domingo, 6 de novembro de 2016

Francisco saluda la entrada en vigor del Tratado de París sobre el clima

El Papa en el ángelus asegura que este tratado demuestra que la humanidad tiene capacidad para colaborar con la defensa del creado


Planta de producción eléctrica y la polución que produce (Wiki commons pd)Planta de producción eléctrica y la polución que produce (Wiki commons pd)
Planta de producción eléctrica y la polución que produce (Wiki commons pd)

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco después de rezar la oración del ángelus este domingo ante los miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro, recordó que “dos días atrás entró en vigor el Acuerdo de París sobre el clima del planeta”, y consideró que “este importante paso adelante demuestra que la humanidad tiene la capacidad de colaborar para proteger lo que ha sido creado”. Por ello debe “poner la economía al servicio de las personas y construir la paz y la justicia”.

El Santo Padre añadió que mañana en Marrakech, en Marruecos inicia “una nueva sesión de la Conferencia sobre el clima, finalizada además para la actuación de tal acuerdo”.

“Deseo que todo este proceso –concluyó el Papa– pueda ser guiado por la conciencia de nuestra responsabilidad en la custodia de la casa común”.

El Acuerdo de París es el primer tratado universal de lucha contra el cambio climático, el cual ha entrado en vigor solamente once meses después de su aprobación en diciembre de 2015 por 195 países y la UE.

Los países que han ratificado hasta ahora el Acuerdo de París son 93, de los cuales 11 de la UE. Ellos suman casi el 66 por ciento de las emisiones globales del efecto invernadero.

Las mayores tasas de polución corresponden a China (20,09 por ciento), Estados Unidos (17,89 por ciento), India (4,10 por ciento), Alemania (2,56 por ciento), Brasil (2,48 por ciento), México (1,70 por ciento), Indonesia (1,49 por ciento), Sudáfrica (1,46 por ciento) y Ucrania (1,04por ciento).

El tratado de París fija un límite a las emisiones de gases contaminantes, en particular al dióxido de carbono (CO2); y establece una financiación a los países menos desarrollados para que puedan adaptarse. Serán destinados 100.000 millones de dólares anuales desde 2020 hasta 2025, cuando los países desarrollados establecerán un nuevo sistema de financiación.

El acuerdo quiere lograr que la temperatura media del planeta en 2100 no supere los 2ºC con respecto a los niveles preindustriales; pero señala un ideal de incremento medio menor a 1,5 ºC. Entretanto con la tendencia actual el incremento de la temperatura media para 2100 estaría entre 2,7ºC y 3,5ºC.


in



Sem comentários:

Enviar um comentário