segunda-feira, 30 de janeiro de 2017

Francia dedica una plaza a Jacques Hamel, el sacerdote degollado mientras celebraba misa

Jacques Hamel
En Ermont, en las inmediaciones de París

"Un testimonio de diálogo entre las religiones"
Redacción, 26 de enero de 2017 a las 11:15

El padre Jacques Hamel
Una multitud conmovida tomó parte el domingo pasado, en la ciudad de Ermont, en la ceremonia de inauguración de la "Plaza padre Jacques Hamel", el sacerdote de 86 años asesinado el 26 de julio de 2016, por dos jóvenes extremistas islámicos mientras celebraba misa en la iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray, cercana a Rouen.

El municipio de Ermont, a pocos kilómetros de París, al dedicarle una plaza ha querido rendir homenaje a un hombre de reconocida bondad, de gran carisma y a un fiel servidor de la Iglesia.

En la ceremonia -refiere la web de Leparisien.fr- estaban presentes diversos representantes de las comunidades religiosas de la ciudad, así como amigos y familiares. El senador Hugues Portelli, ex alcalde de Ermont, ha recordado: "Esta plaza que se encuentra justamente delante del centro parroquial Juan Pablo II, no tenía un nombre. Aquí además de reunirse la comunidad católica de la ciudad, se realizan encuentros ecuménicos. Por lo tanto tenía sentido dedicársela justamente a él".

Al rendirle homenaje al padre Jacques, el senador lo recordó como un verdadero "mártir de la fe, asesinado por terroristas islámicos mientras celebraba la eucaristía". El padre Hamel ha sido y hoy lo es aún más, "un testimonio de diálogo" entre las religiones y entre las diferentes comunidades en su parroquia cercana a Rouen.

El papa Francisco encontrando al arzobispo de Rouen, Mons. Dominique Lebrun, en ocasión de la misa en memoria del sacerdote asesinado, celebrada el 14 de septiembre de 2016 en el Vaticano, le había dicho: "Expón la foto de Hamel porque él ahora es un beato. Y si te dicen que no se puede, responde que te ha autorizado el Papa".

(RD/Zenit)


in



Sem comentários:

Enviar um comentário