quinta-feira, 27 de outubro de 2016

El grupo de trabajo entre Vietnam y la Santa Sede celebran su sexto encuentro

Las dos partes han concordado mantener un diálogo constructivo, en un espíritu de buena voluntad con el fin de hacer crecer “la mutua comprensión y de promover ulteriormente las relaciones entre los dos países”



(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El grupo de trabajo conjunto entre Vietnam y la Santa Sede ha concluido hoy su sexto encuentro, iniciado hace dos días, el lunes 24 de octubre. La última reunión que habían celebrado fue en Hanoi, en septiembre de 2014. 

El encuentro fue presidido conjuntamente por Bui Thanh Son, viceministro permanente de Asuntos Exteriores, jefe de la delegación vietnamita; y por monseñor Antoine Camilleri, subsecretario para las relaciones con los Estados, jefe de la delegación de la Santa Sede. Ambas parte han tenido un “amplio y profundo” intercambio de puntos de vista sobre las relaciones Vietnam-Santa Sede, incluyendo las cuestiones relaciones con la Iglesia católica en Vietnam.

La parte vietnamita, explica el comunicado de prensa de la Santa Sede, ha subrayado tanto “la constante y concreta mejora en el plano legislativo y político en relación con la promoción y la proyección de la libertad de credo y de religión de los ciudadanos”, como el “aliento y la continua facilitación del compromiso activo de la Iglesia católica en la causa nacional del desarrollo socio-económico”.
Por otro lado, las Santa Sede “en el reafirmar la libertad de la Iglesia de llevar adelante su misión por el bien de toda la sociedad”, ha expresado “aprecio al Gobierno vietnamita” por la atención prestada a las necesidades de la Iglesia católica, como recientemente testimonian “la inauguración del Instituto Católico de Vietnam” y para “la asistencia en la organización de ceremonias y eventos eclesiales importantes”. 

Las dos parten han concordado que la Iglesia católica en Vietnam continuará inspirándose en el magisterio de la Iglesia sobre la práctica del “vivir el Evangelio dentro de la nación” y de ser, al mismo tiempo, “buenos católicos y buenos ciudadanos”. 

Reafirmando que el papa Francisco se interesa vivamente en el desarrollo de las relaciones Vietnam-Santa Sede, el Vaticano desea que “la Comunidad católica pueda continuar ofreciendo su preciosa contribución” colaborando con los otros actores en la sociedad vietnamita, y en acuerdo con las leyes pertinentes, para el desarrollo nacional y la promoción del bien común. 

Finalmente, las dos partes han concordado mantener un diálogo constructivo, en un espíritu de buena voluntad con el fin de hacer crecer “la mutua comprensión y de promover ulteriormente las relaciones entre los dos países”.  El próximo encuentro será en Hanoi y la fecha será fijada por canales diplomáticos. 



in



Sem comentários:

Enviar um comentário