este sentido.

Según indicaron fuentes del centro hospitalario, se está desarrollando en la Unidad del Dolor un estudio, limitado en el tiempo «y a un reducido número de pacientes», que tiene como objetivo «determinar si la terapia reiki tiene efecto sobre el nivel de confort en pacientes con dolor crónico, añadido a la terapia convencional». Este estudio, aseguran, ha sido aprobado previamente por el Comité de Ética de Investigación.

Desde el hospital dicen no entender las críticas y el malestar del Colegio de Fisioterapeutas ante un estudio de investigación que además cuenta con respaldo del citado comité. Al mismo tiempo quieren dar a conocer que el Hospital Costa del Sol «no tiene ni ha tenido en su cartera de servicios las técnicas del reiki».

Polémica por una derivación

Tal vez el desarrollo de este estudio pudiera haber provocado las quejas de usuarios y profesionales vertidas en redes sociales y de las que se ha hecho eco el colegio profesional, tal y como reconocen en su escrito asegurando que han tenido noticias de «esta situación a raíz de la denuncia en redes sociales de usuarios y profesionales del Hospital Costa del Sol, en la que se alertaba de la existencia de un informe de consultas externas del citado hospital en el que se derivaba a una paciente con dolor generalizado y con diagnóstico de fibromialgia, osteoartrosis generalizada y síndrome ansiosodepresivo a terapia reiki» (presentamos el informe más abajo).

En cualquier caso, los fisioterapeutas rechazan esta práctica y alertan de que este tipo de «terapias placebo pueden acarrear importantes perjuicios para la salud de los pacientes o, cuanto menos, no aportar absolutamente nada en el proceso de recuperación que precisan por su dolencia».

Los obispos de EE.UU. y el discernimiento científico

Como ya señalaban en el año 2009 en su documento sobre el reiki los obispos de los EE.UU. (en concreto su Comité Doctrinal), “hay algunos practicantes de reiki, sobre todo enfermeras, que intentan acercarse al reiki como un mero medio natural de curación. Pero si se considera como un medio natural de curación, el reiki pasa a ser evaluado bajo los parámetros de las ciencias naturales”. Reconocen que “es cierto que puede haber medios de curación natural que no hayan sido entendidos o reconocidos por la ciencia”.

Sin embargo, subrayan, “la ciencia es la que proporciona los criterios fundamentales para juzgar si alguien se debe confiar o no a un medio natural de curación en concreto”. Continúan su razonamiento diciendo que “juzgado de acuerdo con estos parámetros, el reiki carece de credibilidad científica. No ha sido aceptado por las comunidades científicas y médicas como una terapia efectiva. Faltan estudios científicos acreditados que atestigüen la eficacia del reiki, así como la explicación científica plausible de cómo podría posiblemente ser eficaz”.

“La explicación de la eficacia del reiki depende enteramente de una cosmovisión particular que ve el mundo como permeado por esta ‘energía vital universal’ (reiki) que está sujeta a la manipulación por el pensamiento y la voluntad humanos. Los practicantes de reiki afirman que su capacitación les permite canalizar la ‘energía vital universal’ que está presente en todas las cosas. Sin embargo, esta ‘energía vital universal’ es desconocida para la ciencia natural”.

Un informe real

Por si quedara alguna duda sobre la veracidad de lo denunciado en las redes sociales, hemos reproducido en el blog de la RIES en el portal InfoCatólica un fragmento del informe médico donde se deriva a una paciente a la pseudoterapia reiki, lo que ha motivado la reacción del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía: enlace.

FUENTE: Sur

in



Sem comentários:

Enviar um comentário