quarta-feira, 30 de novembro de 2016

Francisco subraya la necesidad de encontrar de nuevo el sentido de la política

El Santo Padre recibe a los participantes de la peregrinación de políticos franceses elegidos en la región de Rhône –Alpes


El Papa Francisco © Servicio Fotográfico - Osservatore Romano
El Papa Francisco © Servicio Fotográfico - Osservatore Romano
(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco ha recibido esta mañana, antes de la audiencia general, a los participantes de la peregrinación de políticos franceses elegidos en la región de Rhône –Alpes, acompañados por el cardenal Philippe Barbarin y los obispos de la provincia de Lyon. 

En el discurso que les ha dirigido, el Santo Padre ha observado que en el actual contexto internacional, marcado por frustraciones y miedos, intensificados por los atentados y la ciega violencia que han desgarrado tan profundamente este país, “es muy importante buscar y desarrollar el sentido del bien común y del interés general”. De este modo ha subrayado, junto con los obispos de Francia, la necesidad “en un mundo que cambia, encontrar de nuevo el sentido de la política”. Al respecto, el Pontífice ha recordado que los prelados han hecho este documento y ha mencionado el de hace 20 años, Réhabiliter la politique”, que hizo mucho bien. Y ahora este, “que también hará bien”, ha asegurado. 

Por otro lado, el Santo Padre ha reconocido que la sociedad francesa es rica de potencialidades, de diversidades que están llamadas a convertirse en oportunidad, con la condición de que los valores republicanos de “libertad, igualdad y fraternidad” no se haga alarde solamente de ellos de forma ilusoria, sino que sean profundizados y comprendidos en relación con su verdadero fundamento, que es trascendente. 

Por otro lado, ha advertido que está plenamente en juego un verdadero debate sobre “valores y orientaciones reconocidas comunes a todos”. A este debate, los cristianos están llamados a participar con los creyentes de otras religiones y todos los hombres de buena voluntad, también no creyentes, “para promover el crecimiento de un mundo mejor”, ha señalado. 

En este sentido, el Pontífice ha aseverado que la búsqueda del bien común que les anima, les conduzca a “escuchar con particular atención a todas las personas en condiciones de precariedad” sin olvidar a los migrantes que han huido de sus países por culpa de la guerra, la miseria o la violencia. Así, ha reconocido el Papa a los presentes, en el ejercicio de su responsabilidad, podrán “contribuir a la edificación de una sociedad más justa y más humana, de una sociedad acogedora y fraterna”. 

in



Sem comentários:

Enviar um comentário