quarta-feira, 9 de novembro de 2016

El Jubileo de los ‘sin techo’ en Roma para poner la caridad en el centro

Carlo Santoro de la Comunidad de San Egidio explica en rueda de prensa esta iniciativa


Carlos Santoro de la Comunidad de San Egidio (Foto ZENIT cc)
Carlos Santoro de la Comunidad de San Egidio (Foto ZENIT cc)
(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- Este fin de semana, del viernes 11 al domingo 13 es el Jubileo de las personas sin hogar. Participarán miles de personas que vivieron o que viven en la calle, que llegarán desde varios países de Europa, además de Italia y los que viven en Roma.

El evento está organizado por varias asociaciones, entre las cuales ‘Fratello’ que trabaja con personas en situación de exclusión. También participa la comunidad de San Egidio: “Hemos invitado a participar en el evento a muchas de esas personas que viven en Roma, en las inmediaciones de San Pedro y de las estaciones de tren de Tiburtina y Termini” indicó hoy martes en una rueda de prensa Carlo Santoro, que se ocupa de este sector. Y añadió: “son los ‘descartados’ a los cuales Francisco se refiere con frecuencia”.

A los periodistas que se encontraban en la sala de prensa del Vaticano, Santoro indicó la intención de que con este evento, parte del Jubileo de la Misericordia, “se cree una actitud de misericordia hacia los pobres”.

El viernes hacia el medio día el papa Francisco les dedicará una catequesis en el Aula Pablo VI del Vaticano, en la cual habrá también testimonios y animación. El domingo 13 el Santo Padre celebrará la santa misa en la basílica de San Pedro. Además el sábado por la tarde se realizará una vigilia de oración y procesión con velas organizada por el cardenal arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin.

El miembro de San Egidio señaló además que “siendo amigos de los pobres descubrimos cómo se asemejan a nosotros y lo fácil que es volverse pobre”. Y precisó que es necesario cambiar la mentalidad de esta ciudad, particularmente en el Jubileo de la Misericordia.

“No sabemos cuántos participarán -dijo- porque las personas que viven por la calle son imprevisibles, incluso en los comedores cada día no sabemos cuántos vienen”. Otras fuentes en cambio calculan que serán al menos unos cinco mil.

Santoro invitó a que “la asistencia sea vista no tanto como un tema sociológico sino como una invitación que deriva del Evangelio”. Asimismo aseguró que en los últimos años, con Francisco que habla sobre los pobres “hemos visto cada vez a más personas que se acercan a quienes están por la calle, un fenómeno que está creciendo, una onda buena que ha llegado del Papa, relacionado con poner a los pobres en el centro de la caridad y de la Iglesia”.

En este sentido aseguró que “la respuesta que he visto es muy positiva”. Como los gestos de organizar en el Vaticano las duchas, un centro médico, un pequeño dormitorio, una barbería. Mirarles en los ojos y ayudarles.

Por lo que se refiere a los migrantes, aseguró que en el centro está el valor de la solidaridad y la acogida y señaló que “la experiencia de los corredores humanitarios ha sido la de quitar estas personas a los traficantes de seres humanos”.

También recordó que en Europa “el invierno es frío y se acerca, y estas personas necesitan una protección particular”, y que “ninguno de nosotros es tan pobre que no pueda hacer algo por los otros pobres”.


in


Sem comentários:

Enviar um comentário