quarta-feira, 30 de novembro de 2016

Lidl saluda la Navidad con un anuncio de sugerente final sobre la pervivencia del vínculo familiar

Logrado encaje de todos los sentimientos navideños

El reencuentro: uno de los instantes más alegres del año en muchos hogares tiene lugar en Navidad.

ReL  30 noviembre 2016

La cadena de supermercados Lidl encargó su anuncio navideño a la productora neoyorquina Antidote Films, y el resultado fue Homecoming [Vover a casa], un spot dirigido por Henry Mason que condensa en un minuto todos los sentimientos tradicionalmente asociados a ese periodo del año.

Cuenta la cena de Nochebuena de una familia en ausencia de la madre, fallecida quizá no recientemente (no hay elementos de especial dramatismo que sugieran que se trata de la primera Navidad sin ella), pero muy presente en el recuerdo de su marido.

Las tradiciones navideñas (árbol y belén), muy presentes en el reencuentro de toda la familia bajo el recuerdo de lo que fueron en tiempos en el viejo hogar, con la madre presente.
En el comercial se mezclan la alegría de la celebración y el reencuentro con la evocación y la nostalgia de pretéritas reuniones en el viejo hogar familiar.

Y con una insuperable escena final que expresa la continuidad de la familia en las nuevas generaciones:


El anuncio escoge como música todo un clásico: Have yourself a merry little Christmas, que Judy Garland interpretó en 1944 en Cita en St Louis, uno de los mejores musicales de la historia del cine. La canción expresa el deseo de una Nochebuena donde no haya nadie a quien echar de menos: "Como en los viejos tiempos, como en los felices días dorados del ayer, pronto estaremos juntos de nuevo si el cielo lo permite".


in



Sem comentários:

Enviar um comentário