quinta-feira, 17 de novembro de 2016

Colombia, diálogo entre el Gobierno y el ELN: los obispos acompañarán pero no serán mediadores

La sede de las negociaciones será en Quito. El ELN pidió la presencia de la Iglesia y el Gobierno la agradeció


Bandera del ELN
Bandera del ELN (Wiki commonsi)
(ZENIT – Roma).- El gobierno colombiano, a través de la la Comisión creada para negociar con el ELN, (Ejercito de Liberación Nacional), se reunió este miércoles 16 de noviembre, con los obispos encargados de acompañar el proceso de diálogo con este grupo guerrillero.

Lo informó la agencia Fides precisando que el responsable del grupo de negociación del gobierno, Juan Camilo Restrepo, ha dado a conocer los resultados de la primera reunión.

El primer punto ha sido sobre la elección de Quito, capital de Ecuador, como sede del diálogo. El segundo punto ha sido el agradecimiento por parte del gobierno a la Iglesia Católica por su disposición para la cooperación.

“La Conferencia Episcopal colombiana designó un grupo de obispos, cuyas sedes están en las zonas en donde tiene más presencia el ELN y ellos tienen la misión de ser una especie de acompañantes imparciales entre las dos partes que se van a sentar en la mesa de Quito” ha dicho Camilo Restrepo.

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, Mons. Luis Augusto Castro Quiroga, ha indicado que el papel de la iglesia católica en las conversaciones con el ELN será de acompañamiento y no de mediación:

Mons. Castro Quiroga tras el encuentro señaló que se ha estudiado “cómo va a ser la presencia de los obispos designados para los diálogos. Esa presencia fue solicitada por el ELN y con autorización del Gobierno”. Añadió que en la reunión se habló de la ayuda por parte de la Iglesia que no es ni negociadora, ni mediadora, ni facilitadora, sino que tiene una presencia discreta en la mesa de Quito”

A principios de octubre, el líder principal del ELN habían asegurado que el único objetivo de este grupo es el de lograr la paz en Colombia, por lo que habían establecido una serie de reuniones con el gobierno para decidir “cómo” y “cuándo”, con la condición de realizar antes reuniones privadas.

Luego, junto con el gobierno de Colombia, informó de la fase de diálogo público a finales de octubre, con la cooperación de las instituciones de la vida pública y política de Colombia, incluyendo la Iglesia Católica, que siempre había declarado su disponibilidad para esta participación. En los próximos días se hará pública la agenda de las reuniones públicas para abrir la mesa de diálogo en Quito.

in



Sem comentários:

Enviar um comentário